Economía

Fed recorta tasas en un cuarto de punto mientras insinúa pausa

El banco central estadounidense tomó la decisión con dos votos de minoría, que se oponían a realizar cambios.

Jerome Powell, presidente de la Fed.

Bloomberg

Por Christopher Condon

Miércoles 30 de octubre de 2019

A+ A-

Los funcionarios de la Reserva Federal redujeron las tasas de interés en un cuarto de punto porcentual por tercera vez este año e insinuaron que ahora pueden suspender la política monetaria, al menos por una reunión.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) modificó el lenguaje en su declaración después de la reunión de dos días el miércoles, para abandonar su promesa de "actuar como sea apropiado para mantener la expansión", al tiempo que agrega otra de monitorear los datos a medida que "evalúa la ruta apropiada del rango objetivo para la tasa de fondos federales".

Al igual que con la declaración de septiembre, el FOMC citó las implicaciones de los eventos globales al decidir reducir el rango objetivo para la tasa de referencia del banco central de 1,75% a 1,5%.

Los ajustes a la declaración sugieren que los formuladores de política están preparados para dejar las tasas en espera durante algún tiempo y evaluar el impacto en la economía de sus reducciones en las últimas tres reuniones. El presidente Jerome Powell llevará a cabo una conferencia de prensa a las 2:30 p.m. con reporteros que probablemente lo presionarán para explicar los cambios.

Powell ha dicho que no esperaba una serie extendida de reducciones de tasas, al tiempo que describió la flexibilización como un esfuerzo por proporcionar un seguro para una expansión económica envejecida, en peligro por las tensiones comerciales y el debilitamiento del crecimiento global. Sin embargo, no ha dicho cuánto es suficiente.

Incertidumbre por el comercio

Hasta ahora, la estrategia parece estar funcionando. Si bien las tasas más bajas hacen poco para combatir el panorama comercial incierto, el desempleo ha seguido disminuyendo, el gasto de los consumidores se ha mantenido sólido y las tasas hipotecarias más bajas revivieron el mercado inmobiliario.

Horas antes de la decisión, el Departamento de Comercio informó que la economía creció a un ritmo anualizado de 1,9% en el tercer trimestre, lo que supera las estimaciones. El gasto del consumidor mejor de lo esperado fue compensado en parte por la debilidad en la inversión empresarial.

Los recortes de la Reserva Federal también han calmado los mercados en comparación con el comienzo del año, cuando los inversionistas estaban nerviosos porque la política monetaria era demasiado estricta. Los precios de los futuros en fondos federales implican que los inversionistas no esperan del todo otro recorte hasta bien entrado 2020.

No se puede decir lo mismo del presidente Donald Trump, quien ha atacado repetidamente a la Fed. Se quejó el martes de que "¡no tienen ni idea!". Ha pedido a Powell que reduzca las tasas a cero mientras tuitea favorablemente sobre las tasas negativas aplicadas por los bancos centrales en Europa y Japón.

Votos disidentes

Al igual que con los dos últimos recortes, la gobernadora de la Fed de Kansas City, Esther George, y el de Boston, Eric Rosengren, disintieron, ya que preferían mantener las tasas sin cambios.

El FOMC no publicó un nuevo conjunto de pronósticos económicos y proyecciones de tasas en esta reunión, por lo que no está claro cuántos no votantes en el comité también habían señalado una reducción.

La declaración volvió a resaltar la condición esencialmente positiva de la economía estadounidense. Con el desempleo en un mínimo de medio siglo, los funcionarios continuaron describiendo el mercado laboral como "fuerte", las ganancias laborales como "sólidas" y el gasto de los hogares como aumentando a un "ritmo fuerte".

Al mismo tiempo, repitieron una referencia a "incertidumbres" en la perspectiva económica. Los funcionarios también hicieron un cambio menor para decir que las inversiones fijas de negocios y las exportaciones "siguen siendo débiles". La declaración anterior había dicho que se habían debilitado.

Fábricas vacilantes

Esa suavidad ha aparecido en los datos del sector manufacturero este año, aunque la producción de fábrica aumentó ligeramente en el tercer trimestre. Los funcionarios de la Reserva Federal han estado atentos a las señales de que la debilidad en la fabricación y la falta de confianza en el sector empresarial podrían amenazar el gasto del consumidor, especialmente si el mercado laboral se enfría. El Departamento de Trabajo publicará su informe de empleo de octubre el viernes.

Los funcionarios de la Fed también notaron que la inflación estaba por debajo de su objetivo de 2% y dijeron que "las expectativas de inflación han cambiado poco".

Los funcionarios continuaron ordenando la compra de letras del Tesoro para impulsar las reservas bancarias. El programa, anunciado el 11 de octubre, tiene como objetivo reducir la volatilidad en los mercados de financiación durante la noche aumentando la oferta de efectivo disponible para préstamos a corto plazo.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
Economía

El estremecimiento bursátil de febrero

Los principales índices de valores en EEUU temblaron cuando la OMS aumentó el nivel de riesgo global del coronavirus. Los mercados completaron su peor semana desde la crisis subprime.

tipo de contenido
Economía

El desempleo ya refleja los efectos de la crisis: sube al mayor nivel en ocho años

En el trimestre que cierra en enero la tasa de desocupación llegó a 7,4%, el mayor nivel desde septiembre de 2011, según informó el INE. La producción industrial subió 1,8% anual.

tipo de contenido
Economía

El mundo avanza hacia la peor crisis financiera desde 2008

Debido al coronavirus, los principales indicadores bursátiles en Estados Unidos anotaron ayer la jornada con el mayor retroceso desde 2011.

tipo de contenido
Economía

El "refugio de último recurso" tiene su precio en... oro

El banco Goldman Sachs prevé que el precio del oro pueda subir a US$ 1.800 la onza debido al coronavirus, unas tasas reales muy bajas y las elecciones en Estados Unidos.