Sostenibilidad

Constanza Michelson sobre el significado de la ciudad y los vínculos entre las personas con esta

Imagen principal
POR Equipo Radio Pauta |

En este capítulo de Para Ayer, Sebastián Bowen conversa con la psicoanalista y escritora Constanza Michelson sobre los significados de hogar, sobre la visión del país como un hogar y el significado de la ciudad.

Para Ayer explora, a través de las experiencias de distintas personas, la vida en sociedad y la vivienda digna. Un espacio de Radio Pauta y Déficit Cero en el que todos los sábados a las 10:00 horas Sebastián Bowen, director ejecutivo de Déficit Cero, conversa con representantes de la sociedad chilena sobre barrios y la construcción de comunidad.

En este capítulo de Para Ayer, Sebastián Bowen conversa con la psicoanalista y escritora Constanza Michelson para indagar sobre el profundo devenir de nuestro país hoy en día, a partir del libro publicado por la autora, llamado “Nostalgia de Desastre”.

El libro narra de forma conmovedora un incidente que cambia por completo el mundo de una niña sin nombre. “Este suceso marca un antes y un después en su vida, dejando una ruina persistente en su infancia”.

En un extracto del libro, se mencionan diferentes significados de la palabra hogar: “Nación, otro hogar, viene de Natio palabra que primero denominaba algo muy distinto, significaba nacimiento, su sentido se fue desplazando lentamente y luego algunos acusarían a sus hijos por no defender a su patria y otros le suplicarían que escapasen”.

Consultada sobre qué le falta a su juicio a nuestra nación para ser un hogar, la psicoanalista explicó que “hay un montón de hogares. La ciudad para las personas son historias, narraciones, una esquina, un lugar donde siempre pasas, la casa de la infancia. Es decir, la ciudad no es solo cemento ni sus parques, sino que también son las historias que contamos, que narramos a propósito de ese lugar”.

Constanza Michelson sobre el significado de la ciudad y los vínculos entre las personas con estas

“Quizás uno podría decir que podría significar una narrativa colectiva, aunque no me gusta mucho la idea”, comentó, “pero a veces estas también se vuelven locas y esta otra casa que se llama nación significa escapar, quemar papeles y todo eso, que es un poco hacia donde pareciera ser que el mundo está empujando”.

“Todo el tema de la crisis migratoria en el mundo está inflamando también el nacionalismo y eso es grave”, comentó Michelson, “entonces quizás la pregunta es quizás en tiempos como estos, ¿qué significaría pensar la casa, pensar lo común sin la tentación del nacionalismo virulento?”, cuestionó.

Asimismo, señaló que la identidad tiene el mismo problema que el nacionalismo, “que son ideas abstractas y cerradas respecto de algo, entonces todo lo que no encaja hay que expulsarlo”.

¿Y si no está esa identidad o nacionalismo a qué te aferras para producir un diálogo?

La psicoanalista explicó que “hay una línea delgada entre el nacionalismo virulento, que a veces se exalta por fines políticos, y, por otro lado, de alguna manera una idea de un cierto ‘amor a la patria’, que se pasa para otro lado… La idea de amor a la patria, siempre la historia, ha demostrado que no termina bien”.

“Más bien quizás la pregunta es qué nos pasa con nuestras historias comunes, con nuestros lugares comunes, con sentirse parte de que somos de una construcción y qué nos queda con hacer”, subrayó.

Asimismo, ahondaron sobre la idea actual del futuro, la narrativa del mundo y el receso de la actividad sexual.

Revisa la entrevista completa acá: