Internacional

La violencia en Hong Kong aumenta el miedo a la represión

Unas 600 personas están en un campus de la Universidad Politécnica. Líderes del movimiento declararon que podría haber derramamiento de sangre.

Por Iain Marlow y Shelly Banjo

Lunes 18 de noviembre de 2019

A+ A-

Un asedio universitario de dos días ha paralizado Hong Kong, lo que aumenta el temor de una sangrienta represión contra cientos de manifestantes que permanecen atrapados en un campus rodeado de policías.

En las batallas entre la policía y los manifestantes el lunes hubo incendios furiosos, gases lacrimógenos y vehículos en llamas. Por la noche, decenas de miles de manifestantes marcharon hacia la Universidad Politécnica de Hong Kong para ayudar a los atrapados en el campus.

Algunos lograron escapar de la universidad en Kowloon trepando por las paredes, mientras que la policía arrestó a docenas de otros, a veces tirándolos al suelo o golpeándolos con garrotes.

Salven a los niños

El lunes por la noche, el gobierno advirtió a quienes permanecían adentro que se rindieran pacíficamente e instó a otros a mantenerse alejados del sitio mientras los manifestantes pedían refuerzos para luchar contra la policía. Se permitió que el personal médico atendiera a los heridos, mientras que los funcionarios de la universidad pedían una negociación y los padres sostenían carteles que decían "salven a los niños".

"La policía ha hecho repetidamente llamados y las personas en el campus de PolyU deben escuchar", dijo la jefa ejecutiva, Carrie Lam, en una publicación de Facebook.

Internacional

Economía de Hong Kong se encamina a la recesión anual por protestas

Según autoridades de Gobierno, el PIB de Hong Kong se contraerá en un 1,3% durante 2019, mientras que en el trimestre anterior cayó un 3,2%.

El caos nuevamente hizo que Hong Kong pareciera en las imágenes de televisión más una zona de guerra que un centro financiero. Aunque las acciones terminaron el día al alza después de perder 5,6% la semana pasada, se evidenciaron signos de desorden: el gobierno ordenó que las escuelas permanecieran cerradas por sexto día, un túnel importante que une Kowloon con la isla de Hong Kong permaneció cerrado y las autoridades advirtieron que podrían tener que cancelar las elecciones del Consejo de Distrito programadas para el domingo.

"Si la policía quiere entrar y aplastar el movimiento, esta es su oportunidad", dijo David Zweig, director del Centro de Relaciones Transnacionales de China y profesor emérito de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong. "Por otro lado, también podría ser una oportunidad para atenuar las cosas y comenzar un diálogo con funcionarios universitarios que podría conducir a una discusión más amplia".

"No puede continuar de esta forma para siempre", asegura Zweig. "El mundo ahora ve a Hong Kong como un desastre".

Campo de batalla en el campus

La policía rodeó la universidad durante el fin de semana, después de que los estudiantes fortificaran el campus con barricadas improvisadas y escombros dispersos frente al túnel cercano al puerto que conecta la península con la isla de Hong Kong. Unas 600 personas siguen atrapadas en el campus de PolyU, informó South China Morning Post, citando al presidente del sindicato de estudiantes de la universidad.

Los manifestantes dispararon flechas desde detrás de las barricadas, hiriendo a un oficial, y arrojaron decenas de bombas de gasolina a los agentes que intentaban entrar. También prendieron fuego a los vehículos policiales cuando los oficiales advirtieron a los manifestantes que usarían balas. La policía mantuvo la presión, rodeó el campus, bloqueó las salidas y realizó docenas de arrestos.

"Tenemos que correr el riesgo", dijo un manifestante de 26 años de apellido Lee, que participó en la batalla. "No tenemos alternativa".

Algunos de los miembros más destacados del movimiento de protesta advirtieron que el asedio podría terminar con un derramamiento de sangre generalizado.

"¿Va a ser testigo el mundo de una represión sangrienta sin detener el régimen despiadado?", dijo Joshua Wong, quien dirigió las protestas de 2014 y ha sido uno de los manifestantes más visibles en lo que ahora es un movimiento sin líderes.

Durante el fin de semana, las tropas chinas salieron de sus cuarteles en la antigua colonia para ayudar a eliminar los bloqueos de carreteras, lo que generó temores entre la oposición de que Beijing pueda intervenir directamente. El periódico insignia del Partido Comunista, People’s Daily, dijo que no había lugar para arreglos, y el editor en jefe del periódico Global Times pidió a la policía que use balas si es atacada.

