Crónica

El fiscal Moya en tres claves

Durante tres años, el fiscal de Alta Complejidad y Emiliano Arias, su jefe en Rancagua, fueron una dupla implacable cuya amistad partió en un curso del FBI y se profundizó en un viaje a Colombia. Ahora Moya denunció a Arias.

Por Ana María Sanhueza

Lunes 22 de abril de 2019

A+ A-

    La ministra secretaria general de Gobierno, Cecilia Pérez, dijo en La Moneda que el Ejecutivo está siguiendo en forma atenta los acontecimientos que ocurren en Rancagua. "Dado la gravedad de lo que está sucediendo en Rancagua, con tres magistrados suspendidos y un fiscal investigado, las premuras en las investigaciones y la transparencia deben ser efectivas", comentó la vocera.

    Ante ello, agregó, "como Gobierno estamos estudiando el sistema por el cual se eligen, se designan, se evalúan y se controlan tanto jueces como fiscales. Creemos que tiene que existir eventualmente un cambio en estas designaciones, evaluaciones y controles". El Ministerio de Justicia está encargado de ese análisis, que podría derivar en un proyecto de ley.

    La última parte de esta polémica ha surgido tras las denuncias que Sergio Moya, fiscal de la Unidad de Alta Complejidad de la Región de O'Higgins, realizó en contra de su superior, el fiscal jefe de esa región, Emiliano Arias, por una serie de presuntas irregularidades en casos como el de los magistrados de la Corte de Apelaciones de Rancagua o también en Caval.

    Crónica

    Arias y denuncia mediática del fiscal Moya: "El objeto no era otro que destrozar mi imagen"

    El fiscal jefe de O'Higgins dice que seguirán apareciendo correos y mensajes de WhatsApp "tergiversando su verdadera naturaleza" con denuncias en su contra.

    ¿Quién es Sergio Moya Domke?

    1.Empezó en La Araucanía

    Sergio Moya (44) es parte de la primera generación de abogados que entró a trabajar al Ministerio Público poco después de titularse en la Universidad de Concepción. Fue en el año 2000, cuando recién comenzaba a operar la Reforma Procesal Penal, que partió primero en dos regiones piloto, La Araucanía y Coquimbo (solo el 2005 operó en todo en el país). 

    Al Ministerio Público entró como abogado asistente en Traiguén, a la zona del llamado conflicto chileno mapuche. Luego se conviritó en fiscal, y allá se hizo conocido por su estilo "duro". Fue en su trabajo en La Araucanía donde estrechó lazos con Carabineros, entre ellos con el fallecido ex director general de Carabineros Alejandro Bernales, quien lo instruyó en técnicas de inteligencia.

    En La Araucanía, Moya investigó el incendio al fundo del ahora fallecido abogado Juan Agustín Figueroa, donde logró la condena de varios mapuches, y en la zona solía trabajar con Carabineros.

    Todos esas relaciones con la policía uniformada, que Moya forjó en la Región de la Araucanía, se hicieron patentes en marzo 2019, cuando una esquirla de la Operación Huracán -en la causa por implantación de pruebas para inculpar a mapuches en actos terroristas- le saltó directamente al fiscal.

    Esto, pues el fiscal nacional, Jorge Abbott, ordenó en marzo pasado abrir una investigación admnistrativa a Moya para que aclare las reuniones que sostuvo con el ex general director de Carabineros Bruno Villalobos; el exdirector de Inteligencia, Gonzalo Blu, y el mayor Patricio Marín (los dos últimos imputados en la causa), cuando recién comenzaba a revelarse la Operación Huracán. Tales antecedentes surgieron en la investigación que realiza el fiscal de Aysén, Carlos Palma.

    2. Le decían "perro viejo"

    Moya es hijo de profesores. Nació en Puente Alto, pero se crió en la Región de La Araucanía, donde llegó a vivir junto a su familia en los años 80. Estudió en el Colegio Santa Cruz de Victoria y fue uno de los mejores alumnos de su promoción. Un reportaje de revista Qué Pasa, de marzo de 2016, contó que sus compañeros lo apodaban "el perro viejo" por su forma de ser: pausado y reservado.

    Uno de sus compañeros de curso fue el escritor Francisco Ortega, hoy convertido en superventas y quien, en la novela El verbo Kaifman (2015), llamó a un personaje Leopoldo Domke, en referencia al segundo apellido del fiscal.

