Negocios

La estrategia de la Bolsa para asignar la segunda parte de su tesoro

Este viernes 20 de julio se ofrecerán las acciones de dueños desconocidos que no lograron ser adjudicadas en un primer remate. Gran parte de lo recaudado irá a Bomberos.

Por Gabriela Villalobos

Miércoles 18 de julio de 2018

A+ A-

No hay primera sin segunda. Tras el histórico remate realizado el pasado jueves 12 de julio, la Bolsa de Comercio volverá a ofrecer parte de las acciones sin dueño que custodia hace más de cien años. En una primera oportunidad, se intentó rematar títulos por un total de US$28 millones para dar cumplimiento a una nueva regulación bursátil.

Sin embargo, sólo se encontraron compradores para papeles por US$11 millones. El resto, no tuvo interesados. Parte, debido a que las condiciones de la oferta no eran atractivos: la mayoría fue inscrita a un precio mínimo demasiado cercano al valor de mercado. Es decir, no tenía sentido comprar un gran lote de acciones a través de esta vía, ya que el número necesario de títulos podía ser fácilmente comprados en la rueda.

Aquello ocurrió, por ejemplo con un paquete por US$9,6 millones de Copec. Las acciones fueron ofrecidas a $9.996,20 cada una dicho jueves, siendo que su valor de cierre del miércoles era de $9.986,1 en el mercado bursátil.

Por lo mismo, se resolvió volver a ofrecer los papeles, pero con condiciones que podrían ser más atractivas. A diferencia de lo que ocurrió en el primer remate, esta vez el precio fijado corresponderá al valor de cierre de las acciones el jueves 19 de julio, menos el 5%. Es decir, el precio se sellará unas horas antes de la transacción para garantizar un escenario que atraiga a más inversionistas.

La razón legal detrás del remate

Los remates organizados buscan cumplir con una nueva normativa aprobada en 2016, pero que rige desde 2017. La disposición legal exige que las corredoras, bancos y las bolsas acudan al regulador si encuentran en custodia acciones cuyo dueño se desconoce. Si esto ocurre, deberán comunicar su existencia a través de avisos de prensa para encontrar a los inversionistas.

La presencia de acciones sin dueño ocurre debido a que en los inicios de la Bolsa de Comercio se llevaba un registro escrito de los activos que se tenían en custodia y el nombre de los dueños. Sin embargo, con el paso de los años la masa de inversionistas fue creciendo. Algunos olvidaron el número exacto de títulos que tenían y otros fallecieron sin dejar establecidos las acciones como parte de la herencia. De este modo, la rueda acumuló un total de US$28 millones de acciones que no tenía dueño.

En el caso de los papeles adquiridos antes de 1981, los desconocidos podían acudir al rescate de los títulos en el plazo de un año, el cual venció en mayo de este año. Los papeles que no fueron reclamados fueron puestos en remate el pasado jueves 12 de julio y los dineros quedaron a disposición -nuevamente- de los inversionistas incógnitos por el plazo de un año. Si nuevamente estos no llegan, el dinero será traspasado a la Junta Nacional de Bomberos.

Se espera que en este segundo remate se cumpla a cabalidad con la ley. Sin embargo, aquello recién se resolverá si se logra atraer a suficientes compradores. 

 

A+ A-

Relacionados

tipo de contenido
tipo de contenido
Negocios

Microsoft: "El 70% de los ataques que están ocurriendo son robos de credenciales"

La mayoría de los asaltos virtuales se introducen vía phishing, dice el gerente general de Microsoft en Chile, Sergio Rademacher.

Negocios

Miniso mantiene las esperanzas de los inversionistas

Pese a las continuas pérdidas, la popular tienda de origen chino se ha favorecido con la pandemia y su crecimiento exponencial aumenta con el tiempo.

tipo de contenido
Negocios

El posible estímulo fiscal en EE. UU. y la producción china empujan al cobre

El precio del metal ha tenido una recuperación de casi un 60% desde su menor nivel registrado a mediados de marzo.

tipo de contenido
Negocios

Netflix no cumple expectativas de crecimiento de suscriptores

El servicio de streaming agregó solo 2,2 millones de nuevos suscriptores en el tercer trimestre, cifra fue muy inferior a los 3,32 millones pronosticados por los analistas.