Internacional

Dos funcionarios dicen que la llamada de Trump fue inapropiada

Alexander Vindman y una funcionaria del Departamento de Defensa que presenció la llamada coincidieron en que ésta ocurrió fuera de los límites habituales.

Bloomberg

Por Billy House, Laura Litvan y Steven Dennis

Martes 19 de noviembre de 2019

A+ A-

Un oficial condecorado del Ejército de Estados Unidos que trabajaba en la Casa Blanca y una funcionaria del Departamento de Estado dijeron que la conversación del presidente Donald Trump con el líder de Ucrania fue un intento inusual e inapropiado de lograr que otra nación inicie una investigación políticamente motivada.

El teniente coronel Alexander Vindman dijo la llamada del 25 de julio entre Trump y el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky le alarmó tanto que la denunció a través de canales legales.

"Sin dudarlo, sabía que tenía que informar esto al abogado de la Casa Blanca", declaró Vindman el martes cuando el Comité de Inteligencia de la Cámara comenzó una segunda semana de audiencias de investigación de juicio político.

Internacional

Trump considera "seriamente" testificar en su juicio político

El mandatario y muchos republicanos han exigido al Congreso conocer la identidad del denunciante anónimo, que permanece bajo secreto.

Vindman compareció junto a Jennifer Williams, una empleada del Departamento de Estado asignada a la oficina del vicepresidente Mike Pence que también escuchó la llamada y la considero fuera de los límites habituales de las interacciones de los presidentes estadounidenses.

"Encontré inusual la llamada telefónica del 25 de julio porque, en contraste con otras llamadas presidenciales que había observado, involucraba la discusión de lo que parecía ser un asunto político interno", dijo Williams el martes.

Conversación preparada

Tres días de audiencias esta semana brindarán a los legisladores y al público testimonios de testigos con relatos de primera mano sobre algunos de los eventos relacionados con la cuestión de si Trump y sus aliados y ayudantes trataron de aprovechar la entrega de ayuda de Estados Unidos y una visita a la Casa Blanca para Zelensky a cambio de que Ucrania abriera investigaciones que involucraran al exvicepresidente Joe Biden para beneficiar políticamente al presidente.

Vindman ayudó a preparar los puntos de conversación de Trump para la llamada del 25 de julio sobre la base de temas centrales de la política estadounidense hacia Ucrania. Eso incluyó la cooperación en la agenda de reformas, la lucha contra la corrupción y los esfuerzos de Zelensky para poner fin a la guerra con Rusia. Trump no los usó, lo cual era su prerrogativa, dijo Vindman.

En cambio, Trump hizo referencia a una teoría de conspiración sobre la participación ucraniana en la interferencia electoral de 2016 y le pidió a Zelensky que "investigara" si Biden detuvo la investigación anticorrupción cuando era vicepresidente y su hijo estaba en la junta de una compañía de energía ucraniana, Burisma Holdings. Vindman dijo que tal solicitud no sería consistente con los objetivos de Estados Unidos.

"Fue inapropiado, fue inapropiado que el presidente solicitara, exigiera, una investigación sobre un oponente político", dijo Vindman. "Especialmente una potencia extranjera donde hay, en el mejor de los casos, dudas de que esta sería una investigación completamente imparcial".

Debido al poder de Trump sobre Zelensky, estaba claro que "para obtener la reunión de la Casa Blanca, el presidente Zelensky tendría que realizar estas investigaciones", dijo Vindman.

Vindman reiteró que no tiene evidencia de que Ucrania haya interferido en las elecciones estadounidenses, y dijo: "esta es una narrativa rusa".

Abogado alertado

Vindman dijo que ya había alertado al abogado de la Casa Blanca, John Eisenberg, sobre una conversación durante una reunión de la Casa Blanca el 10 de julio, cuando el enviado de Trump a la Unión Europea, Gordon Sondland, presionó a los funcionarios ucranianos para que abrieran las investigaciones políticas que buscaban Trump y Giuliani.

Dijo que fue "invitado a dar seguimiento a cualquier otra inquietud" y, por lo tanto, no dudó en expresar sus inquietudes sobre los comentarios de Trump en la llamada del 25 de julio.

"Era mi deber informar mis preocupaciones a las personas adecuadas en la cadena de mando", testificó Vindman.

La reunión de julio no fue la primera vez que Vindman se dio cuenta de la presión ejercida sobre Ucrania. Dijo en marzo que le había quedado claro que había "actores no gubernamentales que estaban impulsando la idea de investigaciones sobre la interferencia ucraniana en 2016" en las elecciones estadounidenses.

Internacional

Se publica el memorando de la primera llamada entre Trump y Zelensky

Con esta revelación la Casa Blanca busca reforzar la defensa de Donald Trump en el juicio político, ya que no mostraría un actuar inadecuado del presidente.

Williams dijo que la solicitud del presidente para una investigación a Biden fue "de naturaleza política, dado que el ex vicepresidente es un opositor político del presidente".

Al igual que Vindman, también señaló una omisión del memorándum de la llamada publicado por la Casa Blanca: una mención de Burisma. Sin embargo, Vindman dijo que no necesariamente veía nada sospechoso sobre la omisión en el memorándum de la llamada emitido por la Casa Blanca.

Williams no participó en las decisiones que rodearon los eventos que involucraron a Ucrania, pero pudo dar una idea de cómo se transmitieron a otros funcionarios del gobierno.

Viaje cancelado

Relató una llamada del 13 de mayo de un funcionario de la Casa Blanca informándole que Trump había decidido que Pence no debía asistir a la toma de posesión de Zelensky. Dijo que no se dio ninguna explicación.

