Internacional

Trump cancela ataque contra Irán

El ataque, en represalia por el derribo de un dron estadounidense, fue detenido por el presidente norteamericano 10 minutos antes de realizarse, según él mismo reconoció a través de Twitter.

Bloomberg

Por Tony Capaccio y Jennifer Jacobs

Viernes 21 de junio de 2019

A+ A-

El ataque militar de EE.UU. contra Irán cancelado por el presidente Donald Trump apuntaba a tres sitios relacionados con el lanzamiento de misiles que derribó un dron estadounidense, según dos funcionarios de la administración.

El ataque, ordenado después de que las fuerzas iraníes derribaran un dron de la Marina de EE.UU. sobre el estrecho de Ormuz, habría implicado ataques aéreos y estaba cerca de llevarse a cabo cuando fue detenido, dijo otro funcionario, quien no quiso discutir si el plan aún podría ser revivido. Se concedió anonimato a los funcionarios para discutir un asunto de seguridad nacional.

El asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, presionó para el ataque. Trump cambió de opinión basándose en información adicional sobre la toma de decisiones en Irán, dijo uno de los funcionarios. Irán no recibió ninguna advertencia de posibles represalias.

Con las tensiones aún altas, los iraníes llamaron al embajador suizo, Markus Leitner, a consultas. La embajada suiza también representa los intereses de EE.UU. en Irán, y el enviado suizo tradicionalmente sirve como conducto para los mensajes entre los dos países, que no tienen relaciones diplomáticas. Pero Brian Hook, el representante especial de EE.UU. para Irán, dijo a reporteros que los iraníes "continúan rechazando las propuestas diplomáticas para reducir las tensiones en la región".

Los ataques aéreos habrían aumentado el espectro de un conflicto mucho más amplio en la volátil región, que suministra un tercio del petróleo del mundo. El movimiento y su cancelación ponen de relieve el enfoque vacilante que el presidente ha mostrado en ocasiones con respecto a la fuerza militar. Ha atacado repetida y ferozmente a Irán y Corea del Norte, pero luego enfrió su retórica cuando las hostilidades amenazaron con estallar en un conflicto abierto. En dos ocasiones desde que asumió el cargo, ha ordenado ataques militares limitados en Siria.

El crudo Brent redujo su mayor ganancia semanal en cuatro meses tras los últimos desarrollos. Los futuros borraron las ganancias en Londres el viernes, pero siguen 4% arriba para la semana.

El viceministro de Asuntos Políticos de Irán, Seyed Abbas Araghchi, dijo que el país tenía pruebas "indiscutibles" de que el dron estadounidense había violado el espacio aéreo iraní, y la televisión estatal mostró lo que dijo eran partes recuperadas del avión derribado. "La República Islámica de Irán no dudaría ni por un momento en defender de manera decisiva su territorio contra cualquier agresión", dijo Araghchi en una declaración emitida por el Ministerio de Asuntos Exteriores el viernes.

El jueves temprano, mientras se planeaba el ataque, Trump, minimizó el derribo de un avión no tripulado de la marina estadounidense en el Golfo Pérsico por parte de Irán, que aumentó las tensiones regionales y provocó un aumento en los precios del petróleo, sugiriendo que un individuo "solo y estúpido" pudo haber sido responsable.

"Me imagino que fue un general o alguien que cometió un error al disparar al dron", dijo Trump durante una reunión en la Oficina Oval el jueves con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. “Me resulta difícil creer que fue intencional. Podría haber sido alguien solo y estúpido".

La operación fue reportada por primera vez por el New York Times, según el cual Trump canceló cuando los aviones de guerra estaban en el aire. Uno de los funcionarios estadounidenses disputó esa parte del recuento del Times.

La Casa Blanca declinó comentar sobre los informes y un funcionario del Departamento de Estado no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El presidente se encuentra en una posición cada vez más difícil sobre Irán. Su administración ha culpado a la República Islámica por una serie de ataques en la región del Golfo desde mediados de mayo, incluyendo uno la semana pasada contra dos petroleros, pero con pocas consecuencias para Teherán.

Estados Unidos ha dirigido fuerzas adicionales a Medio Oriente en las últimas semanas, pero los números –aproximadamente 2.000 soldados en total– han sido modestos y no ha habido indicaciones claras de a dónde se enviarían o cuál sería su misión.

Un ataque militar estadounidense podría tener consecuencias inmediatas y de gran alcance. Con fuerzas secundarias o aliados en países como Líbano, Siria, Irak y Yemen, entre otros, las represalias de Irán podrían venir en muchas formas, apuntando no solo a los intereses de EE.UU., sino también a Israel, con lo que aumentaría el riesgo de interrupciones de los flujos de petróleo fuera de la región más amplia del golfo Pérsico.

Con Irán "amenazando la libertad de navegación en el estrecho de Ormuz", dijo Hook a reporteros en una base aérea saudí en Kharj, "es importante que le neguemos a Irán una posición en el Golfo. Es muy importante que restauremos la disuasión en esta región".

La última vez que Estados Unidos lanzó un importante esfuerzo militar contra Irán fue la Operación Mantis Religiosa en 1988. En esa operación, barcos de la Marina estadounidense hundieron dos barcos iraníes y destruyeron dos plataformas de vigilancia.

El movimiento se produjo después de que el USS Samuel B. Roberts fuera dañado por una mina en el Golfo Pérsico.

Más tarde, ese mismo año, un crucero de la Marina de EE.UU. derribó un avión comercial iraní en un vuelo programado en el espacio aéreo iraní, matando a casi 300 personas. EE.UU. expresó su pesar por la pérdida de vidas y dijo que apuntó erróneamente al avión. Irán dijo que era un acto deliberado e ilegal.

Durante su mandato, Trump ha incrementado las sanciones económicas contra Irán como parte de su campaña de "máxima presión" contra la República Islámica. Sin embargo, también ha dicho que no quiere una guerra con Teherán y que espera que Irán llegue a negociar.

A medida que escalaban las tensiones el jueves tras el ataque al dron, analistas regionales y legisladores de ambos partidos han advertido que la posibilidad de una confrontación más grande podría ser inminente, ya sea intencional o no.

"El presidente puede no tener la intención de ir a la guerra, pero nos preocupa que él y la administración puedan caer en una guerra", dijo el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, demócrata de Nueva York, a reporteros el jueves después de una reunión informativa en la Casa Blanca.

Estados Unidos dijo que el dron Global Hawk estaba volando en espacio aéreo internacional a unos 34 kilómetros de distancia del territorio iraní cuando fue derribado.

"Este fue un ataque no provocado a un activo de vigilancia estadounidense en espacio aéreo internacional", dijo el capitán de la Marina, Bill Urban, portavoz del Comando Central de EE.UU.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Internacional

Bolsonaro a europeos: el Amazonas es de Brasil, no suyo

El mandatario brasilero incluso ha sido amenazado de muerte por sus políticas medioambientales, según un reportaje de la revista Veja.

Internacional

Podemos retrocede y los socialistas se acercan al poder en España

Según Pablo Iglesias, el partido socialista lo acusaba a él de ser el obstáculo para la conformación del Gobierno, por lo que replanteó sus exigencias.

Internacional

Riesgosa euforia en Brasil tras los avances en la reforma de pensiones

Luego del progreso de la iniciativa en el Congreso, muchos bancos de inversión subieron sus apuestas para el real, una recomendación para algunos precipitada.

Internacional

El G7 promete ayuda fiscal por las amenazas a la economía global

Los ministros de Finanzas y banqueros centrales reunidos en Francia aseguran que el próximo año la economía tendrá una recuperación moderada.