Negocios

Las sanciones de EE.UU. contra Venezuela son una bendición para Colombia

El precio del petróleo colombiano ha aumentado a raíz de las severas restricciones contra Petróleos de Venezuela. La reducción autoimpuesta de la producción canadiense y los recortes de producción acordados por la OPEP y sus aliados también han beneficiado el valor el crudo.

Por Lucia Kassai y Ezra Fieser

Miércoles 27 de febrero de 2019

A+ A-

Las refinerías del golfo de EE.UU. están aumentando los precios del crudo colombiano debido a las sanciones a las importaciones venezolanas, país que históricamente ha sido uno de los principales proveedores de petróleo para EE.UU.

El crudo colombiano se ha fortalecido a raíz de las severas restricciones contra la estatal petrolera Petróleos de Venezuela SA, la reducción autoimpuesta de la producción canadiense y los recortes de producción acordados por la OPEP y sus aliados.

Los ejecutivos de Ecopetrol SA, la petrolera estatal de Colombia, están siguiendo de cerca la situación en Venezuela y el impacto de las sanciones. La compañía se está beneficiando, ya que ha logrado "suministrar de manera confiable a los clientes" tras la caída de la producción venezolana, dijo el director financiero, Jaime Caballero, en una llamada sobre las ganancias el miércoles.

"También vemos un gran fortalecimiento de los diferenciales favorables en términos del crudo que vendemos", dijo. "En comparación con los diferenciales de dos dígitos en el cuarto trimestre del año pasado, ahora volvemos a los dígitos únicos".

El petróleo colombiano insignia Castilla, competidor directo del petróleo venezolano pesado y agrio, se vendió con un descuento de US$ 4 por barril frente al índice de referencia global Brent para los cargamentos de marzo. Esto se compara con un descuento de US$ 9,80 para cargamentos de febrero, según personas con conocimiento de la situación. Se vendieron más cargamentos a EE.UU., lo que desencadenó quejas de los compradores asiáticos sobre los altos precios, dijeron las personas.

Los compradores tradicionales de petróleo venezolano están buscando alternativas. Valero Energy Corp. ha comprado petróleo canadiense para tratar de compensar, según una persona familiarizada con el asunto. PBF Energy, que solía comprar petróleo venezolano para su refinería Chalmette en Luisiana, compró petróleo mexicano Talam. Incluso Citgo Petroleum, la unidad de refinación de PDVSA en EE.UU., recibió un poco de ayuda de PetroChina para acceder al petróleo colombiano Vasconia.

Aunque en 2018 la producción de petróleo haya caído en Venezuela a su punto más bajo en 69 años, la actividad está volviendo a florecer en Colombia. Colombia produjo 898.965 barriles por día en enero, el nivel más alto desde mayo 2016, según el Ministerio de Minas y Energía del país.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

<p>El automóvil ganó las 24 Horas de Le Mans en su debut en 1951. Créditos: www.hemmings.com.</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
Negocios

Un clásico vuelve a las pistas: Jaguar fabricará ocho unidades del icónico C-Type

Los autos de continuación se presentarán en 2022, con el objetivo de conmemorar el 70º aniversario de su lanzamiento original.

<p>">
tipo de contenido
Negocios

¿La transparencia juega en contra?: Google responde a críticas por uso de inteligencia artificial

Una investigadora dijo que fue despedida después de cuestionar la tecnología. La compañía indicó que fue ella renunció.

tipo de contenido
tipo de contenido
Negocios

La Fintech SeSocio.com busca proyectos chilenos para su plataforma de inversión

La empresa de inversiones funciona como un portal con la promesa de facilitar el acceso a financiamiento.

<p>Para obtener ese pago, es necesario que se mantenga el precio de acciones. Créditos: Bloomberg.</p>
tipo de contenido
Negocios

Las ganancias siguen creciendo: ejecutivos de GameStop ganarían US$ 1.300 millones

El director ejecutivo, George Sherman, posee la participación más grande, y se espera que las adjudicaciones de acciones se otorguen en los próximos años por más de US$ 700 millones.