Calidad de vida

La fe a distancia

La Pascua cristiana, la Pascua judía y Ramadán desde su hogar. Lecturas en familia, misas desde balcones y conexiones virtuales han surgido como respuesta al distanciamiento social provocado por la pandemia del Covid-19

Por Fernanda Valiente Deichler

Viernes 10 de abril de 2020

A+ A-

El encierro no solo detuvo el comercio sino también los centros de reuniones religiosas a los que normalmente asisten millones de fieles en distintas partes del mundo

Con el inicio de la Pascua judía (del 8 al 12 de abril) y la aproximación de la Pascua cristiana (12 de abril) y Ramadán (23 abril al 23 de mayo), tanto las autoridades religiosas como los creyentes tomaron diferentes medidas para resguardarse. 

Pascua cristiana

Sofía Fuentes (23) está en su segundo semestre de intercambio en Berlín. Si es que antes asistía a la Parroquia Sankt Canisius, a una distancia caminable desde el departamento que arrienda, hoy ve las misas diariamente por internet. Sin embargo, prefiere seguir a la que asistía en Chile, en vez de las opciones alemanas, por la dificultad del idioma. 

Parroquia Sankt Canisius en Berlín a la que asistía Fuentes (23)
Parroquia Sankt Canisius en Berlín a la que asistía Fuentes (23). Créditos foto: Sofía Fuentes

"Todos los años celebro la Pascua con mi papá yendo a misa. Después conversamos qué nos pareció. Él me cuenta cómo fue la prédica en Chile, porque acá me cuesta entenderla en alemán. Pero ahora que estamos obligados a hacerlo digital, estoy siguiendo full todo lo que haga la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de El Bosque. Por Instagram veo la misa, cuando hacen un rosario o una oración en la noche. Entonces ahora, para tener un ambiente de Pascua de Resurrección, me compré un Kinder Sorpresa. Hay misa todos los días a las 12 en Chile, que sería a las 6 pm acá en Alemania, que me queda perfecto", cuenta. 

Pese a que algunas comunidades no toman las medidas necesarias para prevenir el contagio del virus, el Papa Francisco celebró el Domingo de Ramos —la conmemoración de la entrada de Jesús a Jerusalén— sin público en la Basílica de San Pedro. El Vaticano canceló y pospuso procesiones e intercambios en ciudades españolas, en Perú, en Polonia y en Malasia.

Además, algunos sacerdotes celebraron la misa desde techos de iglesias para que fieles pudiesen observarlos desde sus balcones. 

Algunas catedrales hicieron transmisiones en vivo de las misas. 

La de Almudena de Madrid fue una de ellas. Además, canales de YouTube transmiten la Semana Santa en vivo.

De todos modos, algunas congregaciones intentaron innovar.

En Italia se difunde posicionar un crucifijo en una mesa en casa, una lámpara para ser encendida durante el Evangelio y un jarrón con la palma. Se propone que las oraciones del Evangelio sean leídas por un adulto y que uno de los niños encienda la lámpara. En Alemania, las campanas de los edificios de la Iglesia Católica y de la Iglesia Luterana sonaron al unísono el 5 de abril. En España surgió la iniciativa de colgar las palmas en los balcones

En una transmisión permanentemente en vivo, el propio Vaticano tiene abierto un canal YouTube en español donde se siguen las actividades del Papa Francisco. Por allí se transmitirán las misas de Semana Santa.

Además, la Iglesia Católica de Chile dispone en su página web de una lista con enlaces para seguir misas en distintas parroquias del país dedicadas al Vía Crucis, la Vigilia Pascual y el Domingo de Resurrección, entre otras.

Pascua judía

Como retrata Harriet Sherwood de The Guardian, en el caso británico algunos líderes temen que las comunidades judías ortodoxas no hayan captado el mensaje de aislamiento, debido a su falta de contacto con los medios y baja conexión a Internet.

El área de Stamford Hill en Londres ha sido el centro de atención donde tanto policías y vecinos voluntarios de judíos ortodoxos pasan con megáfonos para recordarles a las familias que permanezcan en casa. En la localidad cientos de personas han sido contagiadas por coronavirus y cinco han muerto, entre ellos un rabino líder.

Esto ocurre en un contexto en que las familias buscan comprar los alimentos esenciales para la Pascua judía —Pésaj o conmemoración de la liberación hebrea de la esclavitud en Egipto—, que comenzó el 8 de abril y se extenderá hasta el 16 del mismo mes.

Las Congregaciones Judías Ortodoxas de América se aliaron en la Unión Ortodoxa. Fundada en 1898 en Estados Unidos, la Unión Ortodoxa resolvió eliminar ciertas prácticas que conlleva agrupar muchas personas.

