La acera de los tontos

Aquí 30 pesos y en España un rapero encarcelado… y deje de comparar

La violencia en Cataluña han dado pie a los paralelos con Chile. Pero las diferencias son muchas más que las similitudes, dice John Müller. Tanto en las condenas políticas como en la cobertura de la TV.

Protestas en España

PAUTA

Por John Müller

Lunes 22 de febrero de 2021

A+ A-

En Chile fueron 30 pesos y en España un rapero. España ha vivido violentos disturbios en sus principales ciudades desde que la policía catalana -los Mossos d’Esquadra- encerrara en prisión al rapero Pablo Rivadulla Duro, alias Pablo Hasél, el martes 16 de febrero en cumplimiento de una orden judicial por la acumulación de delitos que incluyen el enaltecimiento del terrorismo y la agresión a un periodista y a un testigo de la Justicia. La violencia destructora de los incidentes, la agresividad de unos jóvenes que han hecho de las siglas ACAB ("all cops are bastards") su guía y que gritan su deseo de "quemar a un policía" recuerdan los mismos disturbios que ya vivió Cataluña en 2019 y los que siguieron al estallido del 18-O en Chile.

Ahí se acaban las similitudes y empiezan las diferencias.

La policía catalana entró en el campus de la Universidad de Lérida donde Hasél y sus amigos anarquistas se habían hecho fuertes destrozándolo todo a su paso, sin que nadie pusiera el grito en el cielo porque se violara la autonomía universitaria. El rector, apoyado por la mayoría del claustro, lamentó los destrozos, pero no el ingreso de la fuerza pública. La autonomía universitaria es para pensar y crear, no para sustraerse a la acción de la Justicia.

Nacional

La violencia incendia el primer aniversario del 18 de octubre

La quema de dos iglesias fue lo más grave de la jornada de protestas más masiva pospandemia, en la que hubo saqueos, destrucción de infraestructura y 18 carabineros lesionados.

La inmensa mayoría de las fuerzas políticas, incluida la oposición de derechas, han condenado la violencia, excepto Podemos y partidos como Bildu, poblado de personajes que en el pasado pertenecieron o apoyaron a la banda terrorista vasca ETA. El problema es que Podemos no es una fuerza marginal de izquierdas, sino que forma parte del gobierno de coalición con los socialistas y eso ha provocado una discrepancia profunda ante la opinión pública. En las últimas horas, el partido de Pablo Iglesias se ha esforzado por distanciarse de Hasél y su impresentable prontuario, e intentan convertir la discrepancia en un tecnicismo penal. 

Los canales de TV, en general, se han cuidado mucho de glorificar la violencia o de crear la sensación de que los disturbios se están produciendo 24 horas al día. No se ha creado así la sensación de que las fuerzas de seguridad están desbordadas o que el gobierno ha perdido el control de la situación. De hecho, los manifestantes violentos han respetado disciplinadamente el horario del toque de queda impuesto por las autoridades sanitarias de las distintas ciudades afectadas.

Aunque no se han hecho encuestas, la impresión es que la mayoría de la población condena los desórdenes y la destrucción que afecta al comercio, un sector muy penalizado por la pandemia y que ha protestado públicamente por los destrozos.

Nacional

No más violencia: el ruego de los locatarios de la Zona Cero

"Lo de nosotros no es un tema político. Es querer trabajar tranquilos, es lo único", dijo en entrevista con PAUTA la representante de las pymes del barrio, Francisca Fernández.

Una manifestante perdió un ojo en Barcelona la primera noche de los disturbios, al parecer por una bala de foam (plumavit) y aunque se han visto imágenes en que la policía se emplea con contundencia con los manifestantes, no hay denuncias de violaciones a los derechos humanos. En España no hay un instituto independiente que vigile que las operaciones policiales se ajusten a los derechos humanos. Fiscales y jueces se encargan de ello. El portavoz de Podemos pidió una investigación a los Mossos d’Esquadra por este incidente. Los Mossos lamentaron lo ocurrido y anunciaron que harán una indagación informativa.

La crítica del portavoz de Podemos provocó la reacción inmediata de los sindicatos policiales que condenaron la falta de respaldo de los miembros de Podemos que están en el gobierno a la actuación de las fuerzas de seguridad. Los portavoces sindicales destacaron, también, la extrema violencia utilizada por los manifestantes que buscan causar bajas a la policía.

Política

CNC y 18 de octubre: "Pensar que la violencia podría rebrotar es una pesadilla"

Manuel Melero espera que las autoridades sancionen a los responsables de los ataques al comercio, y pide una persecución más eficaz.

La reacción sindical es significativa porque demuestra como sociedades más complejas tienen múltiples instancias que permiten establecer contrapesos en el debate público. En España, los sindicatos son legales en la policía civil y algunos de ellos tienen fama de ser muy profesionales. Sus portavoces son respetados y participan habitualmente en espacios en radio y televisión.

La Guardia Civil, una policía militarizada muy parecida a los Carabineros en Chile, que actúa especialmente en el ámbito rural, no está autorizada a tener sindicatos. Pero se le permiten las asociaciones profesionales, una especie de sindicalización light, que cuando es necesario saca la voz por sus miembros.

La acera de los tontos

¿Y si el país de la Constitución de 1980 hubiese tenido petróleo?

"Cuando la Constitución de 1980 entró en vigor, Chile era un país empobrecido", dice John Müller. Quizá si hubiese sido rico, el principio de subsidiariedad se habría interpretado de manera distinta.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

<p>Columna de opinión de John Müller: ">
tipo de contenido
La acera de los tontos

El agotamiento del debate postmaterialista

"La ley del péndulo se cumple y la crisis económica acelerará su movimiento: toda una generación está aprendiendo que Chile no se clasificaba automáticamente para el Mundial", dice John Müller.

<p>Columna de opinión de John Müller: ">
tipo de contenido
tipo de contenido
La acera de los tontos

A veces es bueno que un presidente lea poesía

"El sistema educativo de un país no es del Estado, ni de las municipalidades, ni de los colegios de profesores o de los grupos de padres: es de los niños. Y eso se nos olvidó en la pandemia", dice John Müller.

tipo de contenido
La acera de los tontos

En esta política exterior se improvisa

El gobierno de Gabriel Boric debe dejar de repentizar y hablar de más en política exterior para evitar que los países vecinos, amigos sobre el papel, saquen ventaja de nuestros errores.

tipo de contenido
La acera de los tontos

Una tregua para Navidad

Son muchos los indicios que señalan que el mundo está presionando a Rusia y Ucrania para que alcancen una tregua esta Navidad.