Nacional

SNA y efectos de sequía en el agro: palpamos la angustia y la desesperación

El presidente del gremio, Ricardo Ariztía, se distanció además de los proyectos para reducir la jornada laboral.

Sequía en la zona central de Chile.

Agencia Uno

Por Gerardo Gómez

Jueves 22 de agosto de 2019

A+ A-

Pese a valorar la disposición al diálogo del ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, hay una postura distante del mundo del agro, representado en la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), con el proyecto de flexibilidad laboral que plantea el Gobierno y que considera bajar a 41 horas la jornada semanal promedio.

Economía

Andrea Repetto y reducción de jornada laboral: "Es una buena idea acompañarlo de flexibilidad"

La experta asegura que la iniciativa conlleva el riesgo de afectar el empleo, aunque podría manejarse a través de la gradualidad.

El presidente del gremio, Ricardo Ariztía, dijo en Primera Pauta que a su juicio la iniciativa de La Moneda fue elaborada "sin mayor análisis ni profundidades". "La cantidad de inconvenientes que aparecen y de falta de flexibilidad en el sector agrícola, hace que nuestra postura sea diferente al resto de la economía […] ahora aparece esta panacea de reducir 4 a 5 horas los horarios de trabajo, con todos los inconvenientes que va a significar para el trabajador como para la empresa", destacó.

Aclaró que en un par de semanas entregarán una serie de propuestas concretas al ministro Monckeberg, para intentar que sean contempladas en el proyecto que impulsa La Moneda.

Sequía y falta de embalses

Otro de los problemas que preocupa al sector es la megasequía que ya cumple una década en la zona central y que llevó a declarar emergencia agrícola para algunas regiones y comunas en la Región Metropolitana, una solución que a juicio de Ariztía ayuda solo a pequeños productores.

Ciencia y Tecnología

La preocupación por la escasez de agua en Chile

Expertos alertan sobre el uso de agua en Chile: la disponibilidad de agua ha disminuido en un 37% en algunas zonas, aumentan las sequías, disminuyen las precipitaciones y es necesario un cambio al código de aguas.

Ariztía dijo que con la cercanía de la primavera van "palpando la angustia y la desesperación" debido a que no hay agua en los canales de regadío. Agregó que "las medidas de emergencia apuntan a la pequeña agricultura, a la bebida de las comunidades y los animales, por lo que son relativamente menores con los efectos en la producción en la zona frutícola".

En cuanto a las medidas de largo plazo, menciona el riego tecnificado para el uso eficiente del recurso, así como la construcción de embalses, dos vías de combate a la sequía. En ese punto, reconoce, hay demoras incomprensibles en el inicio de obras en la alta cordillera. "Lo traemos en carpeta hace decenas de años y nunca llegamos a un acuerdo. Hace dos años atrás le planteamos al Presidente nuestra disponibilidad a contribuir a financiar los embalses, sin embargo, no se efectúan diferentes tipos de inversiones para acumular las aguas de invierno", sentenció.

Escuche a continuación la conversación de Ricardo Ariztía con Primera Pauta:

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Nacional

Los feriados que quedan en 2019

Ya terminadas las Fiestas Patrias, sacamos el calendario para ver qué feriados nos quedan en 2019. ¿Acaso hay en el horizonte algún otro fin de semana largo antes de cerrar el año?

Nacional

La vida fecunda de letras de Floridor Pérez

Con 81 años a cuestas, y una vida cargada de letras, rimas y enseñanzas, falleció el pasado sábado 21 de septiembre el profesor y poeta Floridor Pérez.

Nacional

Ministro Moreno: las rutas respondieron bien

El titular de Obras Públicas evaluó positivamente la capacidad de las vías durante la salida y retorno a Santiago en Fiestas Patrias. También aseguró que siguen negociando el reajuste del TAG.

<p>Santa Olga, Región del Maule, en 2018. Créditos: Agencia Uno</p>
Nacional

Malo Hutson: "Si vas ahora y dices Nueva Santa Olga, suena como el renacer del pueblo"

El investigador de la Universidad de Columbia adelanta las conclusiones del mayor estudio sobre la reconstrucción del poblado destruido por el fuego en 2017.