Crónica

Los costos que podría asumir La Moneda luego del 8M

Analistas advierten que el gobierno no ha logrado explicar bien su adhesión al movimiento, pero su rechazo a la huelga. Críticos de Piñera hablan de un endurecimiento de su posición, sin la sintonía que sí tuvo con el movimiento el año pasado.

Agencia Uno

Por Catalina Batarce L.

Viernes 8 de Marzo de 2019

A+ A-

Las críticas del gobierno a la huelga feminista, y el hecho de que hablaran de que las demandas estaban siendo capturadas por la oposición con el fin de enfrentar a la administración de Sebastián Piñera, tensionaron las jornadas previas al Día Internacional de la Mujer.

Quien activó el debate en torno a la materia fue la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, quien al ser consultada por T13 Radio sobre la paralización convocada por la Coordinadora Feminista 8M, sostuvo que "pareciera ser una plataforma más bien de articulación de un sector de la oposición frente al gobierno del Presidente Piñera, por una parte, y de articulación de una agenda política que excede los temas de la mujer".

Sus palabras generaron críticas desde diferentes sectores, e incluso llevaron a Evópoli y a la UDI a instar al gobierno a "no enfrentarse" con el movimiento feminista y a cuidar la autonomía de este. Aquello, pues podría ir aparejado de ciertos costos.

Cristóbal Portales, director del Magíster en Comunicación Estratégica de la Universidad Adolfo Ibáñez, asegura que la postura adoptada por la actual administración puede tener consecuencias. Afirma que cualquier intento por "monopolizar" o "pseudo censurar" manifestaciones ciudadanas, ya sean feministas o de otras características, "son bastante mal vistas por la opinión pública".

Esto, porque a pesar de las críticas, desde La Moneda se mantuvieron distantes del movimiento, insistiendo a lo largo de la semana previa al 8 de marzo que el camino de la movilización no podía ir de la mano a un llamado a huelga. En palabras del Mandatario, esta no se justificaba porque su mandato recogía parte del petitorio.

"Resta más que suma la posición que adopta el gobierno. Lo que uno desearía es que se invite a que la sociedad civil, las mujeres, se pueda manifestar libremente. Eso es parte de una democracia sana. Si se trata de establecer una suerte de censura, los resultados solamente pueden ser negativos", sostiene Portales en conversación con PAUTA.

La jefa de programa del Diplomado en Comunicación Corporativa y secretaria académica de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica, Claudia Labarca, plantea que, ante este escenario, lo que más llama la atención es la diferencia que muestra el Presidente respecto de lo que fue su postura en 2018. "Este endurecimiento de la postura es desconcertante", manifiesta, agregando que la forma en que está disponiendo el discurso no está cumpliendo los efectos deseados. Como detalla, Piñera ha intentado explicar sin éxito que está a favor de las manifestaciones y de parte de las demandas del movimiento, pues el mensaje se ha centrado en que condenan la realización de una gran huelga nacional.

Si bien Labarca considera que durante el año pasado "lo hicieron bastante bien al tomar el tema de la mujer como algo transversal", ahora cree que comenten el error de atribuírselo a un sector. "Dejan entrever que están intentando vincular el concepto feminismo a la izquierda. Eso es un error, porque la reivindicación sobrepasa los límites de derecha-izquierda. Confunden la estrategia, porque no pueden intentar politizar algo que afecta a la mitad de la población de Chile", explica.

Visión de diputadas

La diputada Ximena Ossandón (RN) comparte el diagnóstico de que hay profundas injusticias con las mujeres que deben ser reparadas. Su postura, eso sí, es que se debe trabajar en conjunto con el gobierno, aprovechando que, a su juicio, este ha impulsado una importante agenda pro-mujer.

En ese sentido, entiende que el Presidente Piñera no justifique la huelga como un medio para avanzar en la materia. Para ella, hay que unir fuerzas. "En lugar de decir, sigamos adelante, apoyémonos, vamos con más proyectos de ley, se trata de seguir llevando el tema fuera de La Moneda y eso yo creo que es una lesera […] Hacer de esto una guerra es absolutamente absurdo", sincera.

Desde Revolución Democrática creen que el Mandatario ha asumido una postura de oposición al movimiento feminista, donde ha tratado de "dar pauta" de los lineamientos que se deben seguir para expresarse. Así lo piensa la diputada Gael Yeomans. Su evaluación es que Piñera ha intentado quitar legitimidad al movimiento.

La Moneda, para Yeomans, no puede oponerse a la realización de una huelga, pues esta ha sido la "herramienta histórica" que han tenido para expresarse y tener avances concretos, no solo en Chile, sino que en todo el mundo. "Esto le genera mucho daño, porque quienes están levantando el movimiento son mujeres comunes y corrientes, que lo que quieren es tener igual condición de derecho que los hombres", argumenta.

La diputada justifica esta huelga a pesar de que el gobierno muestra un avance de 56% en su programa de equidad de género, según lo demuestra el estudio "Del dicho al hecho" de la Fundación Ciudadanía Inteligente.

Riesgos y errores del movimiento

Para Portales, sin embargo, las faltas y costos no deberían ser atribuidas solo a La Moneda. Según su análisis, el no aterrizar algunas de las posturas a la realidad nacional, podría pasarle la cuenta al movimiento feminista. "El desafío en términos comunicacionales, tiene que ver con cómo bajan ciertos códigos a un lenguaje local. También en si logran plantear demandas simples, pues en la medida que las hacen más sofisticadas, la posibilidad del éxito se aleja", asegura. Advierte en el riesgo de "caer en maximalismos", y el tratar de instaurar una "dictadura feminista" podría jugar en contra. De acuerdo con su planteamiento, si se comienza a percibir una sobre ideologización en la materia, el movimiento finalmente podrían perder peso, corriendo el riesgo de "caer en una cierta caricaturización".

Sin embargo, Labarca no concuerda con este razonamiento. "El 8M es un movimiento ciudadano que agrupa a una gran variedad de mujeres y cuando tú agrupas asociaciones, puntos de vista que lo tienen en común son pilares, pero que difieren bastante, lo que tu quieres lograr es notoriedad", rebate.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Crónica

Felipe Alessandri y eje Alameda-Providencia: "No era el mejor proyecto"

El alcalde de Santiago aseguró que el proyecto para remodelar el eje Alameda-Providencia no cuenta con los recursos para ser rediseñado y afirmó que control preventivo de identidad "va en la línea correcta".

Crónica

José Andrés Murillo y cambios en la Iglesia: "Llegan tarde y van a seguir llegando tarde"

Además, respecto a los últimos casos de abusos sexuales conocidos en el Colegio San Ignacio y cometidos por un menor de edad, el director de la Fundación para la Confianza dijo que "no hay abuso fuera de un contexto abusivo".

Crónica

Las cinco razones de Bermúdez para que la Contraloría tenga dirección unipersonal

Frente al Presidente Piñera, el contralor pidió respetar el "ADN" de la institución, que incluye su independencia.

Crónica

Tratamientos de fertilidad al alcance de pacientes de Fonasa

Fertilización in vitro, congelamiento de embriones y otros tratamientos de alta complejidad podrán ser recibidos desde mayo por parejas que pertenezcan a la red Fonasa.