Posteriormente se enteró el 3 de julio de que la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB, por sus siglas en inglés) de la Casa Blanca había suspendido la ayuda a Ucrania. Aunque el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa abogaron por liberar la ayuda en reuniones posteriores, los funcionarios de la OMB informaron que el Jefe de Gabinete en funciones, Mick Mulvaney, había ordenado que permaneciera retenida.

Vindman dijo que habló con funcionarios ucranianos en Washington en agosto sobre la suspensión de la ayuda, y que querían saber lo que sabía al respecto. Dijo que puede haber dicho que no estaba al tanto.

Dijo que le preocupaba que Ucrania pudiera perder el apoyo bipartidista. La ayuda es un reflejo "significativo" del respaldo de Estados Unidos a la soberanía de Ucrania. Perderla podría provocar acciones más agresivas por parte de Rusia, dijo.

Trump y sus aliados republicanos han intentado desacreditar a los testigos, describiendo a Vindman y Williams como enemigos de Trump, y cuestionaron la lealtad de Vindman, un veterano de combate condecorado. Mientras Vindman estaba testificando, la Casa Blanca envió un correo electrónico explosivo acusando a Vindman de "mal juicio, filtraciones y evitar procedimientos normales".

Internacional

La defensa de Trump para el juicio político: recurrir a los ataques infundados

La estrategia del mandatario pareciera ser la de crear una contranarrativa en la que sus críticos y los investigadores del gobierno están predispuestos contra él.

El representante republicano Jim Jordan cuestionó a Vindman sobre una evaluación de desempeño citada en el correo electrónico de la Casa Blanca. Steve Castor, el abogado republicano, cuestionó a Vindman sobre una oferta del entonces secretario del consejo de defensa de Ucrania, Oleksandr Danyluk, para convertirse en el ministro de defensa del país.

Vindman defendió su historial y señaló las evaluaciones anteriores de un supervisor anterior que lo describió como "brillante, imperturbable y con un excelente juicio".

Dijo que rechazó la oferta del puesto de defensa ucraniano, a la que llamó "bastante cómica", e informó la oferta a sus superiores y a los funcionarios de contrainteligencia apropiados en ese momento.

En su declaración de apertura, Vindman defendió su carrera de servicio y su lealtad a Estados Unidos. Reconoció a su padre, que llevó a Vindman y a su familia de la antigua Unión Soviética a EE.UU. hace 40 años.

"No se preocupe, estaré bien por decir la verdad", dijo.

Nuevas declaraciones

El martes por la tarde, el Comité de Inteligencia de la Cámara, que está llevando a cabo las audiencias, escuchará a Kurt Volker, el exenviado especial de Trump a Ucrania y Timothy Morrison, el exprincipal asesor de Rusia en el Consejo de Seguridad Nacional. Volker fue uno de los tres funcionarios delegados para trabajar con el abogado de Trump, Rudy Giuliani, sobre Ucrania. Morrison también estaba en la llamada del 25 de julio.

El presidente de Inteligencia de la Cámara, Adam Schiff, dijo mientras se llevaban a cabo las audiencias que Vindman había estado sujeto a "ataques escandalosos" contra su carácter a pesar de su servicio al país.

"Los testigos de hoy, como los que testificaron la semana pasada, están aquí porque fueron citados a comparecer, no porque estén a favor o en contra de la acusación", dijo Schiff.

Devin Nunes, el principal republicano en el panel, utilizó su declaración de apertura para atacar a los medios. Acusó a las organizaciones de noticias de ser "marionetas del Partido Demócrata" que persiguen otra narrativa falsa para perjudicar al presidente.

Nunes pasó gran parte de su tiempo interrogando a los testigos sobre su conocimiento sobre Biden, su hijo Hunter Biden y sus actividades en Ucrania. En su mayor parte, Vindman y Williams tenían pocas respuestas porque no estaban involucrados en la política de Ucrania en ese momento.

"No sé mucho sobre Hunter Biden", dijo Vindman durante una ronda de preguntas republicanas sobre el asunto.

Eco en la campaña

El hermano gemelo idéntico de Vindman, Yevgeny, también un oficial del Ejército asignado al NSC, asistió a la audiencia como espectador. Alexander Vindman ha testificado que consultó con su hermano, un abogado y funcionario de ética, sobre sus preocupaciones por la llamada de Trump.

Las audiencias de esta semana, que duran tres días, con nueve testigos, son cruciales tanto para Trump como para los demócratas.

La investigación de la Cámara hasta el momento no ha causado ningún cambio significativo en la opinión pública sobre si Trump debe ser enjuiciado y destituido de su cargo, ni ha roto un muro sólido de apoyo al presidente entre los legisladores republicanos. Sin embargo, la cobertura en vivo y el ritmo constante de las revelaciones podrían dañar políticamente al presidente mientras hace campaña para la reelección en 2020 con índices de aprobación ya bajos.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
Internacional

Las protestas no debilitan el atractivo turístico de Hong Kong

Según un ranking publicado por Euromonitor Internacional, el turismo en Asia está en auge, con más de 40 ciudades en la lista de los 100 mejores destinos.

tipo de contenido
Internacional

China tramita una exención arancelaria para la soya y el cerdo de EE.UU.

La medida es considerada una señal de que un acuerdo de fase uno entre ambas potencias económicas estaría más cerca de ser sellado.

<p>Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU.</p>
tipo de contenido
Internacional

Pelosi asegura que se redactarán cargos del juicio político de Trump

La presidenta de la Cámara de Representantes aseguró que los hechos son indiscutibles y que el presidente abusó de su poder para beneficio personal.

<p>Protestas en Colombia.</p>
tipo de contenido
Internacional

La reforma fiscal no logra calmar las protestas en Colombia

Según BNP Paribas, Colombia reduciría a futuro su recaudación fiscal y estaría expuesta a una rebaja en su clasificación de riesgo.