Nacional

Carabineros se instruye en sistema colombiano Jungla desde 2007

La institución ha enviado a capacitarse a Tolima a 22 funcionarios entre 2007, 2008, 2013 y 2018, con un costo total que supera los US$ 200 mil.

Por Juan Manuel Ojeda

Domingo 6 de enero de 2019

A+ A-

El 28 de junio del año pasado, el Gobierno se preparaba para hacer un gran lanzamiento en La Araucanía. Hasta esa región se había movilizado el Presidente Sebastián Piñera, el ministro del Interior Andrés Chadwick, y el general (r) Hermes Soto para comunicar la creación de lo que en ese momento se llamó Grupo Fuerza Especial de Tarea de Carabineros y que posteriormente fue bautizado como el “Comando Jungla”.

La idea había surgido tres meses antes, durante la reunión número 17 de la mesa que aborda las medidas de seguridad para implementar en la denominada macro zona sur. En dicha instancia participó Chadwick, Soto, el subsecretario del interior Rodrigo Ubilla, el fiscal nacional Jorge Abbott, el director de la PDI Héctor Espinosa y los fiscales del Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.

Como resultado de ese encuentro, el ministro del Interior informó que el Ejecutivo ya estaba coordinando con Carabineros la capacitación de un “grupo antiterrorista” para combatir la violencia rural de la zona.

El resultado de todo ese trabajo se presentó ese 28 de junio en una actividad a la que también asistieron algunos parlamentarios de la zona y consistió en la instalación de un grupo de 80 efectivos policiales distribuidos en cuatro unidades de 20 efectivos cada una, con el objetivo de ser destinadas a las provincias de Arauco, Cautín, Malleco y para la comuna de Alto Biobío.

La gran novedad de estos uniformados, según precisó el propio Ejecutivo, era que habían sido “capacitados en Colombia con nuevas técnicas y aprendizajes en la especialización sobre el combate a la delincuencia”.

El Comando Jungla funcionó de forma regular durante cinco meses, hasta que el 14 de noviembre este grupo de fuerza especial entrenado en Colombia para combatir el terrorismo iniciaría un procedimiento policial para perseguir el robo de unos autos en Ercilla. Éste terminó con la muerte de Camilo Catrillanca, la que fue provocada por parte de funcionarios del GOPE.

Cuatro años de formación

Tras la muerte de Catrillanca, el Comando Jungla fue duramente cuestionado por la oposición. Tanto senadores como diputados salieron a condenar la decisión del Gobierno de haber formado a carabineros en Colombia y forzaron a que las autoridades competentes salieran a dar explicaciones.

Uno de los que salió a responder fue el propio Piñera, quien dijo en noviembre que "no existe un Comando Jungla. Eso es un invento o un nombre que pusieron algunos medios de comunicación. Lo que sí existen son Fuerzas Especiales, como existen en todas las regiones de Chile y, en el caso de La Araucanía, han tenido un entrenamiento y una dotación tecnológica especial con GPS, con drones, con visores nocturnos, porque necesitan esa tecnología para cumplir bien su labor".

Ese mismo mes, el general (r) Soto también dio explicaciones y precisó que "ninguno de los cuatro carabineros que participaron en este procedimiento (el de Catrillanca) estuvo en el curso Jungla en Colombia".

Lo cierto es que el año pasado no fue la primera vez que Carabineros decidió mandar a sus uniformados a formarse a Colombia. La especialización en ese país es algo que se viene haciendo desde 2007.

Según informó Carabineros, a través de una solicitud vía ley de transparencia que realizó PAUTA, entre los años 2007, 2008 y 2013 asistieron siete funcionarios institucionales a la “instrucción denominada Comando Jungla”, sin especificar cuántos de ellos fueron en cada uno de esos años.

La capacitación que se dictó en 2007 tuvo una duración de 100 días y se desarrolló entre agosto y diciembre. Los que fueron al año siguiente tuvieron una formación levemente más corta, ya que el curso duró 91 días y se realizó entre enero y mayo de ese mismo año. Finalmente, quienes se formaron en 2013 fueron los que recibieron la capacitación más larga. Ese año la instrucción tuvo una duración de 132 días, la cual se llevó a cabo entre febrero y junio de ese año.

