Internacional

Erdogan a votantes: Fíjense en precios de balas y no de tomates

Ante las críticas por la descontrolada inflación, el presidente de Turquía apeló a la lucha que mantiene con enemigos extranjeros, avivando el nacionalismo de cara a las elecciones.

Bloomberg

Por Selcan Hacaoglu y Taylan Bilgic

Viernes 8 de febrero de 2019

A+ A-

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, invocó el espectro de los enemigos en el extranjero mientras intenta contrarrestar una amenaza propia a su popularidad antes de las elecciones: la descontrolada inflación de los alimentos.

Al notar los reclamos por los precios de los alimentos básicos como los tomates y las papas, Erdogan presionó su campaña el viernes para avivar el fervor nacionalista y pidió a los turcos que pensaran en el "precio de una bala".

"¿Cuál es el costo del uniforme de mi soldado y la lucha que está dando contra los terroristas? ¡Piénsenlo!, expresó en un acto electoral en la ciudad central de Sivas. "Es nuestro gobierno el que está emprendiendo" esta lucha. Criticar a las autoridades por los precios de los alimentos solo sirve a los intereses de las potencias extranjeras que pretenden socavar el país, dijo, refiriéndose a ellas como "Hans o George".

El principal enemigo de Erdogan es el YPG kurdo sirio, que considera vinculado a los separatistas kurdos que luchan por la autonomía en el sureste de Turquía. Durante meses, el presidente ha amenazado con una nueva ofensiva transfronteriza contra los kurdos, pero ha tenido que equilibrar las posibles consecuencias económicas del aumento de las tensiones con Estados Unidos, que respalda a la milicia.

La votación municipal del 31 de marzo será la primera prueba electoral importante para Erdogan y su partido gobernante AK desde que asumió grandes poderes ejecutivos el año pasado. Los altos costos de los alimentos perjudicaron en forma desproporcionada a los sectores más pobres de los 82 millones de habitantes de Turquía que tradicionalmente han apoyado al partido del presidente.

Los precios al consumidor subieron un 20,4% anual en enero, en comparación con el objetivo del 5% del Banco Central. Según la información oficial, la inflación de los alimentos se encuentra en su nivel más alto desde al menos el 2004. Los aumentos de precios mensuales en los pimientos verdes y los tomates dulces fueron de 88 y 39%, respectivamente.

Erdogan a menudo golpea a los supermercados y los especuladores por los aumentos de precios y se ha comprometido a vender alimentos más baratos a los ciudadanos a través de las autoridades locales. Berat Albayrak, ministro de Finanzas, dijo al canal de televisión NTV el jueves por la noche que las ventas municipales comenzarán la próxima semana, en 50 ubicaciones en Estambul y más de 30 en la capital, Ankara.

Harun Altinsoylu, barbero de 32 años de la ciudad de Kahramanmaras, en el sureste del país, ha ideado una solución alternativa al costo de alimentar a su familia: llenar su hogar con cientos de plantas de tomate, pepino y pimiento verde. "No estamos ganando mucho dinero, y necesitamos economizar", señaló por teléfono Altinsoylu.

A+ A-

Relacionados

tipo de contenido
Internacional

Fauci critica la rápida aprobación de la vacuna en Reino Unido... y los británicos responden

El principal asesor del gobierno de EE. UU. ante la pandemia cree que el regulador británico se apresuró.

tipo de contenido
Internacional

Presidente peruano llamó al Congreso a no desestabilizar su gobierno

Francisco Sagasti dijo que tiene suficiente con lidiar con la peor crisis económica en un siglo y la pandemia, por lo que no necesita más inestabilidad.

tipo de contenido
Internacional

A poco de terminar su gobierno, Trump sigue golpeando a China

El presidente restringió las visas de viaje de los miembros del Partido Comunista chino y prohibió las compras de algodón de una firmad a la que acusó de usar el "trabajo de esclavos".

tipo de contenido
tipo de contenido
Internacional

La economía de Brasil se expande por debajo de las expectativas

El PIB subió en 7,7% frente al trimestre anterior, por debajo de las proyecciones. Pese a eso, es el mayor incremento trimestral en una serie de datos desde 1996.