Negocios

El destino de las constructoras de Lava Jato

Odebrecht selló un millonario contrato, pero eso no significa que sus problemas se hayan terminado.

Miércoles 30 de mayo de 2018

A+ A-

Comenzó como un caso de lavado de dinero y terminó con la destitución de una presidenta junto a la prisión para un ex mandatario en la trama de corrupción más grande en la historia de Brasil. El llamado caso Lava Jato se hizo público en 2014 y destapó la existencia de un cartel de constructoras que sobornaban a funcionarios de Petrobras para adjudicarse millonarios contratos. Estos dineros, a su vez, iban para ejecutivos y también para personeros del Gobierno.

La principal cara del cartel de las constructoras involucradas era Odebrecht, seguido por OAS, a las que se sumaban otras como Camargo Corrêa, MPE, Andrade Gutiérrez, Queiroz Galvão, UTC, Engevix, GDK, Iesa, Mendes Júnior, Promon, Galvão, Skanska, Toyo Setal y Techint. En el caso de la primera, se llevó los principales contratos, mientras que la segunda era la que tenía los mayores lazos con Chile.   

Lava Jato involucró a la entonces presidenta brasileña Dilma Rousseff, la cual fue destituida, y al ex mandatario Lula da Silva, quien se encuentra actualmente en prisión. Las constructoras, en tanto, siguen caminos dispares.  

Odebrecht, por ejemplo, selló a comienzos de mayo un acuerdo para construir un puerto por US$600 millones en el estado de Espirito Santo. Con ello, busca reforzar su debilitada situación actual. El número de empleados ha caído a un tercio desde que se destapó el caso en 2014. Además, entre este año y 2017 las ganancias de la compañía cayeron 44%.

El nuevo contrato de Espirito Santo llegó a semanas de que México prohibiera los negocios con este compañía por un plazo de dos años y medio. Además, se encuentra negociando un crédito para poder hacer frente a sus compromisos de deuda. Por lo mismo, ha trascendido que vendería su unidad ferroviaria Supervia Concessionaria de Transporte Ferroviario.

Pese a este contexto, la empresa no pierde las esperanzas. “Odebrecht está empeñada en su reestructuración empresarial y de gobernanza para honrar sus compromisos y volver a crecer”, dijo hace un tiempo la compañía.

OAS, en cambio, se acogió a la ley de quiebras en Brasil a fines de 2015 y comenzó un proceso de venta de activos. En Chile, la compañía fue conocida de manera masiva tras establecerse lazos con el ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami, reformalizado además por el caso SQM. Actualmente, el tema del financiamiento de su campaña presidencial está en investigación a cargo de la fiscal Ximena Chong.

Pero la presencia de la firma en Chile no terminaba ahí. La compañía trabajó junto a Hyundai en la construcción del puente Chacao, pero tras una serie de no pagos de la brasileña, la coreana tomó el control del proyecto. Las obras comenzaron a fines de febrero, pero sin la cuestionada constructora brasileña.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Negocios

Jeff Bezos: el gran ganador de los mercados

Una vez más, el creador de Amazon ha aumentado su fortuna gracias al alza del comercio electrónico.

Negocios

Microsoft apoyará la reactivación laboral

Con la pandemia del coronavirus, serán aproximadamente 250 millones de personas las que verán afectado su trabajo.

tipo de contenido
Negocios

Enjoy sale en busca de US$ 69 millones

La opción financiera que ofrece la compañía de casinos de juego, ligada a la familia Martínez, diluiría la participación de los actuales accionistas a un máximo de 10%.

tipo de contenido
tipo de contenido
Negocios

Mutua Madrileña: no habrá cambios en BCI Seguros tras la toma de control

La vicepresidenta y futura presidenta del directorio de BCI Seguros, Mirenchuu Villa, destacó las oportunidades para comenzar a operar en el área de salud en Chile.