Deportes

Champions League: el camino a Kiev recuerda a París

Treinta y siete años después, Real Madrid y Liverpool vuelve a cruzarse en una final de Champions League. ¿Cómo lo lograron?

Fuente: DefensaCentral.com

Por Bruno Sampieri C.

Miércoles 2 de mayo de 2018

A+ A-

Real Madrid y Liverpool serán los finalistas de la presente temporada de la Champions League, luego de eliminar al Bayern Múnich y a la Roma, respectivamente. El trayecto que debieron recorrer para llegar a Kiev, ciudad anfitriona del encuentro cúlmine, tuvo ingredientes sabrosos que le dieron un toque de mayor emoción y entretención a cada una de sus llaves.

De menos a más

Los merengues, a diferencia de lo que se esperaba tras el sorteo, no terminaron primeros en el grupo H. El sorprendente Tottenham cerró primero con 16 unidades, en segundo lugar quedó el Real Madrid con 13, tercero el Borussia Dortmund con dos (-6) y último el Apoel también con dos (-15). Ante los ingleses dejó puntos en el camino. Cayeron 3-1 en Wembley y empataron 1-1 en el Bernabéu.

En esta primera fase, Cristiano Ronaldo sumó nueve goles.

En octavos de final tuvieron un difícil sorteo, donde quedaron emparejados ante el Paris Saint Germain de Neymar, Cavani, Mbappé y compañía.

En el encuentro de ida, los franceses partieron ganando el España con el tanto de Adrien Rabiot, para su pesar, no pudieron manejar la ventaja y terminaron cayendo 3-1.  En la vuelta, apareció Cristiano Ronaldo con un salto mágico y posterior cabezazo que dejó sin resistencia a Areola, este pavimentó el camino para sellar el 5-2 final de la serie.

En cuartos se cruzaron ante la Juventus. En el primer partido, disputado en el Juventus Arena, los españoles parecía que cerraban la serie con un contundente 3-0, engalanada con una obra de arte de Cristiano Ronaldo.

La vuelta trajo ingredientes que la convirtieron en un partido de culto. Juventus logró ponerse 3-0 en el marcador y forzar (parcialmente) el alargue. Pero el final de la historia no estaba escrito. En la última jugada del partido, el árbitro cobró un dudoso penal de Mehdi Benatia contra Lucas Vásquez. Cristiano clavó un bombazo inatajable para Wojciech Szczesny (que entró en lugar de un Gianluigi Buffon que se fue expulsado por reclamar el penal) y le dio tanto de la clasificación a su equipo.

La semifinal conllevó un desafío aún mayor para el equipo de Zinedine Zidane: Bayern Múnich.

El denominado “clásico de Europa” estuvo a la altura de las expectativas. En la ida, los merengues estuvieron lejos de ser superiores en el encuentro, pero demostraron jerarquía. Marcelo y Asensio aprovecharon las pocas oportunidades que el Madrid generó, a esto se sumó un buen trabajo en defensa que decantó en el 2-1 para los españoles.

En Bernabéu, nuevamente los españoles tendrían problemas. Llegado el minuto 66, James Rodríguez (cedido desde el Real Madrid) pedía disculpas a la hinchada merengue tras anotar el 2-2 que dejaba a los alemanes a un gol de la final.

A pesar de lo mucho que bregó el conjunto alemán, no pudo volver a batir la portería de un Keylor Navas que tuvo dos intervenciones claves para asegurar el paso del Madrid a la final.

La (no) sorpresa

El Liverpool siempre ha sido un equipo de participaciones interesantes en las competiciones europeas, pero no era considerado como un favorito a llegar a la final, pensando en el poderío de equipos como el PSG, Barcelona y Manchester City, por nombrar algunos.

En la primera fase, terminaron primeros del grupo con 12 unidades, seguidos por el Sevilla (nueve puntos), Spartak Moscú (seis puntos) y Maribor (tres puntos). Terminaron invictos con tres triunfos y tres empates. Marcaron 23 goles, seis de ellos de Roberto Firmino y otros cinco de Mohammed Salah.

El haber terminado líderes de su zona les permitió quedar emparejados con un rival accesible en octavos de final: Porto, equipo que terminó segundo de su grupo con 10 unidades.

