Internacional

Los Oscar atraen su audiencia más baja en la historia

A pesar de los esfuerzos para acelerar la ceremonia, la audiencia sigue a la baja desde 1998.

Bloomberg

Por Rob Golum

Lunes 10 de febrero de 2020

A+ A-

La transmisión de ABC de los 92° Premios de la Academia atrajo a la audiencia televisiva más pequeña de la historia del programa.

La red dijo el lunes que el programa atrajo a 23,6 millones de espectadores, lo mínimo desde que Nielsen comenzó a publicar totales en 1974. La audiencia también disminuyó respecto a los 29,6 millones de años anteriores.

Negocios

La receta de Netflix para cocinar los datos de la audiencia

Tuvo 24 nominaciones al Oscar, pero la plataforma solo se llevó dos estatuillas. Seguirá en esa senda, mientras ofrece un contenido masivo moldeado por el big data.

Las audiencia para los Oscar han estado bajando desde su máximo de 1998 de 55,2 millones de espectadores, cuando "Titanic" lideró la taquilla y emergió como la gran ganadora. La Academia y la división ABC de Walt Disney intentaron acelerar el espectáculo, que a menudo dura más de tres horas.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
Internacional

La expansión económica norteamericana tiene un problema: sube su brecha salarial

Los ingresos del 0,1% más rico de trabajadores crecieron a más del doble del ritmo del grupo del 1%, indica un estudio.

tipo de contenido
Internacional

Ahora una firma rusa imprime los billetes de Venezuela

Pese al preponderante rol del dólar estadounidense en la economía, el régimen de Nicolás Maduro encargó a la rusa Goznak la impresión de los bolívares.

tipo de contenido
Internacional

Ni el Brexit detuvo la impresionante creación de empleos británicos

El salto se produjo cuando se incumplió una segunda fecha límite por el Brexit y el primer ministro, Boris Johnson, ganó las elecciones generales.

tipo de contenido
Internacional

Putin intenta mantener ocultos los crímenes de Stalin

El presidente ruso aviva el patriotismo para retener el apoyo público en la confrontación con EE.UU. y acusa a Occidente de explotar el tema para empañar la Unión Soviética y Rusia.