Negocios

El fantasma de la quiebra acecha a la Universidad de Chile

La salida de Carlos Heller ha dejado en evidencia la grave situación financiera del club. Incluso desde la casa de estudios ven con preocupación cómo han dañado el nombre.

Por Josefina Ríos

Jueves 21 de marzo de 2019

A+ A-

La crisis de la Universidad de Chile ya no solo radica en su pobre desempeño en el torneo nacional de fútbol. En la actualidad, Azul Azul, la concesionaria que administra el club, enfrenta una grave situación económica que incluso podría desembocar en la quiebra del segundo equipo más grande del país.

Aunque han sonado nombres como Arturo Salah, Jorge Burgos, Harold Mayne-Nicholls e, incluso, el expresidente de Azul Azul Federico Valdés para suceder a Carlos Heller a la cabeza del directorio de la concesionaria, profesionales ligados al club aseguran que no habido siquiera contactos con ellos.

El conflicto ya escala a las principales autoridades de la Casa de Bello, quienes miran con inquietud el daño que esta situación puede provocar al nombre de la universidad. De hecho, la "indemnidad del nombre" fue una de las principales preocupaciones cuando se negoció el contrato de concesión con Azul Azul en 2007.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Negocios

El calentamiento global tiene nuevas afectadas: las vacas lecheras

Las temperaturas récord en verano impactan negativamente en la producción de leche. Empresarios han debido invertir en métodos de ventilación para paliar el problema.

Negocios

Aumentan a 530 los casos de enfermedad por vapeo en EE.UU.

Varios pacientes han tenido un hallazgo inusual en sus pulmones: células inmunes llamadas macrófagos, que se llenaron de aceite.

Negocios

La simple estrategia que aumenta la fortuna de Bill Gates

Gracias a su fórmula ha sumado US$ 16.000 millones a su patrimonio este año, lo que eleva su riqueza a US$ 106.000 millones, apenas por debajo de Jeff Bezos.

Negocios

Cuando las empresas mejoran en diversidad, suben en la bolsa

Mientras en las empresas tecnológicas de EE.UU. la proporción entre hombres y mujeres es de 70-30%, en la banca ésta es prácticamente pareja.