A pesar de ya no contar con Philippe Coutinho tras su transferencia al Barcelona, los reds no tuvieron mayores problemas para sellar su paso a la siguiente ronda. Golearon por 5-0 en Portugal y empataron 0-0 en Anfield Road.

En cuartos de final brindaron una de las grandes sorpresas de la competencia. Derrotaron por un global de 5-3 a un Manchester City, que solo había perdido dos partidos en toda la temporada (una de ellas contra el propio Liverpool). La figura de la serie fue Mohammed Salah, autor de dos tantos ante los citizens.

Con el envión anímico obtenido tras eliminar a uno de los grandes favoritos, llegaron a semifinales, donde se cruzaron ante la otra gran sorpresa de la presente edición de la Champions: Roma, verdugo del Barcelona tras una increíble remontada en el Olímpico.

El cruce entre italianos e ingleses fue otra de esas llaves que los hinchas recordarán por mucho tiempo.

La ida fue de locos. En el minuto 68, el equipo de Jürgen Klopp marcó el 5-0 en Anfield Road. A pesar de parecer que tenían todo controlado, los reds se durmieron cuatro minutos y permitieron que Edin Dzeko y Diego Perotti descontaran y, considerando lo que pasó ante el Barcelona, dejaran viva la llave.

En el Olímpico de Roma se vio otro gran encuentro. Pareció que el Liverpool tenía todo controlado tras marcar el 0-1 y posteriormente el 1-2, pero los italianos empujaron, lucharon y consiguieron ponerse 3-2 en el minuto 86. Radja Nainggolan, autor del tercer tanto de los romanos, volvió a marcar en el minuto 93’, pero fue demasiado tarde. El Liverpool terminó pasando a la final con un 7-6 de marcador global.

Duelos historias de Champions

Con esos antecedentes llegan el Real Madrid y el Liverpool a la final. Si nos vamos a los números, los merengues marcaron 23 goles durante la competencia, 15 de ellos obra de Cristiano Ronaldo y recibieron 15. Mientras que el Liverpool, de no mediar nada extraño, será el equipo más goleador del torneo. Marcaron 40 goles en los 12 partidos que disputaron, promediando 3,3 tantos por encuentro. Destacan los diez goles sumados por Mohammed Salah, otros diez de Roberto Firmino y nueve de Sadio Mané.

Los dos equipos tienen un laureado historial en competiciones europeas. El Real Madrid es el más ganador, con 12 Champions League, dos Copa UEFA/Europa League y cuatro Supercopas. Real Madrid es, a falta de ser campeón, el bicampeón vigente de la Champions (2016 y 2017), y en 2014 ya había ganado el mismo trofeo.

Por otra parte, el Liverpool es el cuarto club más títulos europeos: cinco Champions League, tres Copas UEFA/Europa League y tres Supercopa de la UEFA. En 2005 fue la última vez que obtuvo el trofeo de la Champions.

Y entre ellos el antecedente más destacado remonta a 1981, cuando se midieron en la entonces conocida como Copa de Europa (antecesora de la Champions League). El Parque de los Príncipes de París, Francia, fue testigo del gol de Alan Kennedy que le dio la victoria y la copa a los reds.

De ahí en más, el Real Madrid ganó las seis finales de Champions League que disputó, mientras que el Liverpool ganó dos y perdió otras dos finales.

El sábado 26 de mayo, en el Estadio Olímpico de Kiev, Ucrania, se volverán a encontrar en una final de Europa.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Deportes

Fuenzalida y La Roja: "Las decisiones que toma el entrenador me parecen correctas"

El "Chapa" analizó el presente de Rueda, alabó la nominación de Paredes y se refirió a las últimas dos fechas que le quedan a la UC.

Deportes

Los amistosos B de Chile en esta década

Haití, Zambia y Omán son algunos de los curiosos rivales que ha enfrentado la Roja desde 2010. ¿Cómo han sido los resultados?

Deportes

Christian Garín: 'Hasta abril tengo pensado jugar solo torneos ATP'

El tenista adelantó que la primera mitad del 2019 no contempla jugar más de un Challenger. "Voy con todo, no tengo nada que perder y mucho que ganar", dijo a PAUTA.

Deportes

"Estoy muy esperanzado de lo que se pueda hacer en el Mundial"

José Letelier, entrenador de la Roja Femenina, cree que su equipo tiene grandes posibilidades en el Mundial de Francia 2019.