Deportes

¿De qué planeta viniste, Cristiano?

El ganador de cinco Champions League, tres FIFA The Best, cinco balones de oro, máximo goleador del Real Madrid y de la selección de Portugal cumplió 34 años este 5 de febrero. Y acá contamos su historia.

Por Francisca Vargas D.

Martes 5 de febrero de 2019

A+ A-

La escena es así: un niño se sienta en el piso, al lado de una cancha de su barrio en el archipiélago atlántico de Madeira, Portugal. Junto a él está una soga que une dos árboles y funciona como un arco de fútbol. De su morral saca un libro que parece usado. Lo pidió prestado. En sus páginas encuentra palabras que piensa son parte del vocabulario que enseñan en la escuela. Es un diccionario. Cuenta las letras del abecedario que se sabe, llegando a la 22. No recuerda más que hasta la letra u. 

Al azar pasa las hojas y posiciona su dedo diminuto sobre una de las palabras. Abre los ojos, y con el esfuerzo propio de quien hace unos días aprendió a leer, logra unir las letras que forman la palabra señalada: “único”. ¿Qué significa? Solo y sin otro de su especie. Extraordinario. Excelente.

Justo cuando termina la lectura escucha que su madre lo llama. "Cristiano", le grita. Él se para y sacude sus medias grises, que fueron alguna vez blancas, pero que la falta de dinero y el exceso de uso condenó a un color más parduzco permanente, se acomoda la camiseta que lleva el número 10 (el mismo de Rui Costa y Luis Figo, leyendas portuguesas) y limpia con todas sus fuerzas el balón. Ese mismo que le habían dicho no debía mancharse.

De nombre religioso, nunca se sintió un fiel más. En su país, desde el 5 de febrero de 1985, se declararon inexistentes los cristianos para darle paso a una especie única. Le decían que su apellido era de un fenómeno con quien comparte idioma, pero que se expresa de manera distinta.

"Yo sé que al que le gusta el fútbol, le gusto", dijo Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro, el mismo que prefiere ser llamado "El Comandante".

Siempre de frente, sin achicarse ante los más avezados en el deporte y con un carácter que en varias ocasiones ha sido más determinante que una misma lesión, dio su primer pase de gol antes de cumplir los 10 años en Andorinha, club donde trabajaba su padre. El club serviría de plataforma para los equipos profesionales en la liga portuguesa. No necesitó más de tres años para acostumbrar a los veedores de que el futuro tenía nombre, y él lo conocía perfectamente.

Un tal Sporting de Lisboa decía presente en la órbita de quien años después lograría cinco balones de oro, tres FIFA The Best, cuatro botines de oro y cuya perfección al ejecutar una jugada no encontrarían explicación hasta hoy. Al menos no en el mundo de los terrestres. ¿De qué planeta viniste, Cristiano?

El desafío era grande, y el nerviosismo de lo desconocido llevaba a su corazón a latir más rápido de lo normal. Literalmente. Porque el mismo músculo que latía incesante cada vez que un balón pasaba ante sus ojos, estuvo a punto de decir basta. "Su corazón latía demasiado deprisa cuando no realizaba ejercicio físico (…) La gente del Sporting me avisó de su problema y tuve que viajar a Lisboa para firmar unos papeles y autorizar el paso por el quirófano", confesaba hacia 2009 Dolores Aveiro, su madre. La misma que no tenía tapujos en sincerarse y contar que el histórico de Portugal fue producto de un embarazo no deseado.

Tres años después llegó el momento. Dicen que un grande no se hace, sino que nace. Tenía 17 años y hacía su debut en el profesionalismo en un partido clasificatorio para la UEFA Champions League. Una ironía del destino, que años más tarde lo tendría como su hijo predilecto. El Sporting empataba sin goles, y posteriormente quedaba eliminado ante el FC Internazionale. Pero aquel 14 de agosto de 2002, la competición a nivel de clubes más importante del mundo vio nacer a su máximo goleador, con 121 tantos. ¿De qué planeta viniste, Cristiano?