    Al egresar del colegio, Moya entró a estudiar Derecho a la Universidad de Concepción. Siempre quiso ser fiscal, pero alcanzó a trabajar brevemente como abogado en Victoria, Chillán y Concepción. Hasta que entró al Ministerio Público.

    Tras su paso por La Araucanía, al llegar a Rancagua investigó la denuncia por trata de personas contra el empresario Francisco Javier Errázuriz, luego de que en su propiedad fueron encontrados ciuadadanos paraguayos que trabajaban en precarias condiciones.

    Luego vino el caso Caval, el mismo por el que hoy está enfrentado a Arias: una de las cuatro denuncias de Moya contra su superior jerárquico es que, en 2017, propuso hacer un jucio abreviado al exsíndico Herman Chadwick. 

    3.Fue con Arias a un curso al FBI

    Durante su trabajo como fiscal, Moya hizo varios cursos de inteligencia en el FBI, donde aprendió técnicas de interrogatorios que ha utilizado en sus pesquisas, entre ellas, el caso Caval y las causas que indagó en La Araucanía.

    Fue en una de esas pasantías que coincidió con el entonces fiscal jefe de Pudahuel de la Fiscalía Regional Metropolitana Occidente, Emiliano Arias, cuando ambos fueron a un curso al FBI de atentados explosivos a Quantico, Virginia.

    Además, ambos fiscales fueron parte en 2010 de la investigación que realizó el Ministerio Público en búsqueda de lazos entre guerrilleros de las Farc con agrupaciones mapuches. Entonces, Moya y Arias eran una dupla y viajaron juntos a Colombia.

    Seis años después, en 2016, esa amistad gozaba de su mejor momento. Moya, quien en La Araucanía tuvo protección del Gope de Carabineros, ya llevaba seis años en Rancagua cuando su jefe, el entonces fiscal regional de Rancagua Luis Toledo -el primero que indagó el caso Caval- pidió traslado a Santiago, por lo que se abrió un concurso público.

    El pasado sábado 20, en una entrevista a El Mercurio, Moya recordó su amistad con Arias, y contó que él mismo le sugirió postular para reemplazar a Toledo.

    La historia que viene ya es conocida, y también muy polémica: Arias quedó en la terna que hizo la Corte de Apelaciones de Rancagua; selección en que particicpó el ahora cuestionado ministro Emilio Elgueta, quien será formalizado por Moya el próximo 26 de abril. 

    Elgueta ha señalado que recibió presiones para votar por Arias para la fiscalía regional, un hecho que hoy cobra relevancia pues es parte de las cuatro denuncias que Moya presentó la semana pasada contra Arias.

    Política

    Cómo el fiscal Guzmán se convirtió en el favorito de los senadores

    Cada vez que postuló a cargos en el Ministerio Público, el fiscal metropolitano sur contó con la mayoría de los votos de los jueces. Hoy el escenario se repite en el Senado. Claro que por menos de los $16 millones de sueldo que originalmente ganaría.

    Después de trabajar tres años juntos, por primera vez lo hacen por separado: Moya presentó su denuncia. Y ahora otra investigación, con ambos enfrentados, se abre.

    A+ A-

    Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

    Relacionados

    Crónica

    La renta familiar a la que apunta el anunciado seguro de salud de Fonasa

    En conversación con Primera Pauta, el director del programa, Marcelo Mosso, explicó montos y funcionamientos del proyecto de La Moneda.

    Crónica

    Mercado Central: los cuatro grandes proyectos de trenes interurbanos

    A Melipilla, a Valparaíso y Viña, y al aeropuerto. Tanto el gobierno como el sector privado impulsan iniciativas ferroviarias.

    <p>Paulina Vodanovic, Libertad Triviño y Laura Albornoz.</p>
    Crónica

    Así se anticipa la elección más política del Colegio de Abogados

    Dos hechos inéditos cruzan los comicios que se realizarán entre el 4 y 6 de junio: la irrupción de candidaturas femeninas y una lista a la izquierda de la Nueva Mayoría.

    Crónica

    Estudio UC: la mitad de los estudiantes considera normal el ciberacoso

    Investigación pone en alerta que los alumnos, especialmente los de primer año de carrera, normalicen este tipo de prácticas.