Internacional

La escasez de la gasolina golpea Caracas

PDVSA ha tenido que importar combustible desde Europa, Asia y el Medio Oriente, tras las sanciones de Estados Unidos a Venezuela. Aun así, el flujo de gasolina se ha ralentizado en la capital venezolana.

Bloomberg

Por Lucia Kassai y Fabiola Zerpa

Viernes 17 de mayo de 2019

A+ A-

Los automovilistas venezolanos volvieron a sentir el viernes la punzada de las sanciones estadounidenses a través de la escasez de gasolina que empieza a golpear la ciudad de Caracas, por segundo día consecutivo.

Filas de cientos de autos se pueden ver por algunas de las principales avenidas de Caracas, esperando para rellenar sus estanques en las estaciones de bombeo que se están secando rápidamente. Los que tienen la suerte de recibir gasolina están pagando con bocadillos o cigarrillos, paralizados por una crisis económica que hace que el efectivo sea escaso y erosione su valor hasta el punto de que cuesta menos de un centavo llenar un estanque de gasolina.

La escasez de combustible es ahora común en el interior del país, ya que las sanciones de Estados Unidos han interrumpido las importaciones venezolanas de gasolina estadounidense. La diferencia es que solo recientemente han afectado a la capital. La estatal Petróleos de Venezuela SA no ha podido compensar el déficit, está paralizada por el hundimiento de la producción de crudo que ha cerrado cuatro de sus cinco refinerías en el país. Sus plantas restantes están operando al 14% de su capacidad, la tasa más baja en al menos dos años.

Enrique, gerente de una estación de servicio en el sureste de Caracas, quien se negó a dar su apellido, dijo que su suministro de combustible se ha reducido a la mitad desde el 9 de mayo. Él solía recibir una entrega de combustible de 37.000 litros de PDVSA todos los días, dijo. Ahora, los envíos llegan cada dos días.

Venezuela generalmente ha confiado en los envíos estadounidenses de gasolina para mantener a sus conductores en movimiento. También dependía de los suministros estadounidenses de nafta, un compuesto del petróleo necesario para sacar el crudo de Venezuela, y así mantener la producción. Ambos productos se han agotado desde que el presidente de EE.UU., Donald Trump, intensificó las sanciones contra el país latinoamericano.

Desde entonces, PDVSA ha recurrido a la importación de combustible de Europa, Asia y el Medio Oriente. En los últimos meses, ha recibido cargamentos de combustible de India, Emiratos Árabes Unidos y tanques de almacenamiento en Ventspils, Letonia. Pero el flujo se ha ralentizado a medida que EE.UU. continúa presionando a las empresas que proveen combustible al régimen del presidente en funciones, Nicolás Maduro.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Internacional

Bancos de Argentina alcanzan ganancias máximas en plena crisis

El sector logró ganancias por US$ 1.220 millones en los tres primeros meses del año, lo que supera en un 45% las utilidades percibidas en igual período de 2018.

Internacional

¿Destituir a Bolsonaro? En Brasil ya se habla de esa opción

Mientras otros gobiernos zanjaban sus disputas internas en privado, en el actual esas batallas se dan abiertamente, debilitando la imagen del Ejecutivo.

Internacional

Una emocionada Theresa May dimite tras no lograr el Brexit

El Reino Unido tiene plazo hasta el 31 de octubre para llegar a un acuerdo con los otros 27 estados miembros que integran la Unión Europea.

Internacional

Sudáfrica sufre daño colateral de guerra comercial entre EE.UU. y China

El Banco de la Reserva de Sudáfrica mantuvo la tasa de interés clave en 6,75% y recortó la proyección de crecimiento para todo el año.