Factchecking

¿Es cierto que el frío hace que nos resfriemos?

Especialistas confirman que si bien es un factor de riesgo, no es la causa de las enfermedades respiratorias. Y también desmitifican el rol que cumple la vitamina C.

Por Martín Estuardoy Lorena Marchant

Viernes 1 de julio de 2022

A+ A-

¡Abrígate que te vas a resfriar! Cuántas veces hemos escuchado a los padres decir esta frase a sus hijos. Pero, ¿qué tan cierta es? Nuestro Perro de Caza, de Watchdog PAUTA, fue a consultarle a varios especialistas para averiguar por qué con las bajas temperaturas aumenta la cantidad de virus respiratorios.

¿Es el frío el causante de los cuadros respiratorios?

La principal causa de los distintos resfriados que ocurren en esta época es la mayor carga viral que circula en el ambiente. En esto el frío sí es un factor de riesgo, aunque cumple un rol de colaborador y no de causante. Marcela Monge, jefa de áreas pediátricas hospitalarias UC CHRISTUS, explica que a raíz de las temperaturas más bajas se produce una cierta paralización de los cilios que están en la mucosa respiratoria, lo que lleva a que el virus tenga más facilidad para entrar. "Y nos enfermamos más", afirma la especialista.

Monge agrega que esta conocida frase puede tal vez originarse porque cuando se está incubando el virus la gente siente frío y así se genera esa asociación. Pero precisa que si existiera efectivamente una causalidad, "la gente que vive continuamente en climas muy fríos, como el extremo norte, cerca del Ártico, o en los países nórdicos, o como nuestra gente que vive en Magallanes continuamente estaría enferma y no es así", asevera.

Adicionalmente, hay un tema de barreras naturales propias del cuerpo que durante en invierno se reducen , lo que lleva a que se propaguen más infecciones respiratorias agudas, las que además se ven incrementadas porque la mayoría de ellas son virales. 2Las temperaturas más bajas van hacer que nuestras defensas se vean más afectadas y también que tomemos medidas para no pasar frío, como encerrarnos, no ventilar, calefaccionar más, las que aumentan el riesgo”, complementa Nelson Barrera, médico del Cesfam Lo Valledor Norte y Sapu Padre Pierre Dubois. 

Según el último informe de circulación de virus respiratorios del Instituto de Salud Pública (ISP) con datos al 22 de junio pasado, existe un aumento acumulado de Adenovirus, Parainfluenza, Influenza A, Influenza B y Metapneumovirus en comparación con la misma fecha de 2021. Este incremento impactó especialmente en la disponibilidad de camas UCI pediátricas, que llegó a una ocupación de 87%, mientras que las camas de adulto llegaron al 86%

Este aumento fue la causa principal que motivó al Gobierno a aumentar en una semana las vacaciones de invierno, que se iniciaron este jueves 30 y se extenderán hasta el domingo 24 de julio.

De acuerdo con las cifras del Minsal, durante la semana 24 del año -que incluye días de mediados de junio-, el sincicial es el principal virus en circulación, con 37,4% de las detecciones, seguido de la influenza A, con 18,8% y la parainfluenza (16,4%). El covid-19 recién se ubica en el cuarto lugar, con 14,2%.

Cada una de estas enfermedades presenta una sintomatología diferente. Marcela Monge dice que la influenza afecta el estado general del organismo y está asociada con síntomas como fiebre alta. La parainfluenza, en tanto, involucra fundamentalmente la laringe y puede ocasionar laringitis, mientras que el adenovirus tiene una intensidad mayor, con fiebre, faringitis, y con frecuencia se ven amígdalas con secreción purulenta, además de conjuntivitis.

Según los especialistas, los niños y adultos mayores son los grupos etarios más afectados con el aumento de estas enfermedades respiratorias. "Los niños tienen una vía respiratoria menos desarrollada, más estrecha y susceptible de generar infecciones respiratorias. Además, los niños no tienen el resquemor de protegerse de las personas resfriadas", explica Barrera.

