La acera de los tontos

El apruebo de Marcel

El ministro dice que no se puede pedir que una nueva Constitución sea como la vieja, por lo tanto no hay que suponer que los viejos problemas no volverán.

Por John Müller

Jueves 2 de junio de 2022

A+ A-

El ministro Mario Marcel ha dicho que votará apruebo a la propuesta de la Convención Constitucional. Que el ministro que más crédito tiene entre la oposición al Gobierno anuncie su voto en público no tiene nada de particular, pero son llamativas las razones que da un hombre que pasa por ser riguroso y cartesiano.

Dice Marcel que la nueva Constitución no se puede medir con la vara de la actual porque todo en ella es distinto. Y es distinto, afirma, porque se inició un proceso para hacer una Constitución diferente y no repetir la anterior. Y añade: "Lo que hace la diferencia son las cosas que más les interesan a las personas, más que los temas económicos".

Primero, es difícil pensar que el crecimiento y la prosperidad económica no interesen a las personas y menos a los chilenos que ahora se enfrentan de nuevo al flagelo de la inflación. La actual Constitución permitió establecer un marco económico que sacó casi a la mitad de los ciudadanos de la pobreza en 15 o 20 años.

Se desprende de la opinión del ministro que la vieja Constitución garantizaba cierta prosperidad, pero eso ya no le importa a la gente y ahora hay otros asuntos -que pesan "más que los temas económicos"- que quiere ver solucionados. Aunque el borrador aún no ha demostrado nada, es lógico suponer que el nuevo texto trate de abordar los nuevos problemas, pero no hay por qué asumir que va a seguir resolviendo los antiguos tal como hacía la Constitución de 1980.

Imaginemos que un club de fútbol tiene una fórmula secreta para salir siempre segundo en la clasificación, pero lógicamente aspira a ser el primero. Así que decide cambiar toda su fórmula -jugadores, técnico, presidente, nombre, colores, etc.- por una nueva. Eso no garantiza en modo alguno que vaya a salir primero en la competición, pero tampoco garantiza que vaya a seguir saliendo segundo porque la fórmula vieja ya no aplica. Adoptar lo novedoso no supone que se vaya a mantener lo antiguo. ¿Y si el nuevo texto soluciona los nuevos intereses de los chilenos, pero vuelve a resucitar sus viejas problemas?

Revise la videocolumna de John Müller a continuación

John Müller está en de Radio PAUTA en dos programas: Primera Pauta, de lunes a viernes a partir de las 07:00 horas, y Marcando Pauta, de lunes a viernes a partir de las 08:00 horas. Escúchelo por la 100.5 en Santiago, 99.1 en Antofagasta, y por la 96.7 en Valparaíso, Viña del Mar y Temuco, y véalo por el streaming en www.PAUTA.cl.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
La acera de los tontos

Los 30 años dividen y distraen al Gobierno

Aunque Boric ha matizado su discurso sobre la Transición, el PC y el Frente Amplio no lo ha hecho porque son parte de su razón de ser.

tipo de contenido
La acera de los tontos

Los expertos, el nuevo pueblo originario

La rehabilitación del respeto al conocimiento, la sabiduría y las buenas formas es una de las primeras consecuencias del resultado del plebiscito.

tipo de contenido
La acera de los tontos

Petorca o la mala digestión del resultado

Es comprensible la frustración de los perdedores, pero es necedad no entender que los ciudadanos tradujeron el borrador en cuestiones concretas que les afectan.

tipo de contenido
La acera de los tontos

La Democracia Cristiana al rincón de pensar

La directiva de Felipe Delpin falló al apoyar el Apruebo y demostrar su desconexión total de la base electoral del partido.