Deportes

Manchester versus Manchester: la historia alternativa

¿El United o el City es el equipo más representativo de Manchester? Aquí una comparación, con un City (que casi fue) campeón.

Manchester United

Por Eduardo Olivares y Bruno Sampieri

Sábado 7 de abril de 2018

A+ A-

Gol de cabeza (Kompany), gol de media vuelta (Gudogan). En la primera mitad del partido entre el Manchester City y el Manchester United, el City convencía. Dominaba en su propio estadio, el Etihad. Y ganaba 2-0, claro, con lo que le agregaba la sazón al caldo de los futboleros: con ese triunfo se convertía campeón de la Premier League y en la cara del United, su archirrival. Ocurría lo esperable, pues el club dirigido por Pep Guardiola amasó una cuenta suculenta de puntos en esta temporada de la liga inglesa. “Inalcanzable”, repiten quienes entienden de esto.

Enfrentamientos oficiales por Premier League

Presente temporada

Equipos

Jugados

Ganados

Empatados

Perdidos

Goles a favor

Goles en contra

Diferencia de goles

Puntos

M. United

32

22

5

5

63

25

+38

71

M. City

32

27

3

2

90

24

+66

84

El problemas de las crónicas deportivas es que no pueden quedar escritas antes de los partidos. Hay gente que pierde dinero imprimiendo poleras antes de tiempo, o preparando un cotillón que después debe ocultar en la bodega.

En este caso en particular, la celebración del City este sábado por la tarde en la grisácea Manchester estaba para transformarse en la historia oficial. El morbo estaba en cocción: el City le estaba machacando a su némesis eso de ser campeón en sus narices.

Pero no. No aún. Tres jugadas del chileno Alexis Sánchez, el 7 del United, crearon el antídoto al morbo: primero un pase a Herrera y éste a Pogba (gol); un par de minutos después una parábola directa a Pogba (gol de cabeza) y, al minuto 69, de tiro libre, un centro a Smalling (gol con pie derecho).

Chris Smalling convierte el 2-3 ganador del United.

Crédito de la imagen: Manchester United
Sergio Agüero lamenta su fallido intento por empatar.

Crédito de la imagen: Manchester City

City 2.United 3. Se escribió, así, la historia alternativa.

Para el City, que viene de una derrota de 3 a 0 ante el Liverpool en la ida de los cuartos de final de la Champions League, esta semana ya sabe a hiel. Debe jugar la revancha ante el Liverpool el martes 10, en el mismo Etihad Stadium, con la curiosa inseguridad de ser un líder asustado.

No importa, dirán sus fanáticos. Si no resulta lo de la Champions, ya habrá otro año para intentarlo. De eso no hay dudas, como tampoco de que el City será el campeón de la Premier League en alguno de los seis partidos que le restan hasta el fin de esta temporada.

Lo extraño es que este club, Manchester City, emergiera para el mundo hace tan poco. Es extraña su consolidación global a ritmo de cohete, por cierto alimentada por los petrodólares del jeque emiratí Mansour bin Zayed bin Sultan Al Nahyan. Los citizens (ciudadanos), sky blues (azules del cielo) o simplemente blues (azules), como se apoda a los seguidores de este equipo fundado como St. Marks (West Gorton) en 1880 y cuyo nombre actual lo adquirió desde 1894, estaban acostumbrados a ver el pasto más verde de su vecino exitoso, el United (fundado como Newton Heath LYR Football Club en 1878, y con su actual nombre desde 1902).

Colección de títulos

Principales competencias

Equipos

Ligas nacionales

Copas FA

Copas de la Liga

Copas internacionales

M. United

20

12

5

8

M. City

4

5

5

1

 

Más títulos, más fama. El Manchester United ha sido la estrella inglesa. El City, lo más parecido al patito feo. El City era la historia alternativa. Ahora ya no tanto.

El Manchester de los mancunianos

A los habitantes de Manchester se les dice mancunianos. Que una mitad es azul, que la otra mitad es roja. Quien vive en esa ciudad del noroeste de Inglaterra sabe que los apoyos entre el Manchester City y el Manchester United están divididos, pero lo interesante es que ello ocurra pese a que el United es el indiscutido número uno medido por trofeos en cualquiera de las ligas. Es decir, la base de apoyo del City parece muy fiel, dado que ha sido por el lejos un equipo más famélico en triunfos ante su archirrival.

