Economía

La curva que sigue el Banco Central

Pese a que en América Latina los bonos vinculados a la inflación se han estado recuperando y se espera que el crecimiento en Chile se una a ese repunte, la inflación, por ahora, no se está adhiriendo a la tendencia.

Agencia Uno

Por Davison Santana

Viernes 19 de junio de 2020

A+ A-

El Banco Central puso fin a toda esperanza de un resurgimiento de la inflación esta semana, condenando los bonos vinculados al IPC a un rendimiento inferior al de sus pares regionales durante algún tiempo.

El banco redujo su pronóstico de inflación para este año a 2% desde 2,9% previsto hace tres meses y dijo que las tasas de interés se mantendrían en un mínimo histórico durante los próximos dos años. Analistas esperaban una inflación de 2,4%, según la última encuesta del Banco Central.

Economía

El Banco Central plantea exigencias por futuros cambios al cálculo del IPC

La entidad monetaria precisó a PAUTA que no fue notificado por el INE sobre el ajuste al índice inflacionario. La entidad estadística hizo modificaciones al IPC 48 horas antes de anunciar el dato al mercado.

En América Latina, los bonos vinculados a la inflación se han estado recuperando desde principios de mayo con la esperanza de que la creciente liquidez puesta a disposición por los bancos centrales de todo el mundo sea suficiente para crear una recuperación económica en forma de V y empuje la inflación al alza. Aunque se espera que el crecimiento en Chile se una a ese repunte, la inflación no se está adhiriendo a la tendencia, al menos no este año. El Banco Central no podría haber sido más claro.

Se pueden observar las expectativas de inflación cambiantes en la brecha entre los rendimientos de los bonos vinculados al IPC y los bonos ordinarios. Si bien la diferencia se ha ampliado en México y Brasil, en Chile ha disminuido. El informe de inflación del Banco Central el miércoles bajó aun más el spread.

Trascendidos locales

Hasta la semana pasada, los operadores chilenos esperaban que las tasas se mantuvieran quietas durante al menos un año, antes de duplicarse a 1% en dos años, según la encuesta del Banco Central.

Ahora pueden olvidarse de eso. Formuladores de política dijeron que las tasas permanecerían quietas durante dos años cuando mantuvieron sin cambios los costos de endeudamiento el martes, un pronóstico que repitieron en el informe trimestral de política monetaria al día siguiente.

El banco también triplicó su proyección para la contracción económica este año a un rango entre 5,5% y 7,5%, desde 1,5% a 2,5%. Analistas esperaban que la economía se contrajera en 4,8%, según la encuesta del banco central.

Economía

Deuda, inflación y desigualdad: dos economistas ven la salida de la crisis

El periodista John Müller, conductor en Primera Pauta, dialoga con Sebastián Edwards y Luis Garicano sobre el impacto del virus.

El tono era tan moderado que los inversionistas ignoraron la decisión de formuladores de política de aumentar la línea crediticia para bancos comerciales a US$ 16.000 millones y gastar otros US$ 8.000 millones en compras de activos. La curva Cámara colapsó 14-24 puntos básicos en dos sesiones, mientras que el peso chileno lideró a la baja entre las monedas mundiales con una caída de 3,6%, casi el doble del segundo peor desempeño, el real brasileño.

Qué observar:

  • Inversionistas de Brasil evaluarán si el arresto de Fabricio Queiroz, exasistente del hijo del presidente Jair Bolsoraro, seguirá teniendo un impacto limitado en los activos locales
    • Jair Bolsonaro siempre ha evitado responder a preguntas relacionadas con Queiroz
    • Las fricciones políticas quedaron en segundo plano durante las últimas tres semanas, ya que la liquidez global sigue siendo la fuerza impulsora tras los activos de mayor riesgo
    • La posible fuga del testimonio de Queiroz podría convertirse rápidamente en un motor dependiendo de su contenido
  • Los datos de inflación de Brasil para junio se darán a conocer el 25 de junio. La decisión del BCB de dejar la puerta abierta a una mayor relajación monetaria a principios de esta semana llevó a operadores a aumentar las apuestas sobre un recorte de 25pbs en la próxima reunión y el nuevo indicador del IPC es clave para fortalecer esta visión
  • La próxima decisión del banco central de México es el 25 de junio y la mayoría de operadores y analistas esperan un recorte de 50pbs, ya que la proximidad con EE.UU. podría ayudar a México a generar inflación más rápido que sus pares latinoamericanos, eliminando la presión para que Banxico acelere el ciclo de flexibilización
  • Los nuevos casos de coronavirus en Chile serán monitoreados a medida que el Gobierno pone a gran parte del país en una cuarentena cada vez más estricta. El país tiene una mayor tasa de infección per cápita que Brasil, que se considera como el nuevo epicentro de la pandemia

Nota: Davison Santana es un estratega FX que escribe para Bloomberg. Sus observaciones son propias y no pretenden ser un consejo de inversión

Parte de la información proviene de operadores de divisas con conocimientos de las transacciones, quienes solicitaron no ser identificados debido a que no están autorizados para hablar en público

A+ A-

Relacionados

tipo de contenido
Economía

El secretario del Tesoro de EE. UU. planea poner US$ 455.000M fuera del alcance de Yellen

Steven Mnuchin pondrá el dinero en una cuenta que su presunta sucesora necesitará autorización del Congreso para utilizar.

tipo de contenido
tipo de contenido
Economía

Esperanza de una vacuna impulsa al cobre: registra máximos en dos años

El cobre avanzó este viernes en 2,3% en la Bolsa de Metales de Londres y alcanzó el mayor valor desde junio de 2018.

tipo de contenido
tipo de contenido
Economía

Las razones de un PIB trimestral para el optimismo

El Banco Central informó que la economía aumentó en 5,2% en el tercer trimestre en comparación con el lapso inmediatamente anterior.

tipo de contenido
tipo de contenido
Economía

Claudio Raddatz describe el potencial efecto "nocivo" de los proyectos de retiro previsional

El académico y exfuncionario del Banco Central prevé una posible inclinación de las AFP hacia activos más líquidos.