Negocios

Startups regionales se reiventan para superar la crisis del coronavirus

Guiadas por sus inversionistas, las compañías intentan sobrevivir con recortes de gastos y salarios y, en algunos casos, cambiando sus modelos de negocio.

Por Ezra Fieser

Miércoles 6 de mayo de 2020

A+ A-

Gympass creó una de las tecnológicas de más rápido crecimiento en América Latina al facilitar el acceso a gimnasios para empleados corporativos.

La startup de Sao Paulo nació hace ocho años. Firmó contratos con aproximadamente 2.000 compañías, lo que permitió a sus empleados acceso a unos 53.000 gimnasios en 14 países, incluido Estados Unidos. Luego, la pandemia de Covid-19 se desató y casi todos los gimnasios cerraron. El modelo de negocios de la compañía dio un giro casi de la noche a la mañana.

"Era un código rojo, algo tan importante que todo lo demás quedaba en espera hasta que se resolviera la situación", dijo Leandro Caldeira, director ejecutivo de la compañía para América Latina. "Centramos todo en la creación de una plataforma para que los gimnasios pudieran ofrecer clases en línea", agregó.

Los inversionistas vertieron un récord de US$ 4.600 millones de capital de riesgo en las nuevas empresas latinoamericanas en 2019, según Lavca, la Asociación de Inversión de Capital Privado en América Latina. Ahora que las economías están cerradas y los gobiernos imponen cuarentenas, las compañías, guiadas por sus inversionistas, están tratando de sobrevivir con recortes de gastos, salarios y empleos y, en algunos casos, cambiando sus modelos de negocio.

Gympass, que el año pasado se convirtió en tecnológica unicornio valorada en US$ 1.200 millones cuando recaudó US$ 300 millones en una ronda de inversión dirigida por SoftBank Group Corp., lanzó su programa en línea en dos semanas. A través de la plataforma, los miembros pueden acceder a unas 50.000 clases al igual que aplicaciones de salud, como terapia por web. Esto ayudó a limitar la cantidad de cancelaciones, dijo Caldeira.

En toda la región, los inversionistas están diciendo a sus compañías que tomen medidas rápidas para preservar los fondos, dijo Julie Ruvolo, directora de capital de riesgo en Lavca. "En este momento, el efectivo es rey", dijo. "La pregunta ahora es realmente qué tan rápido las empresas pueden dar el giro y responder".

Kaszek Ventures, uno de los mayores inversionistas de riesgo de la región, con sede en Buenos Aires, comenzó a alertar a principios de marzo, indicando a su cartera de unas 40 compañías que "cambiaran a modo de guerra". La compañía, que el año pasado recaudó US$ 600 millones para nuevas inversiones, ha visto caer los ingresos de las empresas en las que tiene participaciones de hasta 30%, dijo Hernan Kazah, cofundador y socio gerente de Kaszek.

Si bien algunas startups no sobrevivirán a la crisis, muchas empresas están llenas de efectivo gracias a las cantidades que recaudaron el año pasado, dijo. Para sobrevivir, "hay que ser principalmente frugal y defender el efectivo", dijo Kazah. "No todas lo lograrán, pero con suerte la mayoría saldrá adelante y terminaremos creando grandes compañías".

Las nuevas empresas en algunos de los sectores más afectados están tomando medidas para adaptarse a la nueva realidad.

Urbvan normalmente transporta a personas por las obstruidas calles de Ciudad de México con una flota de camionetas equipadas con wifi. Todo eso cambió cuando la gente empezó a trabajar desde casa. La compañía ahora se está enfocando en la entrega de alimentos y equipos médicos, y proporciona transporte a trabajadores de hospitales y otras industrias esenciales, dijo Joao Albino, cofundador.

"Al principio, pasamos de operar 300 camionetas a 20", comentó. "Con este cambio, la recuperación ha sido en forma de V. Ahora operamos cerca de 200 vehículos".

En Colombia, la startup Ayenda se convirtió en la cadena de alojamiento más grande del país trabajando de la mano con hoteles pequeños y económicos para remodelar sus propiedades, renovar la imagen y darles una presencia en línea. Casi todas sus 140 ubicaciones han sido cerradas temporalmente, lo que obligó a la compañía a reducir costos y reflexionar sobre nuevos modelos de negocios.

Una idea ya está en proceso: la compañía está lanzando un negocio de alimentos, utilizando las cocinas de algunos de esos hoteles, dijo Andrés Sarrazola, director ejecutivo.

"Estamos en la industria hotelera, el ojo del huracán, por lo que hemos tenido que centrarnos en limitar las pérdidas", dijo. Tras estas medidas, la compañía puede sobrevivir durante 20 meses, utilizando los casi US$ 9 millones que recaudó el año pasado, dijo Sarrazola.

Para Gympass, la adición de contenido en línea ya ha ayudado a atraer nuevos suscriptores y, más importante aun, ha ayudado a preservar el efectivo, dijo Caldeira.

"Definitivamente sobreviviremos y después de esta crisis seremos mucho más fuertes que antes", dijo.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
tipo de contenido
Negocios

La respuesta de Amazon y Target a la ola de protestas en EE UU

Mientras la cadena supermercadista ha cerrado preventivamente docenas de locales, el gigante online detuvo sus repartos en algunas ciudades.

tipo de contenido
Negocios

Gigantes de los agronegocios se unen y apuestan por la carne artificial

En las Américas, el mercado regional de carne a base de plantas podría crecer un 100% en los próximos cinco años.

tipo de contenido
Negocios

Codelco intensifica medidas por Covid-19 para evitar interrupciones en su producción

La estatal elevó su producción y redujo sus costos directos, pero aportó solo US$ 54 millones al fisco por el menor precio del cobre.

tipo de contenido
tipo de contenido
Negocios

Unilever Chile sobre el riesgo de desabastecimiento: "Lo peor ya pasó"

Nuria Hernández, CEO de la compañía en el país, dijo que durante las primeras semanas fue difícil proyectar la demanda por productos higiénicos.