Ocio

Ignacio Valente: "El ser humano no soporta mucha realidad"

“Gracia, inteligencia y compresión” son las herramientas que un ser humano necesita para creer, explica el teólogo y poeta José Miguel Ibáñez Langlois.

PAUTA

Por Fernanda Valiente D.

Lunes 15 de julio de 2019

A+ A-

Antes de convertirse en un famoso crítico literario, el sacerdote que utiliza el seudónimo Ignacio Valente estudió en el Saint George's College y siguió ingeniería. Posteriormente, en Europa recibió el título de periodista en la Universidad de Navarra, y obtuvo dos doctorados que relacionaban la filosofía, las letras y la teología.

A veces la doctrina puede ser "árida", explica José Miguel Ibáñez Langlois (83), su verdadero nombre, en Desde El Jardín. De esta forma en el libro El amor que hizo el sol y las estrellas: fundamentos de doctrina cristiana, el autor añade el "sesgo existencial". Mediante anécdotas, ilustraciones y citas de grandes pensadores, busca acercar las doctrinas de la fe católica desde otra perspectiva.

Utilizando elementos como la Gracia, Ibáñez señala que fue necesario conceptualizar el misterio de la fe a través de la palabra escrita, para enfrentar el peligro del rigorismo y para enseñar a escuchar los silencios de los evangelios. Como comenta el sacerdote, parte importante de creer conlleva imaginación: es necesario recrear imágenes en la mente individual, en la que se ven las expresiones, los tonos y los gestos de Jesús.

Se requiere más que corazón

Por otra parte, en un periodo en el que se destaca la sociedad del entretenimiento y la pérdida de sentido, Valente explica que la predicación debe mantener el asombro, para que la fe no adquiera un carácter rutinario.

Pero no es un asombro ingenuo ni puramente emocional, ya que ella "no es un sentimiento en el sentido bíblico del corazón", sino que además requiere de la conciencia y de la inteligencia, añade el sacerdote, quien enseña teología moral en la Universidad de Los Andes.

El universo es inmenso y oscuro. Por ende, el ser humano muchas veces busca explicaciones para darle sentido a su vida y una de las herramientas que surgieron con el tiempo fue la sicología.

—¿Puede ser la fe una alucinación colectiva?—pregunta Cristián Warnken.

Ignacio Valente nunca dudó, siempre creyó en las enseñanzas de los apóstoles. "Jesús no es inventable por la mente humana, está más allá de las capacidades creativas", responde el religioso perteneciente a la orden del Opus Dei.

Otra rama de los ateos puede cuestionar la fe mediante el avance de la técnica. Debido a esto, Valente agrega "no veo por qué la ciencia puede probar la existencia de Dios", porque "no es una verdad de laboratorio".

El crítico literario concluye con la idea de que "el ser humano no soporta mucha realidad", y que dentro de la Santísima Trinidad, "al Espíritu Santo hay que buscarlo" hasta el final de al vida humana.

Vea el programa de Ignacio Valente

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Ocio

El debut de Patti Smith en el país y mucho más

La columnista Sofía García-Huidobro habla sobre el primer show en Chile de la llamada "sacerdotisa del punk", que destaca dentro de otros panoramas como "Festiluz", la exposición "Mundo situado" y el nuevo sendero del Parque Metropolitano.

Ocio

La reinvención del Modern Warfare definitivamente vale la pena

Alejandro Alaluf analiza esta reversión de la edición del Call of Duty lanzada originalmente en 2007. Mira un nuevo capítulo de Premio de Consola TV.

Ocio

Teatro en tiempos de crisis

La columnista Trinidad Piriz abre El Telón para comentar las obras ''Divino Anticristo'' y ''Perlas a los cerdos'', entre otras producciones que destacan en la cartelera teatral.

Ocio

La historia de una abeja con el "Diario de una reina"

La ilustradora Georgina Gubbins visita Un Día Perfecto para presentar su nuevo libro, lleno de flora y fauna, y que anuncia la creación del Museo de las Abejas en Vichuquén.