Internacional

Venezuela se derrumba, al igual que su patrimonio arquitectónico

Según expertos, la sociedad se encuentra tan absorta por los problemas políticos que la preservación del patrimonio no es una preocupación.

Bloomberg

Por Samy Adghirni

Sábado 28 de septiembre de 2019

A+ A-

A medida que la economía y la política de Venezuela se derrumban, su patrimonio arquitectónico también se desmorona.

El país devastado, que alguna vez fue el más rico de América Latina, es un derroche de estructuras: garajes que se usan como refugio, edificios coloniales, obras públicas socialistas a medio construir, complejos improvisados en barrios marginales, centros comerciales sin clientes. Cientos de edificios notables han sido abandonados o destruidos. La capital, Caracas, alberga la mayor parte de este patrimonio, especialmente las construcciones art déco, Bauhaus y brutalistas que la convirtieron en un centro de arquitectura moderna en la región, junto con Ciudad de México, Brasilia y Río de Janeiro.

"La arquitectura moderna de Caracas es extraordinaria. Es una característica importante de esta ciudad", dijo Hannia Gómez, arquitecta y directora de la sucursal venezolana de Docomomo, una organización internacional sin fines de lucro dedicada a la conservación de edificios modernos. "Pero gran parte de este patrimonio está muy deteriorado".

Módulos cromáticos de la avenida Libertador, del artista Juvenal Ravelo.
Entre los ejemplos sobresalientes se encuentra la Ciudad Universitaria de Caracas, catalogada como patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Tiene obras de arte de Victor Vasarely y Fernand Léger. Los paneles acústicos "Nubes" que llevan su forma en la sala de conciertos Aula Magna son considerados una obra maestra del escultor Alexander Calder. Sin embargo, la universidad se ha convertido en una exhibición de fachadas decrépitas, vidrios rotos y paredes cubiertas de graffiti. No recogen la basura ni podan la vegetación. El campus a menudo se convierte en un campo de batalla entre estudiantes de la oposición y grupos armados leales al presidente Nicolás Maduro.

Quinta abandonada

La Quinta Las Guaycas fue la primera construcción moderna de la ciudad, diseñada por el arquitecto hispano-venezolano Manuel Mujica Millán. Se completó en 1932 y el propio Millán vivió allí durante algún tiempo. Hoy en día, está abandonada, excepto por los ocupantes ilegales, la pintura se cae por partes y toda la fachada luce sucia. Las ventanas están selladas y la vegetación crece a voluntad en el jardín delantero, en compañía de un carrito de hot dogs.

Un carrito de hot dog descansa fuera de la Quinta Las Guaycas, diseñada por Manuel Mujica en 1932.

El más lujoso

A pocas cuadras se encuentra el edificio neo-vasco Toki Eder, construido en la década de 1940, con una fachada animada por relieves curvilíneos y adornos como volutas y conchas. Fue un edificio emblemático en un barrio que alguna vez fue el lugar más lujoso de Caracas. Ahora, está en descomposición y sellado.

El imponente Hotel Miramar frente al mar fue una confección que mezcló estilos art nouveau, caribeño vernáculo y art déco. Todo ha sido destruido, excepto la estructura básica: pilares y muros. En el interior solo hay montones de escombros que alguna vez fueron techos. No queda casi nada de las cúpulas que alguna vez fueron sus características distintivas. Pero el esqueleto es tan enorme, y sus huesos estructurales tan hermosos que conserva una grandeza elemental.

El edificio Toki Eder, ahora está lleno de graffitis
No todo el patrimonio arquitectónico de Caracas está en ruinas. Algunos edificios coloniales del siglo XVII controlados por el gobierno en el centro de la ciudad están abiertos y se pueden visitar. Lo mismo ocurre con la modernista Villa Planchart, diseñada por Gio Ponti, arquitecto italiano responsable de la segunda encarnación del museo Denver Art Museum. El Tamanaco, un hotel en pirámide que abrió sus puertas en la década de 1950, se mantiene en buen estado y aún recibe a huéspedes.

La arquitectura moderna en Venezuela floreció entre 1950 y 1970 gracias a una combinación de factores: el auge del petróleo y la migración desde Europa.

"Muchas familias que vinieron eran personas educadas de Italia, España y Portugal", dijo Miguel Miguel García, curador, investigador y crítico de arte de Caracas.

Inventario patrimonial

La inversión en arquitectura moderna cayó después de repetidas crisis económicas en la década de 1980. El auge del movimiento socialista conocido como chavismo en la década siguiente tuvo un impacto mixto: bajo la presidencia de Hugo Chávez, funcionarios y expertos llevaron a cabo el primer y único inventario del patrimonio cultural de Venezuela. Esto significó nuevas reglas de conservación que restringieron las renovaciones y enojaron a los propietarios.

Sin embargo, las leyes son vagas y la aplicación es menos estricta para los bienes raíces de partidarios del gobierno, según Melin Neva, arquitecta y miembro de la organización Paisaje Ciudad Ciudadanía, que promueve el patrimonio urbano de Caracas. Las autoridades nunca han apoyado financieramente los esfuerzos de preservación, agregó.

Si bien los gobernantes socialistas han conservado al menos las fachadas de algunos edificios antiguos, han descuidado el modernismo, que asocian con valores extranjeros, dijo Neva.

Torres del Centro Simón Bolívar, de 1954
El Ministerio de Cultura y el Instituto del Patrimonio Cultural no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Tras la muerte de Chávez en 2013, la economía comenzó a desmoronarse como resultado de la caída de los precios del petróleo y años de mala gestión y corrupción. El hambre, la hiperinflación y el crimen ya habían incitado a 4,3 millones de personas a huir del país en agosto. Caracas está llena de propiedades vacías.

"La sociedad está tan absorta por los problemas que nadie presta atención a la preservación", dijo Neva, y agregó que es un error considerar que el patrimonio es menos importante que los alimentos y los medicamentos. "Las sociedades devastadas pueden superar los períodos oscuros, gracias a la conciencia del valor de su patrimonio. El patrimonio es la reserva moral que permite la reanudación del desarrollo".

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

<p>Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EE.UU.</p>
Internacional

Secretario del Tesoro: China y EE.UU. tienen un "acuerdo de base" en comercio

Steven Mnuchin reiteró que un acuerdo final podría producirse en Chile durante noviembre, en el marco del encuentro de líderes de la APEC.

Internacional

Un tercio de consumidores del mundo de repente no quiere gastar

Los consumidores de India y China, que en conjunto tienen 2.800 millones de habitantes, son más cautelosos a la hora de gastar que sus padres.

Internacional

El olfato de Donald Trump para captar las debilidades de los líderes extranjeros

El mandatario estadounidense no sólo notó la necesidad del presidente de Ucrania, casos similares han ocurrido con Inglaterra, Australia e Italia.

Internacional

EE.UU. y China llegan a acuerdo parcial y abren paso a una tregua en la guerra comercial

El acuerdo sentaría las bases para un pacto mayor que sería firmado por Xi Jinping y Donald Trump hacia fin de año.