Respecto de los costos que le significó a Carabineros la formación de estos uniformados, la institución informó formalmente a este medio que “acerca de los costos que haya importado para la institución la realización de la señalada instrucción, se informa que respecto de los años 2007 y 2008 no existen registros”.

Respecto de 2013, se precisó que los costos “corresponden a viáticos por un total de US$ 67.704 y por concepto de pasajes fue $1.697.175”.

La capacitación de 2018 fue especialmente importante, ya que fue ese año en que se envió al doble de carabineros de los que se mandaron a Colombia en los años anteriores. Según informó la institución a este medio, el año pasado se decidió destinar a “15 funcionarios institucionales” entre junio y julio teniendo una duración de 29 días.

Según se detalla en la respuesta, la capacitación fue realizada en la Escuela Internacional para el Uso de la Fuerza Policial para la Paz Brigadier General Jaime Ramírez Gómez (que se abrevia Cenop) ubicada en el departamento de Tolima, en coordinación con la Policía Nacional de Colombia.

La ubicación de la escuela Cenop no es un dato menor. Fue en el sur de Tolima cuando en 1940 surgieron los orígenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que en ese tiempo recién aparecían bajo el alero de los primeros grupos armados del Partido Comunista de Colombia. De hecho, fue en Tolima donde se propuso instalar el primer “Estado Mayor Unificado”. Que la Cenop esté ahí significa, entre otras cosas, que son fuerzas policiales que tradicionalmente han combatido contra las FARC y manejan las técnicas para abordar la violencia rural.

La Cenop ofrece varios programas académicos y ocho de ellos están bajo la categoría Jungla. PAUTA pidió a Carabineros que entregara los contenidos de los cursos de formación a los que asistieron estos uniformados. Sin embargo, la institución aseguró que “sobre la malla curricular se informa que no se tiene copia de ella o de los temas tratados en los cursos denominados Comando Jungla".

Respecto de los costos, la formación de los 15 uniformados el año pasado implicó viáticos por US$ 122.991 correspondientes a 28 días al 100% y un día de viáticos al 40%. Por concepto de pasajes, Carabineros gastó un total de $5.175.000.

Con todo, luego de la muerte de Catrillanca —que en la actualidad está siendo investigada por la fiscalía, que ya formalizó por homicidio y por obstrucción a la investigación— el general (r) Soto aseguró que la institución había optado por suspender las capacitaciones en Colombia. "Por ahora no se seguirán destinando funcionarios para que viajen a cursar el llamado Comando Jungla, impartido por la Policía Nacional de Colombia”, dijo Soto.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

<p>Ante el tercer retiro de fondos de las AFP, el gobierno recurrirá al Tribunal Constitucional.</p>
tipo de contenido
Nacional

Tercer Retiro: Romero y Pica, los jueces disidentes del TC en la mira del gobierno

Si bien ambos ministros rechazaron el requerimiento en diciembre, en la sentencia hicieron prevenciones que hoy cobran sentido si el Ejecutivo llega al TC.

<p>El perfil de los fallecidos por Covid-19 en Chile</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
Nacional

El perfil de los fallecidos por covid-19 en Chile

La mayoría de quienes han muerto con Covid-19 son adultos mayores. Revise en PAUTA la actualización de esta información.

<p>Cuarentena</p>
tipo de contenido
Nacional

Continúa la Cuarentena en la RM: nuevos anuncios en el plan Paso a Paso

[ACTUALIZADO]. Desde el jueves 15 de abril a las 5:00 horas, cinco comunas entrarán a Cuarentena y seis volverán a Transición. Revise aquí la situación nacional.

<p>El exfiscal regional de La Araucanía, Fransico Ljbetic analiza el caso de funcionario judicial detenido con armas en Traiguén.</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
Nacional

Exfiscal de La Araucanía y el detenido en Traiguén: "Huele a una suerte de ayudista"

Francisco Ljubetic dice que el caso del funcionario judicial J.P.PV a quien se le incautó un arsenal recuerda la lógica de los grupos armados de los 70 y 80.