La acera de los tontos

Los 30 años dividen y distraen al Gobierno

Aunque Boric ha matizado su discurso sobre la Transición, el PC y el Frente Amplio no lo ha hecho porque son parte de su razón de ser.

Agencia Uno

Por John Müller

Jueves 22 de septiembre de 2022

A+ A-

Los 30 años dividen profundamente al gobierno. Así ha quedado de manifiesto con las críticas a la intervención del embajador chileno en España, Javier Velasco. Un sector del socialismo democrático ha visto una discrepancia entre el discurso del presidente en la ONU y el de Velasco en Madrid sobre la responsabilidad de los últimos 30 años en el estallido social.

Es cierto que el presidente reconoció que con "los gobiernos democráticos de los últimos 30 años se redujo notablemente la pobreza y hubo importantes avances en materia social", pero también afirmó que "resulta indesmentible que el modelo de desarrollo que adoptamos ha mantenido una alta concentración de la riqueza, llevándonos a ser uno de los países más desiguales del mundo". El embajador en España usó el trazo grueso al atribuir a los 30 años la responsabilidad del estallido de 2019.

Es evidente que el juicio sobre los 30 años separa a las dos coaliciones que apoyan a Boric. El Presidente viene rehaciendo su discurso sobre este asunto, admitiendo matices que antes no aceptaba. Pero el Frente Amplio y el PC no han cambiado un ápice su mirada sobre este asunto, entre otras cosas poque la crítica destinada a envilecer los últimos 30 años de nuestra historia forma parte de su razón de ser. 

En el asunto ha terciado también el ministro Marcel, protagonista de la dirección económica de los últimos 30 años, en defensa de ellos, claro.

Esta reivindicación de los 30 años por parte del socialismo democrático no se habría producido sin el abrumador resultado del plebiscito del 4 de septiembre. Además, es una prueba de que éste sí afectó al Gobierno, aunque el Presidente intente marcar distancias al respecto en la ONU. El debate de los 30 años ahora mismo es un muy buen indicador del pulso de poder entre las dos coaliciones y veremos como se zanja.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
La acera de los tontos

Los expertos, el nuevo pueblo originario

La rehabilitación del respeto al conocimiento, la sabiduría y las buenas formas es una de las primeras consecuencias del resultado del plebiscito.

tipo de contenido
La acera de los tontos

Petorca o la mala digestión del resultado

Es comprensible la frustración de los perdedores, pero es necedad no entender que los ciudadanos tradujeron el borrador en cuestiones concretas que les afectan.

tipo de contenido
La acera de los tontos

La Democracia Cristiana al rincón de pensar

La directiva de Felipe Delpin falló al apoyar el Apruebo y demostrar su desconexión total de la base electoral del partido.

tipo de contenido
La acera de los tontos

La mayoría silenciosa

El voto obligatorio facilitó un experimento natural: aflorar una fuerza electoral silenciosa con la que no habíamos contado y que se intuye decisiva.