Calidad de vida

Las semillas de un parque nacional en la Región Metropolitana

A 70 km de Santiago hay 142.000 hectáreas donde la naturaleza se impuso a la ciudad. La campaña #QueremosParque busca convertirlo en el primer Parque Nacional de la región.

Anoka Climbing

Por Fernanda Monasterio Blanco

Jueves 18 de julio de 2019

A+ A-

Hoy en día, a lo largo de la extensa franja territorial que es Chile, existen en total 39 parques nacionales protegidos por la Corporación Nacional Forestal (Conaf). Mientras algunas regiones tienen el orgullo de poseer varios, como Aysén con cinco o La Araucanía con cuatro, la Región Metropolitana no cuenta actualmente con ningún espacio de esta categoría.

Los habitantes metropolitanos sí tienen tres emblemas de la naturaleza:

Están bajo el cuidado de la Conaf, pero ninguno está categorizado como "Parque Nacional".

El Seremi de Medio Ambiente de la Región Metropolitana, Diego Riveaux, explica que la diferencia entre las categorías de parque, reserva o monumento tiene que ver con los niveles de conservación. Más que implicar una superioridad de uno por sobre otro, se busca adaptar el tipo de protección a lo que dicho territorio requiere.

"De estas tres, la menos estricta es la reserva. En un parque nacional no se permite el aprovechamiento de recursos naturales, en cambio en una reserva se puede hacer con un manejo regulado", describe Riveaux a PAUTA.

Por eso la meta que persigue desde abril la campaña #QueremosParque es clara: juntar 142.000 firmas para proteger 142.000 hectáreas naturales ubicadas a solo 70 kilómetros de Santiago, las cuales actualmente son de propiedad pública, pero que la Fundación Plantae y Acceso Panam aspiran a proteger mediante la categoría de "parque nacional".

Fueron necesarios menos de dos meses para que la campaña alcanzara su principal objetivo, y actualmente hay más de 185.100 personas que han firmado el petitorio a través del sitio web www.queremosparque.cl.

Apoyo parlamentario

Hace solo unos días 22 senadores presentaron un proyecto de acuerdo donde se le solicita al Presidente Sebastián Piñera que acoja la inquietud de la ciudadanía sobre la creación de este parque nacional, entregando así una señal de liderazgo en la COP 25 sobre calentamiento global.

Revise el proyecto de acuerdo a continuación:

Los colores políticos no fueron un impedimento para que el misceláneo grupo de senadores decidiera poner sus respectivas firmas en el documento. Guido Girardi (PPD) señaló a La Tercera que los parques son algo urgente, y que este en particular debiera ser, más que el punto de llegada, el punto de partida.

Francisco Chahuán (RN), quien también firmó el documento, dice a PAUTA que acciones como esta lo que finalmente logran hacer en forjar iconos que perduran más allá del tiempo. "Creemos, sin lugar a dudas, que el combate al cambio climático […] debe reflejarse también en la necesidad de generar verdaderos pulmones verdes", plantea.

Además, este terreno contiene cerca del 50% de las reservas de agua de la cuenca de Santiago y alberga más de 300 glaciares, que cubren aproximadamente 20.000 hectáreas. Es precisamente este punto uno de los fundamentales y que llevaron también al senador Juan Ignacio Latorre (RD) a firmar a favor del proyecto, como cuenta a este medio.

Los inicios de la campaña

Según indica el director ejecutivo de la Fundación Plantae, Javier Salvatierra, el territorio en cuestión fue recientemente devuelto por el Ejército al Ministerio de Bienes Nacionales. "Tenemos una oportunidad única en la zona central de Chile de hacer un parque nacional", señala Salvatierra. "Son 142.000 hectáreas que son de todos nosotros", agrega.

La cantidad de zonas que se encuentran protegidas, entre las regiones de Coquimbo y Biobío, no alcanzan a cubrir el 1,5% de dicho territorio.

La motivación por proteger estos espacios surgió en gran medida en la sociedad civil: desde un grupo de amigos amantes de la montaña que vieron en la devolución de estos terrenos una oportunidad para proteger y salvaguardar un bien que es de todos los chilenos. Allí se sumaron Acceso Panam y Plantae, dos fundaciones que, según explica Pilar Valenzuela, coordinadora de la campaña, tienen como principal motivación trabajar por abrir el acceso a las montañas.

Un espacio necesario

"Un parque realmente atractivo, que pueda ser un foco de turismo y de conservación, requiere un cierto tamaño. Tú no puedes mantener animales grandes en una reserva pequeñita", explica Valenzuela en Voces de la Gran Ciudad.

En materia de biodiversidad, el territorio que se busca proteger alberga 233 especies de flora y 135 especies animales, entre los cuales se encuentran, por ejemplo, los guanacos silvestres que están volviendo a poblar la zona. "Este espacio es suficientemente grande para poder albergar las características que un parque nacional, que ofrezca varias posibilidades", agrega.

Además, este espacio que se extiende a 70 kilómetros de Santiago, por el Cajón del Río Maipo en los valles de los ríos Colorado y Olivares, no solo cuenta con los glaciares y biodiversidad ya mencionados. La zona posee también cuatro cumbres de más de 6.000 metros de altitud, y al menos 28 cumbres de más de 5.000 metros. Un destino ideal para los ruteros y montañistas a pocas horas de Santiago.