Como explicó vía electrónico a PAUTA la encargada de comunicaciones de esa agrupación, Ariella Steinreich, la organización más grande de sinagogas de Estados Unidos creó una sección en su página web dedicada a las últimas recomendaciones en torno al Covid-19 "dentro de los estándares prescritos por la comunidad rabina y el liderazgo médico"

Las precauciones fueron firmadas por el rabino Chaim Dovid Zweibel, vicepresidente ejecutivo de la organización religiosa Agudath Israel de América; el rabino Mendy Mirocznick, vicepresidente ejecutivo de la Alianza Rabínica de América; el presidente rabino Shmuel Blech y el copresidente rabino Moshe Zev Weisberg del Consejo Nacional del Joven Israel; el presidente Moishe Bane y el presidente ejecutivo Allen Fagin, de la Unión Ortodoxa; el presidente rabino Daniel Korobkin y el vicepresidente ejecutivo rabino Mark Dratch, del Consejo Rabínico de América

Se destacan cinco puntos de seguimiento: la celebración se debe hacer donde las personas se encuentren actualmente, no se debe pasear en puntos como plazas, se suspende el ritual que agrupa a 10 adolescentes y hombres para rezar (minyán), se deben disminuir al mínimo las compras y se suspende la práctica de quemar los restos de comida tras la finalización de la Pascua (chametz).

Pero otros rabinos, como el mexicano Tuvia Krawchik, líder de la sinagoga de la colonia Condesa de Ciudad de México difiere. Ve esta situación como una oportunidad para disfrutar la pascua original, en la verdadera intimidad familiar. 

La Comunidad Judía de Chile se unió a los mensajes de celebrar una Pascua diferente dadas las restricciones sanitarias.

Además, existen distintos símbolos y datos históricos sobre Pésaj que la comunidad israelí ha compartido en sus redes sociales.

Ramadán

El Ramadán corresponde al noveno mes del calendario musulmán y este período es especial porque, según esa fe, el profeta Mahoma recibió la primera revelación del Corán, el texto sagrado del Islam. Se prevé que en 2020 comience en la noche del jueves 23 de abril y termine al ocaso del sábado 23 de mayo.

Por un mes, los musulmanes ayunan desde la salida del sol hasta el anochecer, hora en la que festejan con grandes banquetes (el iftar) en familia. Y termina con la Fiesta del Ayuno.

Parte de los cinco pilares del Islam, Ramadán funciona como una purificación para potenciar la fuerza y la paciencia. En algunas partes del mundo, como Islandia, el desafío aumenta, porque el sol baja a las 11 pm y se levanta a las 4 am. De esta forma, los musulmanes en esta zona tienen solo un par de horas para comer y beber.

Con el cierre de mezquitas y sitios islámicos debido a la pandemia por Covid-19, Egipto fue el primer país árabe en suspender Ramadán. Es parte de las múltiples medidas que implementó su presidente, Abdelfatah-El Sisi, para evitar los contagios. Entre las otras, se suspendieron los vuelos internacionales, se impusieron toques de queda nocturnos, además de las suspensiones de rezos. 

Durante el período, mezquitas y musallas estarán cerradas. Las oraciones diarias de los musulmanes, siempre rezando en dirección a La Meca, se mantienen, solo que desde el hogar.

Por eso, este año los fieles llevarán la celebración a la casa. Entre las soluciones que han creado se encuentran plegarias online a través de conexiones con los miembros de la familia. Y a pesar de que algunos sufren el estrés del encierro, otros agradecen la experiencia para empatizar con el otro. 

Se pueden seguir las actividades y oraciones del Centro Islámico de Chile a través de su radio online.

Internacional

Especial coronavirus en PAUTA

Todas las noticias sobre el Covid-19, recomendaciones, mitos y su impacto a nivel nacional y mundial. Revisa este especial de PAUTA.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
Calidad de vida

El impacto emocional de la pandemia en las familias chilenas

''Este es el momento de la flexibilidad'', dice la sicóloga Claudia Cerfogli. ''El diálogo y los acuerdos son muy importantes'', añade la investigadora Daniela Valenzuela.

tipo de contenido
Calidad de vida

El desafío de la tercera edad para rebelarse contra sus enemigos y villanos

Las especialistas Ximena Abogabir y Macarena Rojas expusieron sobre cómo combatir los prejuicios y estereotipos sobre los adultos mayores, que suman tres millones en Chile.

<p>Uno de los proyectos de Patio Vivo.</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
Calidad de vida

El patio del recreo: el tercer educador

La directora de Fundación Patio Vivo, Ángela Ibáñez, habla de las enseñanzas que brinda un patio de recreo bien pensado y advierte sobre lo que los niños pierden sin poder jugar en ellos como consecuencia de la crisis sanitaria.

Calidad de vida

Los índices de contaminación bajan, pero ¿se mantendrán?

A raíz de las cuarentenas, producto del Covid-19, la contaminación se ha reducido a nível mundial. Autoridades ya trabajan en incentivos para mantener el positivo registro ambiental.