Ocio

Locamente millonarios: el fenómeno que se tomó Hollywood

La primera película hollywoodense con un elenco primordialmente asiático desde 1993 se ha convertido en un éxito arrasador de taquilla y en el retorno de la comedia romántica.

Por Isabel Plant

Jueves 6 de septiembre de 2018

A+ A-

La historia es la de Rachel Chu (interpretada por Constance Wu), una profesora universitaria de ascendencia chino-americana, quien está de novia con Nick (Henry Golding), profesor de historia. Él la invita a un matrimonio de un amigo cercano en Singapur (lo que le dará a la protagonista la oportunidad de conocer a toda la familia de su pareja), pero no le dice un detalle antes del viaje: él es parte de una de las fortunas familiares más importantes de China. Y eso incluye a una suegra millonaria, que no mira con buenos ojos a esta estadounidense aparecida.

Locamente millonarios (o Crazy Rich Asians en el idioma original) se ha transformado en un verdadero hit y en múltiples dimensiones. La película está basada en la novela (del mismo nombre) de Kevin Kwan, publicada en 2013, un bestseller donde el autor buscaba mostrarle a los lectores norteamericanos cómo es realmente la vida asiática contemporánea.

Su adaptación cinematográfica –dirigida por Jon M. Chu- fue estrenada hace menos de un mes en Estados Unidos y ya antes de llegar a las salas era vista como un hito: es la primera cinta desde El club de la buena estrella (1993) producida por Hollywood donde la mayor parte del elenco es asiático o asiático-americano. No es un dato menor, ya que los papeles para intérpretes de ascendencia china, japonesa, coreana y más solo están un poco mejor representados que los latinos. Un estudio publicado en 2017 por la University of Southern California, que analizó las cien películas hollywoodenses más vistas del año anterior, reveló que solo el 29,1% de los roles con diálogo eran interpretados por hombres o mujeres no blancos: un 13,6% corresponde a personas negras y un 5,7% a asiáticas, mientras que los latinos alcanzan apenas un 3,1%.

Además, tiene otra característica que la hace destacar: Locamente millonarios es una burbujeante comedia romántica -casi a la antigua-, en un momento en que el género prácticamente ha desaparecido de la pantalla.

La película se disparó al primer lugar de la taquilla en su fin de semana de estreno en Estados Unidos y rápidamente se convirtió en un fenómeno. Las críticas aplaudieron tanto que se aventurara en diversidad, como que la fórmula de romance y comedia funciona a la perfección. A menos de un mes de su estreno, la cinta amasó más de 117 millones de dólares, liderando la recaudación por tres semanas consecutivas, lo que la ha convertido en la comedia romántica más vista en cines en una década.

En el resto del mundo, Locamente millonarios también ha sido recibida con entusiasmo. En Australia, por ejemplo, fue el mejor debut en taquilla para una comedia romántica en la historia. Aún falta que siga avanzando por países como Gran Bretaña y también en Chile, donde su estreno se espera para el 20 de septiembre.

A+ A-

Relacionados

<p>">
tipo de contenido
tipo de contenido
Ocio

El nuevo libro sobre refranes chilenos

Adriana Valdés y Guillermo Soto, de la Academia Chilena de la Lengua, comentan con Cristián Warnken el libro "Al cateo ’e la laucha: refranes y dichos de Chile".

Ocio

The Game Awards: los mejores videojuegos por año

Dirección, diseño, narrativa o impacto son solo algunos de los factores que convierten a un videojuego en el mejor del año.

<p>Nathan Drake en ">
tipo de contenido
tipo de contenido
Ocio

El fin de una era: los videojuegos más exitosos de la octava generación

Con el arribo de la PlayStation 5 y la Xbox Series X|S, se prepara la novena generación de consolas. ¿Qué dejó la "vieja aventura" con PlayStation 4, Xbox One y Switch?

tipo de contenido
tipo de contenido
Ocio

Carlos Peña: "No tiene ningún sentido este proyecto de indulto"

En conversación con Cristián Warnken, Carlos Peña desestima el proyecto que busca condonar a aquellas personas que infringieron la ley durante el estallido social.