Internacional

La apuesta orgánica de un multimillonario piloto de carreras de Brasil

La pandemia está aumentando la demanda de carne y aperitivos orgánicos a medida que más consumidores están dispuestos a pagar alimentos prémium más caros para estimular su sistema inmunológico.

Bloomberg

Por Felipe Marques y Fabiana Batista

Sábado 22 de agosto de 2020

A+ A-

Brasil surgió como una potencia agrícola a principios de la década de 2000, después de abrir tierras a granjas masivas y de bajo costo. Ahora, un rico piloto de carreras quiere que sean ecológicas.

Pedro Paulo Diniz, uno de los herederos de una fortuna minorista de US$ 2.200 millones, está tratando de convencer a los agricultores de que usen un pedazo de su tierra para cultivar soja y maíz de manera regenerativa. Vio la luz de la agricultura ecológica en 2006, seis años después de abandonar el circuito de Fórmula Uno, invirtiendo alrededor de 40 millones de reales (US$ 7 millones) de su propio dinero en una empresa llamada Rizoma Agro.

Convencer a los agricultores que han construido un negocio con un gran volumen y bajos costos de los beneficios de los costosos fertilizantes naturales no es una tarea fácil. Pero Diniz está promocionando rendimientos similares a los cultivos convencionales y una huella de carbono negativa, con precios más altos que absorben los costos adicionales, lo que resulta en márgenes más amplios. Está buscando recaudar alrededor de US$ 15 millones para expandirse.

Demanda en alza

Las tendencias del consumidor están a su favor. La pandemia está aumentando la demanda de carne y aperitivos orgánicos a medida que más consumidores están dispuestos a pagar alimentos prémium más caros para estimular su sistema inmunológico. En Estados Unidos, las ventas de alimentos orgánicos han crecido más rápido que las ventas minoristas totales.

Negocios

El floreciente mercado de los alimentos orgánicos

Sin pesticidas, sin fertilizantes, tratando a la tierra "como si fuera un ser humano". Los productos orgánicos ganan terreno, y AMA quiere quedarse con buena parte del mercado.

"Los grandes compradores mundiales tienen una gran demanda de granos orgánicos y semillas oleaginosas", dijo Diniz en una entrevista. La producción inicial se vendió en el extranjero a Tyson Foods Inc. y localmente a Nestlé SA y Unilever NV. "Nos dicen que pueden comprar todo lo que producimos".

Rizoma Agro está creando una red logística para semillas oleaginosas orgánicas, evitando las casas comerciales al firmar contratos de cinco años con productores y vender directamente. El objetivo es llegar a 350.000 hectáreas en una década. Para lograr eso, la firma está trabajando para reducir los costos orgánicos de 30% por encima de los cultivos convencionales a una diferencia de 18% en tres años, dijo Fabio Sakamoto, cofundador y director de operaciones.

Reputación ambiental

Pero mientras los fabricantes mundiales de alimentos están construyendo sus líneas de productos orgánicos como parte de las tendencias cambiantes de los consumidores, también están bajo una creciente presión de consumidores e inversionistas por su papel en la crisis ambiental de Brasil.

La mala reputación ambiental del país se interpone en el camino de los esfuerzos de la empresa para cortejar a los inversionistas, incluso asustando a algunos fondos. Rizoma está tratando de recaudar US$ 5 millones en un bono verde y US$ 10 millones en capital, dijo Diniz. Rabobank organiza ambas transacciones

Ciencia y Tecnología

Agroecología: la técnica que busca revivir los suelos chilenos

La agricultura ecológica emerge como una opción económica y accesible, que respeta la idiosincrasia de las comunidades y que es amigable con el medio ambiente.

"En lugar de que Brasil tome la delantera en el asunto, nos estamos disparando en los pies al flexibilizar las reglas para destruir la biodiversidad", asegura Diniz.

Todo lo que la empresa puede hacer es promocionar sus propias credenciales ecológicas, que incluyen eliminar los fertilizantes sintéticos a base de nitrógeno y usar cultivos de cobertura que eliminen el nitrógeno y el carbono en el suelo, lo que ayuda a eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera.

Pedro Diniz, uno de los seis hijos del magnate minorista Abilio Diniz, también creó Fazenda da Toca, el principal productor de huevos orgánicos de Brasil. Después de su etapa como conductor de autos de carrera, decidió ingresar a negocios ecológicos en 2006, cuando nació su primer hijo y Al Gore lanzó "Una verdad incómoda", cuenta.

"No se trata de ser un idealista, un soñador", dijo Diniz. "Los problemas climáticos están aquí y deben abordarse rápidamente. Una vez que podamos demostrar que podemos cultivar alimentos orgánicos, a escala, con los mismos precios que los convencionales, el cambio llegará rápidamente".

Negocios

La "carne" artificial se vende hasta 23% más cuando está al lado de la carne animal

La ubicación de este tipo de productos ha sido objeto de polémica durante mucho tiempo.

A+ A-

Relacionados

tipo de contenido
Internacional

La felicitación de Xi a Biden viene con un mensaje: hay que "manejar las diferencias"

El mandatario chino le pidió al presidente electo de Estados Unidos avanzar en una relación "saludable y estable".

tipo de contenido
Internacional

La estrategia de inmunidad colectiva de Suecia: no, no está funcionando

El país nórdico no ha salido de la lista de los más afectados en Europa en tasas de contagio y mortalidad relativa por Covid. Fue el más lento en contener la propagación.

tipo de contenido
Internacional

La misión de Janet Yellen como secretaria del Tesoro de Biden

La elección de la expresidenta de la Fed da indicios de que el mandatario electo busca actuar agresivamente en la reactivación.

<p>Joe Biden y Kamala Harris, los electos nuevos presidente y vicepresidenta de EE. UU. Créditos: Bloomberg</p>
tipo de contenido
Internacional

Donald Trump cede y permite la transición presidencial a Joe Biden

Tras semanas de polémicas, la Casa Blanca acepta el procedimiento que permitirá a los equipos de Biden adaptarse a los contenidos del gobierno saliente.