En una encuesta publicada en 2017 a 8.551 fanáticos de ambos equipos, se detectó que el 49% de los hinchas del City vive en la región noroeste, versus el 28% de los seguidores del United. Es decir, con ello se demostraría que hay más hinchas del United fuera de la zona natural de Manchester, tal como critican quienes apoyan al City. En cualquier caso, un estudio de YouGov arrojó que esos mismos dos clubes tienen más fanáticos afuera de su zona regional que cualquier otro equipo de la Premier League.

El United exhibe otros números relevantes: para la Premier League pasada vendió 55 mil abonos de temporada, el número más alto de todos los clubes y por cierto 38% mayor a los 40 mil del City. Además, para quienes creen que la juventud está migrando al City dada su reciente popularidad, otro estudio de YouGov mostró que el United tiene (ligeramente) más fanáticos entre 18 y 44 años que sus vecinos de ciudad.

Y, entre más anécdotas, análisis publicados en The Guardian y en Metro en 2014 sobre el perfil de los hinchas describieron a los seguidores del City como grandes bebedores de agua y de tendencia izquierdista, y a los del United como consumidores de entretenimiento televisivo y del cantante Simply Red.

La historia hace seis años

Seis años atrás, en un contexto diferente, el City y el United definieron el título. Fue en canchas distintas, pero jugadas en forma simultánea. Aunque no se enfrentaron como lo hicieron este sábado, en Inglaterra los fanáticos lo vivieron como si hubieran estado sentados en gradas opuestas.

En los pubs de Manchester se reunieron aquellos que no cupieron en el Etihad Stadium, donde el City recibió al disminuido Queens Park Rangers, y aquellos que no pudieron viajar a Sunderland donde el club homónimo recibió al United. Entre cervezas y sidras, los hinchas se dividieron las mesas y observaban pantallas dedicadas al partido de su preferencia. En todo caso, por el rabillo del ojo veían las pantallas del partido del equipo rival o, en cualquier caso, la televisión mostraba imágenes del pleito contrario. Esa extraña jornada doble también preocupaba a las autoridades, que ante la posibilidad de eventuales enfrentamientos violentos de los fanáticos envió policías a las salidas de todos los pubs. Nada ocurrió, salvo una enorme celebración.

A esta doble definición del 12 de mayo de 2012 tanto el United como el City llegaban con 86 puntos, aunque este último tenía una ventaja irremontable de goles a favor. Sólo debía ganar para ser campeón, lo que parecía fácil dado que enfrentaba al cuarto colista, el Queens Park Rangers (QPR). 

La historia comenzó favorablemente para el City, gracias a un gol de Pablo Zabaleta. No se mantendría por mucho tiempo. En el inicio de la segunda parte, Djbbril Cissé y Jamie Mackie dieron vuelta partido para el QPR. En paralelo, Wayne Rooney anotaba el 1-0 que le daba el título al United. Parecía que todo seguiría como siempre: los diablos rojos estaban sumando su vigésimo campeonato, se mantenían como el gigante de la ciudad y los hinchas del City tendrían que sufrir nuevamente viendo a su clásico rival como campeón. En Etihad se cumplía el tiempo reglamentario. El árbitro sumó cinco minutos complementarios. El marcador: City 1-QPR 2. Había cinco minutos para un milagro que en el fútbol casi nunca llega. Casi. Pues ocurrió. Minuto 92, Edin Dzeko marcaba el empate para el City. Minuto 94, derechazo de Agüero y la explosión de los ciudadanos. Pocas veces se dice bien "literalmente", pero en serio ahora vale: el Manchester City se coronaba campeón literalmente a penúltimo minuto y, como premio extra, le arrebataba el título a su clásico rival.

Fueron 44 años los que tardó el City en campeonar. 

Han pasado casi seis años de aquella mágica tarde en el Etihad Stadium, tiempo en el que han cambiado mucho las cosas. Cuando el City logró ganar la Premier League de la temporada 2011-2012, venía recién surgiendo como una nueva potencia del fútbol inglés, a diferencia de su vecino, que aún seguía siendo el equipo que protagonizaba todas las competencias locales e internacionales.

