Ciencia y Tecnología

Sammy Basso: la historia del científico que trabaja para frenar su enfermedad.

A sus 23 años trabaja para encontrar una cura al síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford que provoca un envejecimiento acelerado en el cuerpo.

Viernes 22 de febrero de 2019

A+ A-

El analista internacional John Müller comenta en Primera Pauta la investigación donde se editaron genéticamente ratones. Con esa iniciativa, el científico Sammy Basso y el bioquímico español Carlos López Otín buscaron frenar el avance del síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford, enfermedad que produce un envejecimiento acelerado y que Sammy Basso padece.

"Su esperanza de vida eran 13 años. Él ha vivido 10 años más de lo que han dicho los médicos en su momento […] lo que dice es que la investigación que está llevando a cabo es absolutamente increíble para él y para todas las personas que padecen de su enfermedad", cuenta Müller. 

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
tipo de contenido
Ciencia y Tecnología

¿Cuánta gente se ha vacunado en Chile y el mundo?

En Chile, el 91,22% de la población objetivo está completamente inmunizada. Revise aquí la situación nacional e internacional de este proceso.

tipo de contenido
tipo de contenido
Ciencia y Tecnología

Balance diario covid-19: Chile reporta 1.517 casos y 30 fallecidos

El Ministerio de Salud informó de un 2,39% de positividad en las últimas 24 horas. Revise aquí diariamente la situación nacional e internacional de la pandemia.

tipo de contenido
tipo de contenido
Ciencia y Tecnología

Científica Susan Bueno: "En Chile se ha demostrado que la dosis de refuerzo tiene un efecto"

Ante la llegada de ómicron, la investigadora del IMII señala que "contaríamos con una inmunidad celular para defendernos mejor".

tipo de contenido
Ciencia y Tecnología

Lo que se sabe de la variante ómicron recién detectada en Chile

Posee más de 30 mutaciones desde la cepa original y se expande rápido por el mundo. Un extranjero proveniente de Ghana que reside en San Felipe fue el primer caso local.