Ocio

El youtuber que vuela con los pies en la tierra

El youtuber Sebastián Villalobos, de más de 30 millones de seguidores en redes- es rostro del nuevo programa Nat Geo Lab. Indagamos en sus inicios y sus próximos desafíos.

Jueves 16 de agosto de 2018

A+ A-

Los youtubers son uno de los fenómenos más exitosos de los últimos años. Personas que crean todo tipo de contenidos y los comparten con sus fanáticos a través de las redes sociales. Actualmente conocidos como influencers, aconsejan a sus seguidores e informan sobre las últimas tendencias de los distintos ámbitos de la vida diaria.

Sebastián Villalobos (22) es uno de los youtubers de habla hispana más famosos del medio. Reside en Los Ángeles, California, pero es oriundo de Colombia y es la apuesta más reciente de NatGeo Kids.

A pesar de tener más de cinco millones de seguidores en todas sus redes sociales, Villalobos tiene una forma de vivir que lo hace disfrutar y aprender cada día de esta experiencia, y cuenta que la fama no le cambia su personalidad. Describe estar volando con los pies en la Tierra: “Esto te permite dejar volar tus ideas, pero también darte cuenta de que eres una persona normal”, manifestó en Un Día Perfecto, de PAUTA100.5.

Su nuevo desafío vendrá de la mano con la conducción del programa NatGeo Lab, el cual pretende enseñar a los niños experimentos científicos caseros, es decir, con implementos que pueden encontrar en sus casas. Este programa significó un reto para Sebastián ya que, en primer lugar, nunca había sabido sobre ciencia y, segundo, su público objetivo siempre han sido los jóvenes. Sin embargo, el youtuber dice tener dos “ases” bajo la manga: “Tengo dos hermanos en casa, uno tiene 10 años y el otro cuatro, entonces yo buscaba una media de comunicación en donde ambos pudieran entender cómo yo explicaba el experimento y así todos los niños podrían entender”.

Sebas, como le dicen, ve su trabajo como una afición, por lo que no lo considera una obligación. “Es mi hobby, no lo veo como un trabajo como tal porque al final es ir, grabar y hacer lo que me gusta”. Los primeros tres años no recibió remuneraciones monetarias por su canal, solo disfrutaba subiendo videos, hasta que se fue a vivir a México, donde pudo ver la industria que existía y comenzó a observar su voz y el contenido que generaba.

Actualmente tiene más de seis millones de seguidores en su canal de Youtube y ocho millones en Instagram. Son cifras que no ve sólo como un número, sino como una responsabilidad. Aprovecha su plataforma para ayudar y aconsejar a sus seguidores. “La humanidad del youtuber es una de las cosas en las que más se fija la gente y se agradece”.

El joven cuenta que su mamá considera que es muy bueno para conversar, lo que facilita su desplante frente a la cámara. Sebastián Villalobos no sólo ha estado presente en las redes sociales, sino también en la televisión: fue parte del elenco de la serie juvenil Soy Luna en su primera y segunda temporada y, se encuentra actualmente explorando acciones en la música. Además, escribió un libro llamado Youtubers School, en el cual comparte su experiencia y entrega tips para transformarse en youtuber.

Vea el video de la entrevista con Sebastián Villalobos en Un Día Perfecto:

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Ocio

Radiografía de la industria del libro en Chile

El martes fue el Día Mundial del Libro y del derecho de autor. En Un Día Perfecto Pablo Dittborn, de editorial La Copa Rota, y Catalina Infante, de editorial Catalonia, conversan sobre la literatura en Chile.

Ocio

Avengers: Endgame: los críticos la aprueban

Quienes ya la vieron entregan su veredicto: "es lo que la gente quiere ver".

Ocio

Santiago en 100 palabras: "Trasciende el mero concurso de cuentos"

Carmen García, directora de la Fundación Plagio, se refirió a las actividades para el cierre de convocatoria del concurso.

Ocio

La aproximación del cine a los agujeros negros

Los misterios de los hoyos negros siempre han sido un elemento interesante para los cineastas, especialmente para el de ciencia ficción. La reciente fotografía a un agujero negro catapulta nuestro interés.