Negocios

La historia de Paul Allen, el cerebro detrás de Microsoft y megaempresario del deporte

El socio de Bill Gates y dueño de los Portland Trail Blazers y los Seattle Seahawks murió a los 65 años. Se destacó también como un generoso filántropo en temas de ciencia e investigación.

Por Patrick Oster y Dina Bass

Martes 16 de octubre de 2018

A+ A-

Paul Allen, quien fundó Microsoft Corp. con su colega multimillonario Bill Gates y utilizó la fortuna que ganó con la emblemática compañía de tecnología para invertir en equipos deportivos profesionales, TV por cable y bienes raíces, murió a los 65 años.

Allen falleció el lunes en Seattle a raíz de complicaciones de un "linfoma no Hodgkin", según una declaración de Vulcan Inc., su firma de inversiones. La fuente de las variadas inversiones y las considerables donaciones benéficas de Allen provenía de la que fuera su gran participación en Microsoft, con sede en Redmond, Washington. Tenía un patrimonio neto de US$ 26.100 millones, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

Junto con Gates, Allen contribuyó a crear toda una industria que vendió software para una nueva estirpe de computadoras más pequeñas, más económicas y sumamente accesibles.

“Estoy conmovido por la muerte de uno de mis más viejos y queridos amigos”, dijo Gates en una declaración. “Paul era un verdadero socio y querido amigo. La computación personal no habría existido sin él”.

Allen dejó su cargo como ejecutivo de la compañía en 1983 debido a su lucha con un linfoma de Hodgkin. En 2009, Allen recibió tratamiento por un linfoma no Hodgkin, que hace dos semanas había vuelto a aparecer, dijo.

Sports Illustrated calificó de “semidiós de la alta tecnología” al hombre que inventó el nombre Microsoft, una compañía cuyos productos ubicuos incluyen el sistema operativo Windows y la suite de software Office. Su vinculación con el deporte era amplia: era el propietario del equipo de la NBA Portland Trail Blazers y del cuadro de fútbol americano Seattle Seahawks.

“Es uno de los hombres más ricos de la historia, una figura de una riqueza tan vertiginosa y gustos tan eclécticos que recientemente donó US$ 100 millones para investigación cerebral y US$ 25 millones para la búsqueda de vida extraterrestre”, escribió la revista en un perfil de 2007.

Hijo de Kenneth y Faye Allen, Paul Gardner Allen nació el 21 de enero de 1953 en Seattle. Su padre era ejecutivo de una biblioteca universitaria y su madre docente.

Allen se formó en la secundaria Lakeside, donde conoció a Gates, que era más chico, y ambos trabajaron en los primeros programas informáticos en el laboratorio escolar. En una época en la cual las computadoras no eran frecuentes, Allen se escabullía en los laboratorios informáticos de la Universidad de Washington, donde usaba las máquinas y ayudaba a estudiantes y profesores. Finalmente, un profesor le preguntó si era realmente un alumno y Allen se vio obligado a reconocer que no. Pero le permitieron quedarse siempre y cuando siguiera colaborando, dijo Allen en una entrevista de 2017.

Asistió a la Washington State University, pero no se graduó ya que abandonó los estudios y se trasladó a Massachusetts para estar más cerca de Gates, su compañero aficionado a la informática, que asistía a la Universidad de Harvard.

En 1975, fundaron en Albuquerque, Nuevo México, una compañía a la que llamaron Micro-Soft, cuando Allen vio un nuevo equipo informático Altair en la portada de la revista Popular Electronics y tomó conciencia de que los precios de las computadoras bajarían y que haría falta un software.

En tanto se esforzaban por producir el software operativo para Altair y las microcomputadoras de International Business Machines, a Allen se lo consideraba el cerebro de la sociedad, mientras que Gates era el genio del marketing, según Laura Rich, autora de “The Accidental Zillionaire”, una biografía no autorizada de Allen.

Allen, socio general de Microsoft, tenía originalmente el cargo de vicepresidente. Cuando se alejó en 1983 por razones de salud, era vicepresidente ejecutivo a cargo de investigación y desarrollo de nuevos productos. Permaneció en la junta directiva hasta 2000 y de allí en más fue asesor senior de estrategia.

A+ A-

Relacionados

tipo de contenido
Negocios

Una pausa en las grandes ventas de bonos corporativos

Al menos siete prestatarios optaron por postergar unas ventas que ya estaban planificadas, en medio de la venta masiva de activos de riesgo.

tipo de contenido
tipo de contenido
Negocios

Patio Bellavista: "Nos vamos a demorar aproximadamente un año en volver a cifras precrisis"

El gerente general del centro comentó que se establecieron arriendos variables para los locatarios por un año.

tipo de contenido
Negocios

Modelo flexible y proveedores cercanos permiten a Zara resistir la pandemia

El aumento del canal online y la reducción de 21% de sus gastos operativos ha compensado en parte la caída de ventas.

tipo de contenido
Negocios

Nuevas consolas PlayStation 5 y Xbox costarán US$ 500, lo que agudizará la competencia

El precio es un factor determinante en el éxito comercial que tienen los sistemas en este mercado.