Ocio

El auge y caída de Roseanne

La popular serie televisiva de los 90s, volvió al aire. Pero acaba de ser retirada debido al comportamiento de su protagonista.

Por Alejandro Alaluf

Viernes 1 de junio de 2018

A+ A-

Fue en 1988 que Roseanne debutó por las pantallas de la cadena ABC, una serie de televisión, una sitcom, que presentaba de manera realista a una familia de clase trabajadora norteamericana –los Conners– y sus distintas desventuras, semana a semana. La serie duró nueve temporadas, hasta 1997, fue un éxito absoluto de audiencia y transformó a su protagonista, Roseanne Barr, en toda una estrella y en un verdadero ícono televisivo. Además de Barr, la serie era protagonizada por John Goodman, Lauie Metcalf y Sara Gilbert, entre otros. La serie pasó a tener estatus de culto y varias veces ha estado en listas que la incluyen dentro de las series más populares de todos los tiempos.

Tanto así, que ABC decidió revivirla el año pasado para una décima temporada, con todo el elenco original. Y la idea fue un acierto. El nuevo debut, el 27 de marzo pasado, tuvo una audiencia de 18,4 millones de espectadores, cifra que creció a más de 27,2 millones al sumar a la gente que vio el programa en los días siguientes. Así que no fue sorpresa que ABC decidiera inmediatamente ordenar una nueva temporada de 13 episodios. Aunque la cosa no duró mucho.

El 29 de marzo, ABC decidió sorpresivamente cancelar la idea y sacar la serie del aire. La radical decisión se debió a las opiniones que Roseanne publicó en su cuenta de Twitter. Digamos que Roseanne siempre ha sido una abierta defensora de las políticas de Donald Trump y es gustosa de las teorías conspirativas de la alt right norteamericana, entre otros tópicos similares. Por lo mismo, sus polémicas en redes sociales son ampliamente conocidas. Pero esta vez, los ejecutivos de la cadena consideraron que sus últimos posteos cruzaron un límite. Esto, porque además de mensajes ofensivos contra gente como Chelsea Clinton y el millonario George Soros en Twitter (que posteriormente borró), publicó insultos racistas contra Valerie Jarret, una asesora del expresidente Barack Obama entre los años 2009 y 2017. Según Channing Dungey, presidente de Entretenimiento de ABC, los comentarios fueron “aborrecibles, repugnantes e inconsistentes con nuestros valores, por lo que hemos decidido cancelar el show”.

Evidentemente, la noticia ha generado numerosas reacciones, tanto de la industria televisiva como del mismo Presidente Trump. Barr borró el tuit en cuestión y publicó una disculpa hacia al elenco y a sus seguidores, además de anunciar que “renunciaba a Twitter” y que los posteos se debieron a que estaba sobremedicada con Ambien, un remedio que ayuda a conciliar el sueño. Pero ya era demasiado tarde: la serie está cancelada. Por lo demás, Sanofi, el laboratorio fabricante de Ambien, posteó en Twitter: “Gente de todas las razas, religiones y nacionalidades trabajan en Sanofi todos los días para mejorar las vidas de la gente alrededor del mundo. Todos los tratamientos farmacéuticos tienen efectos colaterales, pero el racismo no es ningún efecto colateral de ningún medicamento de Sanofi”.

Y por cierto, su renuncia a Twitter no fue tal. Ante la oleada de posteos y opiniones, Barr se ha mantenido en la red social y hasta el cierre de esta nota, estaba activamente respondiendo comentarios y ofreciendo disculpas.

Lo interesante es que diversas personalidades se manifestaron. En el caso de Trump, el Presidente de EE.UU. tuiteó, dirigiéndose a Bob Iger, Presidente de Disney (que es dueña de ABC) para comentarle que él también ha sido víctima de “horribles declaraciones” por parte de ABC, y que estaba esperando su llamado. Pero no se quedó ahí. El jueves 31 de mayo, Trump continuó: “Iger, ¿dónde está mi llamado de disculpa? Tú y ABC han ofendido a millones de personas, y están demandando una respuesta”. Esto encendió las redes sociales, a tal punto, que incluso se formó una campaña para sacar del aire a Bill Maher, el controversial comentarista político y comediante de HBO, que comparó hace un tiempo atrás a Trump con un orangután.

Diversas personalidades y celebridades se sumaron a la polémica, pero quizás la más vistosa de todas fue la del actor Charlie Sheen, quien posteó el 29 de mayo: “adiós (sic) Roseanne, good ridance, hashtag not winning, the runway is now clear for OUR reboot”. En otras palabras, la pista está lista para nuestro reinicio, refiriéndose, claro, a la idea de volver con su popular serie Two and a Half Man, de la que fue expulsado y reemplazado hace algunos años, debido a su irregular comportamiento y a variados insultos, incluyendo algunos dirigidos a Chuck Lorre, creador de la serie.

Más allá de eso y del hoyo en la programación de ABC, la polémica sigue acaparando espacio en redes sociales y medios de comunicación. Mientras tanto, Roseanne se sigue disculpando en Twitter.

Actualizado a las 20:47

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Ocio

Una nueva generación de guerreros llega en Gears 5

Alejandro Alaluf analiza el lanzamiento de la quinta entrega de la saga Gears of War, exclusiva para Xbox One y Microsoft Windows. Mira un nuevo Premio de Consola TV.

Ocio

Chile literario, de atrás hacia adelante

Cristián Warnken hace un recorrido por el paisaje, la música y la comida de nuestro país en la época de la colonización en Desde El Jardín.

Ocio

Panoramas culturales para Fiestas Patrias

Trinidad Piriz cuenta qué hacer en este feriado: "Ballet Nacional: La Casa de los Espíritus", la obra "Viejos de Mierda" y el "Gran Circo Let's Rock".

Ocio

Las mejores películas chilenas del siglo XXI

Ya podemos decir que tenemos un nuevo cine chileno. PAUTA consultó a 13 especialistas y ya contamos con un primer canon de las mejores cintas de estos 19 años.