Internacional

El oscuro panorama que se viene para América Latina

La lentitud de las medidas iniciales en México y Brasil se mezcla con la escasez de camas hospitalarias, la crisis económica, la alta inflación e incluso la falta de agua potable en varios países.

Bloomberg

Por Michael O'Boyle, Samy Adghirni y Patrick Gillespie

Viernes 20 de marzo de 2020

A+ A-

Durante semanas, mientras el pánico se apoderaba del mundo por la propagación del coronavirus, América Latina parecía en gran medida ilesa. Los supermercados tenían inventario, los autobuses aún se llenaban y, hasta hace unos días, los presidentes de México y Brasil se mezclaban descaradamente con grandes multitudes.

Ahora, a medida que las infecciones aumentan en la región, está surgiendo un panorama que podría ayudar a explicar por qué el virus fue tan lento en establecerse aquí y cómo podría ser la devastación una vez que ocurra. Profesionales médicos advierten que la velocidad y la amplitud de la pandemia podrían ser diferentes a las que se han visto hasta ahora en Asia o Europa, porque América Latina no está preparada en absoluto.

"Nuestra atención de salud pública ya es precaria", dijo Vivian Avelino-Silva, infectóloga e investigadora de la Universidad de Sao Paulo. "Si Europa, que no tiene los mismos problemas, está luchando por contener la tragedia, ¿qué podemos esperar aquí?".

Nacional

¿Cómo ha manejado el Gobierno la emergencia sanitaria?

Los panelistas de Primera Pauta Álvaro Pezoa y Pablo Velozo analizaron el escenario y desempeño del Ejecutivo por la pandemia del coronavirus.

Ella tiene razones para estar preocupada. América Latina es la región más desigual del mundo, donde más de un tercio de su población vive en la pobreza. En México, hay menos de 1,4 camas de hospital por cada 1.000 personas, la cifra más baja entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En Brasil, son cada vez más los informes de residentes pobres que sufren quemaduras químicas debido a desinfectantes para manos mal elaborados. Y, en Venezuela, médicos y hospitales a menudo ni siquiera tienen agua corriente para lavar.

América Latina tiene al menos 2.300 casos confirmados de la enfermedad respiratoria, un aumento de casi 10 veces respecto a la semana anterior, y 22 muertes reportadas. La primera infección fue reportada a fines de febrero, cuando un hombre de 61 años regresó a Brasil desde Italia y se enfermó.

Hasta hace aproximadamente una semana, todos los casos parecían seguir un patrón similar: los enfermos eran acomodados que se habían contagiado en otro lugar y habían traído el virus a casa. El director ejecutivo del fabricante de tequila José Cuervo formó parte de un brote en México después de viajes de esquí a Vail, Colorado. Una elegante boda en la playa al norte de Brasil se convirtió en un epicentro para un grupo de influencers de Instagram. Una empleada de servicio en Sao Paulo bromeó diciendo que los brasileños pobres ahora se cambiaban de andén en la calle cuando veían a una persona rica caminar cerca a ellos.

Ciencia y Tecnología

Las cifras indispensables de la expansión del coronavirus

El brote en Chile comenzó el 3 de marzo. El virus corre con rapidez. Revise aquí diariamente la situación general de casos.

Además, también están los miembros de la delegación del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que fueron a Florida y cuyas pruebas resultaron positivas. El viaje, que incluyó una cena el 29 de febrero con Donald Trump en Mar-a-Lago, está relacionado con más de una docena de casos, y miembros del Gobierno, incluido el principal funcionario de seguridad de Brasil, ahora están aislados (las pruebas de Bolsonaro hasta ahora han dado negativo).