Hoy el panorama es tan distinto. Aunque el sábado 7 de abril de 2018 el Manchester City no ganó su tercera Premier League en seis temporadas, ya lo hará. La primera (2011-2012) lo logró con Roberto Mancini como entrenador; la segunda (2013-2014), con el chileno Manuel Pellegrini. En esta (2017-2018), salvo un desastre inimaginable de por medio, será con Pep Guardiola. Se ha transformado en un equipo que pelea todas las competencias locales y que ya se obliga a ganar la Champions League.

The Sequel
El libro #Champions. The Sequel, se imprimió tras el título del Manchester City dirigido por Manuel Pellegrini de la Premier League 2013-2014.

Crédito de la imagen: PAUTA.cl

Por otra parte, desde la partida de Alex Ferguson de la dirección técnica, Manchester United no ha retomado el protagonismo de antaño. La Europa League ganada la temporada pasada y títulos locales (copas FA y de Liga en años recientes) es un premio de consuelo para una seguidilla de temporadas sin los éxitos que los fanáticos exigen como mínimo: la propia Premier League y una participación estelar en la Champions.

A pesar de que en la presente temporada han estado en los primeros lugares de la Premier League durante casi toda la campaña (1° City y 2° United desde la quinta fecha), el fútbol y los resultados han sido distintos. Mientras los citizens suman 27 triunfos, tres empates y dos caídas (4-3 ante Liverpool en la fecha 23, y 2-3 ante el mismo United en esta fecha 33), el United acumula 22 victorias, cinco empates y cinco derrotas. A esas diferencias en números hay que sumarles las de funcionamiento, en que el City, de la mano de Guardiola, se ha mostrado como un equipo sólido en todas sus líneas y con pocos puntos bajos, mientras que los dirigidos por José Mourinho no han engranado un buen funcionamiento ni un buen rendimiento (el mayor reflejo de eso es su eliminación de la Champions en Old Trafford ante el Sevilla).

En cualquier caso, para los lectores de historia deportiva, las estadísticas de enfrentamientos entre el City y el United por la Premier League son un deleite para los rojos. Es la historia oficial.

Enfrentamientos oficiales por Premier League

Todas las temporadas

Equipos

Jugados

Ganados

Empatados

Perdidos

Goles anotados

Penales recibidos

Penales marcados

Vallas invictas

Tarjetas amarillas

Tarjetas rojas

M. United

42

21

8

13

56

1

1

8

91

7

M. City

42

13

8

21

62

1

0

15

76

1

Ha sido el City el que está delineando la historia alternativa. Por ahora. Al menos hasta que las estadísticas comiencen a teñirse del azul del cielo, como ocurrirá en alguna de las siguientes seis fechas de la Premier League.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Deportes

Los golpes triunfales que esperan ahora a Joaquín Niemann

El triunfo en The Greenbrier lo dejó top 50 del ranking mundial. Con ello, el golfista chileno tiene pase a los torneos más grandes de 2020: The Masters y el PGA Championship. Y hay más.

Deportes

Los equipos favoritos de la NFL en su temporada centenario

Los dos finalistas del Súper Bowl anterior siguen como firmes candidatos, pero otras franquicias con jóvenes que suman marcas récord que les darán competencia.

<p>Paulo Díaz arrancó como delantero y se transformó en uno de los defensas más importantes de la nueva camada nacional. El jugador se proyecta como inamovible en la Selección Chilena. Crédito: Agencia Uno. </p>
Deportes

Rueda encarga al "Bombero" Díaz ir al rescate de la Roja

El defensa de River pasó a ser titular inamovible bajo el mando del DT nacional. Su polifuncionalidad, juego aéreo, velocidad y experiencia en la liga trasandina son sus mayores atributos.

<p>Pablo Quintanilla dejó atrás la lesión, triunfó en el Atacama Rally y tiene en mente una revancha en el Dakar 2020. Crédito: Agencia Uno.</p>
Deportes

Pablo Quintanilla con la quinta a fondo rumbo al Dakar

El piloto nacional de cross country retornó a la competencia en el Atacama Rally, luego de ocho meses de inactividad. El único deseo del chileno es triunfar en el Dakar 2020.