Mauricio Salinas, médico broncopulmonar de la Clínica Santa María, complementa con que en el caso de los adultos mayores aumentan también las patologías crónicas que son factores de riesgo para cuadros más complicados, como enfermedades crónicas, cardiovasculares o diabetes, entre otras.

Recomendaciones para prevenir resfriados

Las recomendaciones del Ministerio de Salud para evitar los virus respiratorios son el uso de mascarilla, el lavado frecuente de manos, la distancia física y la ventilación de los espacios al menos una vez al día. A estas medidas de prevención, Monge agrega que no se acuda con niños menores a lugares con mucha concentración de gente, como los centros comerciales, los supermercados o las reuniones familiares masivas, donde también hay muchos niños en etapa pre-escolar.

Al igual que para controlar el covid-19, el uso de mascarillas es efectivo en la prevención de los otros virus, ya que estos se transmiten por partículas de agua al toser, estornudar o pasarse las manos por la cara, comenta Salinas. Además, dice que la vacunación "es bastante efectiva para evitar cuadros graves" y también es eficiente en disminuir la probabilidad de contagio.

Monge recomienda varias medidas para reducir el riesgo de contagio. Por ejemplo, evitar compartir cosas con personas enfermas, controlar la asistencia al colegio y al jardín de los niños cuando haya mucha sintomatología respiratoria, ventilar diariamente los espacios cerrados, aun a costa de abrigar a los menores en esos períodos.

Asimismo, Barrera suma la reducción o el cese del consumo de cigarrilos, porque el "tabaquismo enlentece la movilidad de los cilios y favorece la entrada del virus", señala.

Uso de vitamina C

Durante los meses de invierno se populariza el uso de suplementos vitamínicos, con el objetivo de intentar prevenir algunas enfermedades. Esto ocurre especialmente con la vitamina C, pero los especialistas aseguran que su consumo debe realizarse con recomendación médica.

Barrera sostiene que, según la evidencia, su uso no tendría influencia en la prevención de resfriados. Salinas lo secunda, agregando que "el nivel de evidencia científica que sustenta su uso para prevenir resfríos es bastante bajo", por lo que tampoco recomienda su uso si no se cuenta con problemas renales o enfermedades que afectan el PH de la sangre.

Monge agrega que si bien la vitamina C extra no va a generar mayores beneficios, sí hay que vigilar un posible déficit de vitamina D, "generalmente provocado en el invierno, por la poca exposición al sol que tienen los niños, lo que puede tener cierta injerencia en la inmunidad de los pacientes".

WatchDog PAUTA es un proyecto de fact-checking conjunto entre la Facultad de Comunicación de la Universidad de los Andes y PAUTA. Busca tomar temas en la agenda y rastrear su veracidad desde una perspectiva positiva, no inquisitoria. 

 La sección Perro de Caza aborda mitos generalizados que se comentan de boca en boca. 

Factchecking

¿Qué significa que Chile sea una República solidaria?

La inclusión de este término en el borrador es una innovación. Abogados advierten que exacerba el rol de Estado en la prestación de servicios y que no es sinónimo de un Estado social.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
Factchecking

¿Es verdad que este invierno llovió como antes?

Julio pasado fue el mes con más precipitaciones en 16 años. Sin embargo, con la excepción de Coquimbo, todas las ciudades de la zona central tienen déficit respecto de un año normal.

tipo de contenido
Factchecking

¿Es cierto que se toma helado solo en verano?

La respuesta es sí, pero cada vez menos. Los postres helados y marcas premium ganan terreno, aunque la cassata es el formato familiar más vendido.

Factchecking

“Pasé agosto”: ¿Qué tan real es que muere menos gente después de ese mes?

Agosto es el segundo mes con más defunciones en el país, detrás de julio. Pero septiembre es el cuarto. Los especialistas desmitifican que la mayoría de las muertes vengan por temas respiratorios asociados a la etapa más dura del invierno.

tipo de contenido
Factchecking

¿Es cierto que comer de noche engorda más?

Las especialistas desmienten esa creencia popular. Pero advierten que comer a deshora tiene otras consecuencias negativas y que nunca se debe tener una ingesta calórica mayor a la que nuestro cuerpo necesita.