Internacional

El acuerdo de Rusia y Turquía para lograr un alto al fuego en Siria

Este no es el primer alto al fuego que acuerdan ambas partes sobre la guerra en Siria. El acuerdo se logró luego de seis horas de reunión.

Bloomberg (Archivo)

Por Isidora Sanhueza

Viernes 6 de marzo de 2020

A+ A-

En una conferencia de prensa, los líderes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, anunciaron un alto al fuego en la provincia siria de Idlib que comenzó a regir desde este viernes. El acuerdo, firmado por ambos mandatarios luego de una reunión que se extendió por seis horas, establece un patrullaje en conjunto de la autopista M4 a partir del 15 de marzo.

"Se espera que esto baje la presión de que Turquía haya autorizado que los refugiados circulen por su territorio hacia la frontera griega. Turquía ha mandado más de mil soldados fronterizos y esto va a despertar la inquietud de Grecia, que considerará que es una maniobra agresiva", afirma John Müller, analista internacional de Primera Pauta.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
Internacional

La tensión de exparejas por la custodia de sus niños en la era del Covid-19

Solo en Nueva York hay 8,3 millones de menores en esta condición. Jueces y abogados piden no utilizar esta crisis para venganzas este padres o para eludir obligaciones.

tipo de contenido
Internacional

Mayor fondo soberano del mundo pierde US$ 113 mil millones por pandemia

El fondo fiscal de Noruega descendió casi 15% en el primer trimestre por efecto de la caída de los mercados globales. Su cartera de acciones retrocedió 21,1%.

tipo de contenido
Internacional

El difícil escenario que vive Ecuador por el coronavirus

Se transformó en el país latinoamericano con la tasa de fallecidos más alta; el país ya alcanza las 98 muertes y 2.300 contagiados por Covid-19.

tipo de contenido
Internacional

Inteligencia de EE. UU. asegura que China oculta casos de coronavirus

Documento en manos de la Casa Blanca revela que los informes públicos de ese país sobre infectados y muertes son "intencionalmente incompletos" y que las cifras son falsas.