Ciencia y Tecnología

La hidroxicloroquina y la necesidad del rigor científico en la emergencia

''No se puede sacrificar nunca el rigor de la investigación en nombre de una urgencia'', comenta en Pauta Final Bernardita Araya, doctora en Biotecnología.

Miércoles 10 de junio de 2020

A+ A-

En su columna semanal en Pauta Final, de Radio PAUTA, la directora ejecutiva de HubTec, Bernardita Araya, explicó el problema que generó la publicación de un estudio sobre los efectos de la hidroxicloroquina (medicamento que podría combatir el coronavirus) que llevó a la OMS a reanudar los estudios sobre este principio activo.

Ciencia y Tecnología

El gobierno francés pide explicaciones a The Lancet por un estudio sobre la hidroxicloroquina

La investigación, ahora cuestionada, asociaba el uso de este medicamento con un mayor riesgo de muerte.

"No se puede sacrificar nunca el rigor de la investigación en nombre de una urgencia. Aquí tenemos que tener paciencia los científicos, es mejor esperar para tener resultados contundentes", sostuvo. "Cualquier estudio que se base en datos falsos puede ser tremendamente perjudicial para la salud humana".

A+ A-

Relacionados

tipo de contenido
tipo de contenido
Ciencia y Tecnología

Las cifras indispensables de la expansión del coronavirus

El brote en Chile comenzó el 3 de marzo. El virus corre con rapidez. Revise aquí diariamente la situación general de casos.

tipo de contenido
tipo de contenido
Ciencia y Tecnología

Oxford y AstraZeneca revelan sus resultados de eficacia y su ventaja de almacenamiento

Aunque parece inferior en efectividad a las propuestas de Pfizer y Moderna, su cadena logística sería superior.

tipo de contenido
tipo de contenido
Ciencia y Tecnología

"The Social Dilemma" destapó el debate: cuál es el límite ético de la neurotecnología

PAUTA habló con expertos mundiales en la materia. Chile está entre los países pioneros del mundo en leyes de neuroprotección.

tipo de contenido
Ciencia y Tecnología

Pfizer solicita la aprobación de emergencia de su vacuna

El fabricante norteamericano y su socio alemán BioNTech son los primeros en pedir la autorización para iniciarlas inoculaciones masivas contra el Covid-19.