Negocios

Mujeres tienen baja participación en directorios en Chile

Aunque hay planes para aumentar la participación en empresas públicas y privadas, las mujeres directoras en Chile son pocas. Luis Hernán Cubillos, cofundador de EgonZehnder en Chile, analizó las claves para cambiar esta realidad.

Por Francisco Ibáñez

Jueves 8 de noviembre de 2018

A+ A-

Pese a los cambios ocurridos en las empresas durante el último año, a partir del movimiento #MeToo, surgen voces que opinan que no han sido todo lo profundos que se esperaba, y tampoco tan rápido como se desearía. Algunos estudios incluso indican que los cambios no se han notado en el día a día, pese a la opinión en contrario de los mismos jefes de las empresas.

Crónica

¿#MeToo ha cambiado algo? Jefes dicen sí, trabajadores dicen no

A poco más de un año del inicio del movimiento #MeToo, la percepción de cambios en las empresas es dispar, dependiendo del nivel del cargo de quien opine.

Tal vez donde menos se han notado los cambios ha sido en la alta dirección, un ámbito donde históricamente las mujeres han tenido poca participación. En Chile, aunque hay algunas iniciativas para fomentar la participación femenina en directorios –como la decisión del Gobierno de incluir mujeres en los directorios de empresas públicas– la presencia de mujeres en estas instancias aún es baja. La presencia de mujeres en directorios de las empresas IPSA bordea el 7%.

En PAUTA Bloomberg conversamos sobre este tema con Luis Hernán Cubillos, cofundador de EgonZehnder en Chile, consultora de headhunting especializada en la búsqueda de directores para empresas de diversas industrias.

Para Cubillos el avance en la inclusión de mujeres en directorios ha sido lento, y califica las cifras como dramáticas. “Prefiero ver el vaso medio lleno que medio vacío, porque si nos quedamos con la cifra actual, efectivamente es muy baja la participación de mujeres en directorios. Creo que hay muchas tendencias positivas, y creo hay que mirar el problema desde dos puntos de vista: la demanda de qué tienen que hacer las empresas para subir el número de mujeres en el directorio, pero también por el lado de la oferta. Qué tienen que hacer las propias mujeres para poder tener más acceso y más oportunidades”, dice.

Cubillos afirma que algo que dificulta una mayor participación femenina en los directorios es la percepción de que no hay suficientes mujeres capacitadas para hacerlo. “Esto es un mito”, dice.

Otro punto relevante, continúa Cubillos, es que no hay un reconocimiento “a cuáles son las virtudes femeninas de aporte a ese directorio”. En su opinión, las mujeres tienen cierta responsabilidad en esta situación, porque “muchas veces han tenido que adoptar cualidades masculinas para lograr llegar a posiciones de influencia o poder, y muchas veces han renunciado a su femineidad”.

Para Cubillos, “hoy los directorios pueden apreciar mucho mejor temas como la apertura emocional, la intuición, la compasión, la creatividad, la vulnerabilidad y también el foco en relaciones”. El experto señala la importancia de alinear a todos los trabajadores de una empresa tras un objetivo común, y que esa faceta más inspiradora está también más presente en las mujeres.

Sobre la posibilidad de establecer cuotas legales de participación femenina, como se ha hecho en otros países, Cubillos afirma que ha sido tema de discusión interna [en EgonZehnder], que lo han consultado con muchas mujeres directoras, y que la respuesta mayoritaria ha sido contraria a esa opción, que no quieren estar ahí por cuotas sino por competencia. Dicho esto, continúa Cubillos, “yo creo que autoimponerse cuotas para las empresas sí hace una diferencia”. Pone como ejemplos el caso de Sofofa, que se autoimpuso que un cierto porcentaje de sus consejeros iban a ser mujeres. O el de BHP Billiton, que anunció hace poco que para 2025 quiere tener paridad de género en todo su equipo ejecutivo. “Ese tipo de iniciativas sí son positivas, más que venga el Gobierno a imponer una cuota por ley”, dice Cubillos.

En opinión de Cubillos, tener una mujer en el directorio no es suficiente. “Si queremos cambiar realmente la cultura, la dinámica, la conversación, no basta con tener una sola mujer en el directorio”, enfatiza.

Cubillos destaca también las experiencias de mentoring como una herramienta positiva para fomentar la llegada de mujeres a puestos clave, aunque reitera que para él hay suficientes mujeres con capacidades para ser directoras de empresas. Aunque reconoce el valor de seminarios y conferencias sobre el tema, cuenta que cuando le ha tocado exponer “de 1.000 asistentes, 980 son mujeres […] Creo que el gran desafío es incorporar a los hombres a esta conversación”, dice.

Pese a todas las iniciativas, y a que hay ciertos avances, la realidad demuestra que el tema no está suficientemente interiorizado. La decisión del Gobierno de nombrar mujeres en los directorios de empresas públicas, por ejemplo, fue olvidada en el nombramiento del directorio de TVN, lo que luego fue tuvo que ser enmendado. Aún queda mucho camino por avanzar. 

Vea la conversación completa en PAUTA Bloomberg acá:

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Negocios

Shaquille O'Neal se une a Papa John's e invierte en locales

El exbasquetbolista se unirá a la junta directiva de la atribulada cadena de pizzerías e invertirá en nueve restaurantes de Atlanta

Negocios

Uber elegiría Bolsa de Valores de Nueva York para mega apertura

Al seleccionar el emblemático mercado del corazón de Wall Street, la compañía se diferencia de su rival Lyft, que comenzará a cotizar la próxima semana en el Nasdaq.

Negocios

Riesgos reputacionales en empresas familiares

¿A qué se expone una empresa que se asocia a una familia o un apellido? En un escenario con vidas cada vez más públicas, un problema personal puede impactar a la compañía. La clave es prepararse.

Negocios

Inversionistas muestran cautela y optan por las mineras aburridas

Las empresas que se han tenido estrategias conservadoras, como Rio Tinto Group y BHP Group, han superado tanto al mercado de renta variable general.