Sin cumplir aún los 18 años, Sir Alex Ferguson lo pidó para el Manchester United. Cuánto aprenderían ambos dentro y fuera de la cancha. "Mi papá estaba enfermo en Londres, en un hospital en coma. Tuve una conversación con él y le dije: 'Jefe, no me siento bien, tenemos momentos importantes con el equipo, pero quiero ver a mi papá. Me dijo: 'Cristiano, si quieres irte un día, dos o una semana anda, te vamos a extrañar porque eres importante, pero tu papá está en primer lugar". Así recordaba Cristiano a quien es, hasta hoy, su "padre del fútbol".

De reemplazante del excapitán que emigraba al Real Madrid, David Beckham, a histórico de los Diablos Rojos, encabezó las ofensivas del equipo para quedarse en seis temporadas con tres Premier Leagues, dos Copas de la Liga, una Champions y un Mundial de Clubes. Para él, insuficientes.

No se conformaba con todo: siempre era necesario más. Y lo confirmó en 2009, cuando los merengues una vez más se convertían en birladores de los sueños del United al quedarse con su segundo mejor delantero de la década. Aunque los 91 millones de euros no parecieron dejar caras largas en el club.  "Creo que es una cifra justa. Si el Manchester y Real Madrid acordaron esa cantidad, entonces no hay nada más que hablar. Los grandes futbolistas cuestan mucho dinero y, si los quieres, tienes que pagar", admitió él mismo en alguna entrevista.

Y respondió con hechos. Registrando el récord del máximo anotador en la historia del Real Madrid con 451 goles en 9 temporadas. De ellas, la más brillante se desarrolló entre 2014-2015. Marcó 61 goles en 54 partidos disputados, y asistió en 21 ocasiones. ¿De qué planeta viniste, Cristiano?

Pero las fronteras españolas no alcanzaban para albergar la calidad de CR7. Es el máximo anotador de la Champions, con 121 tantos, único en lograr ser el máximo anotador en seis competiciones y el jugador con más hat-tricks de su historia (34). En su palmarés se cuentan otras cuatro Champions con los merengues, incluido el primer bi y tricampeonato en la historia de esta competición bajo el nuevo formato, surgido a inicio de los noventa: 2015-2016, 2016-2017 y 2017-2018. 

Su liderazgo, su temple y sus números lo llevaron también a ser un histórico para la selección nacional de fútbol portuguesa en 2016. En un encuentro de poco fútbol, mucha emoción y un choque determinante, los lusos alcanzaban por primera vez en su historia la Eurocopa. A pesar de su ausencia desde el minuto ocho por lesión, al sonar el pitazo final la rodilla lastimada pasó a segundo plano. Esta vez las lágrimas eran de emoción.

Pero el sueño idílico en la capital española terminó abruptamente el año pasado. Luego de un año de desencuentros, finalmente se confirmó el quiebre de una relación de amor y odio entre Ronaldo y el Madrid. Un nuevo horizonte aparecía en su camino. Mirando a lo lejos a la región del Piamonte, se marchó una tarde de julio a la Juventus por voluntad propia.

Cuatro partidos fueron necesarios para volver a ser el de antes. Una sequía de 320 minutos hasta que el Sassuolo pasó a los libros por ser la primera víctima de CR7 en el Calcio. Y lo hicieron por partida doble. Desde ese encuentro a la fecha, con 19 tantos anotados, el portugués es goleador absoluto de la Serie A. ¿De qué planeta viniste, Cristiano?

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Deportes

La apuesta de Rueda resulta a medias

El DT de la Roja dejó a varios titulares en la banca, pero pese al buen rendimiento terminó cayendo ante Uruguay. Ahora, deberá enfrentar a Colombia por los cuartos de Copa América.

Deportes

Rivaldo: ''El fútbol no necesitaba del VAR''

El astro brasileño conversó con José Luis Villanueva desde Brasil, donde analizó el videoarbitraje usado en la Copa América, la posición del '10' en el fútbol mundial y el rol de los jóvenes en el fútbol chileno.

Deportes

Los chilenos mejores del torneo

Desde su creación en 1916, solo cuatro jugadores nacionales han conseguido el premio al mejor jugador del certamen continental. Mira una nueva historia de la Copa América en menos de un minuto con Fernando Agustín Tapia.

Deportes

La dupla "Za-Za" orignial

Antes de Marcelo Salas, Iván Zamorano la rompió en la copa de 1993 con otro compañero: Richard Zambrano. Mira una nueva historia de la Copa América en menos de un minuto con Fernando Agustín Tapia.