Ciencia y Tecnología

SIMA: el primer robot social educativo chileno

La máquina funciona a través de una App que se carga en un teléfono inteligente. Este, a su vez, se inserta en el cuerpo del robot, permitiendo su funcionamiento e interacción social.

Por Francisca Rivera

Miércoles 27 de Febrero de 2019

A+ A-

Escucha, conversa, se mueve, enseña y hasta cuenta chistes. Así es SIMA, el primer robot social educativo chileno hecho con impresión 3D y que funciona con inteligencia artificial de IBM y ocho grados de movimiento.

SIMA fue creado por una pareja de emprendedores cuya motivación inicial fue inventar un robot para su hijo. “Le hice robots de Lego pero no tenían un aspecto claro, eran más como insectos y él tenía dos años y les tenía miedo. Cuando venía el robot caminando con las luces y todo, él salía corriendo, se asustaba, por el diseño (…) Entonces nos preguntamos ¿qué es necesario que tenga un robot para que interactúe con niños pequeños sin ser rechazado”, cuenta Felipe Araya, ingeniero mecánico, CEO y fundador en Sima Technologies.

SIMA fue creado con el objetivo de acercar el mundo de los androides a los niños, transformando celulares en robots sociales, educativos y accesibles para todos quienes tengan un teléfono inteligente con sistema android. Funciona a través de una aplicación instalable en cualquier smartphone con este sistma, dispositivo que luego se inserta en el cuerpo plástico y móvil del robot, permitiendo su funcionamiento e interacción social, pudiendo escuchar, moverse y -sobretodo- enseñar.

Los creadores destacan que la ventaja de SIMA Robot es que es absolutamente personalizable en sus contenidos, ya que quienes lo adquieren tienen acceso liberado a una plataforma digital desde donde se pueden programar los parámetros de funcionamiento del androide, para establecer temáticas, respuestas, lenguaje y movimientos a interactuar con sus usuarios. El robot viene cargado con actividades en las que enseña a los niños, por ejemplo, a contar y se pueden realizar actividades de acuerdo al currículum de educación pre-escolar que existe en Chile.

¿Por qué un robot social?

En conversación con La Invención del Futuro, Felipe Araya explicó que “los seres humanos tendemos a darle atributos humanoides a todos los objetos con los que interactuamos, sobre todo cuando somos más pequeños”. Un clásico ejemplo de esto es la pelota bautizada como Wilson en la película El Náufrago, agrega.

Araya explica que la nueva ola de la robótica está orientada a cómo interactúan los robots con los seres humanos, destacando atributos diferentes a los conocidos. “Lo importante no es la precisión y la fuerza que pueda tener para tomar un producto. El nuevo desafío de la robótica es cómo hacer que estos generen empatía y se comuniquen bien con las personas para prestarles la atención para la que fueron diseñados”.

Entre el 16 y 19 de febrero, SIMA estuvo en la "ToyFair NewYork 2019", la feria de juguetes más grande del mundo. "Fue muy interesante. Me dio gusto saber que los pocos robots que había todavía estaban usando la tecnología de hoy, o sea enseñar a programar, para que mueva un brazo, pero robots que interactúen para buscar algo más, que en nuestro caso es el aprendizaje, no habían".

Revise la entrevista completa a Felipe Araya

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Ciencia y Tecnología

Brave UP! La aplicación chilena que combate el acoso escolar

La organización es una red privada, cerrada y con objetivo claro: prevenir, educar, medir y facilitar la detección de casos de acoso escolar y ciberacoso en los colegios.

Ciencia y Tecnología

Karen Uhlenbeck: la mujer que revolucionó los Premios Abel

La científica estadounidense de 76 años hizo historia al ser la primera mujer en obtener el "Nobel de Matemáticas".

Ciencia y Tecnología

Volvo planea autos a prueba de conductores ebrios

Los vehículos tendrán la capacidad de advertir si un conductor está claramente embriagado para así poder intervenir.

Ciencia y Tecnología

Por qué el telescopio más grande del mundo se instalará en la Región de Atacama

El astrónomo Miguel Roth explicó que lugares de cielos despejados y oscuros, como los del norte del país, son ideales para proyectos astronómicos como el Telescopio Magallanes Gigante.