Ocio

Cosby, el primer condenado de la era #MeToo

El comediante fue encontrado culpable de los tres cargos por abuso sexual, denunciados por la ex atleta Andrea Constand.

Bill Cosby

Por Isabel Plant

Jueves 26 de abril de 2018

A+ A-

Ni Harvey Weinstein ni Kevin Spacey. En medio de la ola de acusaciones de abuso y acoso sexual contra personalidades del mundo del espectáculo, el primero en ser condenado por sus crímenes es, finalmente, Bill Cosby. Tras años de acusaciones cruzadas, y más de cincuenta mujeres dando testimonio en medios sobre ser drogadas y luego abusadas por el famoso comediante, fue el jurado de un segundo juicio en una corte de Pensilvania el que encontró a Cosby culpable de “penetración sin consentimiento”, “penetración mientras se está inconsciente” y “penetración tras la administración de una sustancia intoxicante”. Por cada uno de estos delitos, Cosby enfrenta hasta 10 años de cárcel (aunque las sentencias pueden unirse) y un millón de dólares en fianza.

El caso ya obsesiona a los juristas norteamericanos, además de causar un impacto mundial. Cosby se hizo famoso en el mundo occidental por ser el encantador patriarca de una familia televisiva en su sitcom de los años ochenta, y una de las estrellas afroamericanas más importantes para esa comunidad. El tema legal no es sólo que se ganó un caso de “ella dijo/él dijo”, donde la única manera de triunfar es convenciendo al jurado de quién dice la verdad, sin mayores pruebas físicas. Lo más importante es hoy tratar de evaluar cuánto afectó el movimiento #MeToo, o la revolución en contra del abuso en redes sociales que se tomó al mundo y bajó la tolerancia a la sistematización de estos delitos en distintas industrias. Esto porque Cosby había sido llevado al banquillo por el mismo caso hace un año -antes de la explosión post Weinstein-, el jurado en ese momento no había llegado a una conclusión y el juicio se declaró nulo. Ahora en sólo dos días -antes les tomó seis días y no llegaron a sentencia-, el jurado puso el sello de culpabilidad en Cosby.

La acusación en ambos juicios viene por parte de Andrea Constand, hoy de 45 años. Ex basquetbolista, conoció a Cosby mientras trabajaba como técnica del equipo de básquetbol de la Universidad Temple de Pensilvania, la alma mater del comediante. En 2004 Cosby la visitó en su casa y le administró dos pastillas que le darían sueño. Mientras ella no podía moverse y estaba semiinconsciente, la estrella televisiva la penetró, de acuerdo con lo aceptado por el jurado. La defensa de Cosby sostuvo durante todo el juicio que el encuentro había sido consensual, pero ya en 2005 Constand había presentado una demanda civil contra el actor, la que terminó con un acuerdo monetario millonario entre ambos.

Andrea Constand

Durante este segundo juicio, la estrategia de la defensa de Cosby apuntó a perfilar a Constand como una cazafortunas, solo interesada en las luces y el dinero. Los abogados de la deportista respondieron iracundos, apuntando a que nuevamente se hacía parecer a las víctimas de abuso como culpables y que esto fomentaba la cultura de silencio, y es la razón de por qué se demoran en llegar a la corte. Se permitió que cinco otras acusadoras de Cosby dieran su testimonio, algunas entre lágrimas, sobre los abusos del comediante, siempre con el mismo modus operandi. De las otras decenas de mujeres que han levantado su voz contra Cosby, ningún otro caso ha sido admitido por un juez, muchas veces por la prescripción ante la justicia.

Ahora Cosby es oficialmente culpable de abuso sexual. El tema central del enfrentamiento en la corte se trató acerca del consentimiento. Esa terminó siendo la palabra clave para el jurado, que incluso detuvo sus deliberaciones para preguntar en la corte nuevamente la definición legal del término.

Varias acusadoras de Cosby recibieron el veredicto con llantos de alegría, sollozos y abrazos en los tribunales. Se dijeron frases como “finalmente ganó la verdad”, mientras que la defensa de Cosby declaró estar desilusionada, insistió en la inocencia del actor y añadieron que “la pelea no ha terminado”. Por el momento, hay que esperar a ver cómo se aplica la sentencia, que dice que a los 80 años Bill Cosby es culpable.

A+ A-

Relacionados

tipo de contenido
tipo de contenido
Ocio

Un viaje histórico por el folclor de la risa

El historiador Maximiliano Salinas recorre junto a Cristián Warnken algunos de los pasajes nacionales donde el humor y la fiesta están presentes.

tipo de contenido
tipo de contenido
Ocio

Isabel Parra: “La métrica de la cueca a uno se le mete en el corazón y en la memoria"

En las Fiestas Patrias, la folclorista e hija de Violeta Parra conversa con Cristián Warnken sobre la identidad de la canción chilena y el legado cultural de su madre.

Ocio

Grandes movidas musicales de los 60 disponibles en el streaming

Son muchos quienes piensan que nacieron en la época equivocada solo por la música. Bueno, aquí grandes producciones que respondan al por qué de esa idea, junto a Isabel Plant.

Ocio

¿Y ahora? Wonder Woman 1984 se pospone una vez más

No importa cuando leas esto: la película protagonizada por Gal Gadot y el chileno Pedro Pascal ha sufrido un nuevo retraso.