El gobierno de Lam también sufrió un revés cuando el Tribunal Superior de Hong Kong dictaminó que el intento de su gobierno de sofocar las protestas con una polémica prohibición de las máscaras faciales, implementada con poderes de emergencia de la era colonial, fue inconstitucional.

Inicio caótico

Las autoridades de su administración pidieron el lunes a los manifestantes que se fueran, diciendo que el proyecto de ley que provocó las protestas que permitían extradiciones a China había sido retirado por completo. Los manifestantes siguen exigiendo una investigación independiente sobre los abusos policiales y el derecho a nominar y elegir a sus propios líderes, incluso si se enfrentan a Beijing.

"Siendo realistas, debemos poner fin a la violencia", dijo Matthew Cheung, diputado de Lam.

El inicio caótico de la semana laboral del lunes siguió a una semana previa de violencia sin precedentes, con cinco días consecutivos de caos que comenzaron con un manifestante baleado el lunes pasado.

El empeoramiento de la violencia llevó a muchas universidades importantes a cancelar todo el semestre y a la cancelación de las clases en las costosas escuelas privadas de Hong Kong. Se han cancelado o pospuesto innumerables eventos, incluido un importante festival de música y un evento de aniversario de Goldman Sachs.

"Algunas personas de Hong Kong realmente han perdido la paciencia con los manifestantes radicales", dijo a Bloomberg Television Emily Lau, política veterana y expresidente del opositor Partido Demócrata. "Pero hay otros que son muy comprensivos, que saldrán a las calles de negro para continuar apoyándolos. Por lo tanto, es una ciudad dividida en pedazos".

"Solución política"

Incluso con el creciente desencanto por el aumento de la violencia, muchos profesionales de cuello blanco han inundado el distrito financiero de la ciudad para expresar su apoyo a los estudiantes.

"Realmente no nos importa la política", dijo una mujer de 40 años de apellido Cheung, que llevaba un blazer y un reloj Apple, en una protesta a la hora del almuerzo el viernes mientras la multitud cantaba "¡lucha por la libertad! ¡Estamos con Hong Kong!". "Pero en este momento, solo quieren mostrarle al mundo, al gobierno de Hong Kong, que nos importa, que queremos luchar por ello, a pesar de que no estamos en la primera línea, sosteniendo los paraguas, luchando a través de los gases lacrimógenos."

A medida que la violencia empeora entre los manifestantes y la policía, el gobierno ha insistido en que no cederá ante más demandas políticas. Al mismo tiempo, hay una sensación cada vez mayor de que las tácticas de los manifestantes están comenzando a generar enfrentamientos más feroces, particularmente a medida que se adentran en territorio como el campus de PolyU.

"Este es un problema político que requiere una solución política", asegura Steve Vickers, exjefe de la Oficina de Inteligencia Criminal de la Policía Real de Hong Kong que ahora es director ejecutivo de Steve Vickers and Associates, una consultora de riesgo político y corporativo.

"Pero al final", agrega, "cuando la violencia llega a un punto en el que las personas arrojan cientos de bombas de gasolina, y los arcos y las flechas hieren, ya no puedes dejar que esto continúe".

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

<p>Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU.</p>
tipo de contenido
Internacional

Pelosi asegura que se redactarán cargos del juicio político de Trump

La presidenta de la Cámara de Representantes aseguró que los hechos son indiscutibles y que el presidente abusó de su poder para beneficio personal.

<p>Protestas en Colombia.</p>
tipo de contenido
Internacional

La reforma fiscal no logra calmar las protestas en Colombia

Según BNP Paribas, Colombia reduciría a futuro su recaudación fiscal y estaría expuesta a una rebaja en su clasificación de riesgo.

tipo de contenido
Internacional

Hong Kong anuncia medidas económicas para paliar los efectos de las protestas

La administración de Carrie Lam desembolsará US$ 500 millones para reforzar a las empresas afectadas por seis meses de disturbios.

tipo de contenido
Internacional

A pesar de dura retórica, EE.UU. y China estarían cerca de un acuerdo

Los negociadores estarían buscando sellar el pacto antes del 15 de diciembre, fecha en que está previsto que nuevos aranceles entren en vigencia.