Política

El inesperado golpe que recibió el Presidente y la familia Piñera

La denuncia contra su tío Bernardino Piñera por un eventual abuso sexual "sacudió" al Mandatario. En medio de su gira por el sur, el Jefe de Estado defendió al sacerdote.

El Presidente Sebastián Piñera tras hablar a la prensa sobre las denuncias contra Bernardino Piñera, en su gira en Temuco, el martes 20 de agosto de 2019. Créditos: Agencia Uno

El Presidente Sebastián Piñera tras hablar a la prensa sobre las denuncias contra Bernardino Piñera, en su gira en Temuco, el martes 20 de agosto de 2019. Créditos: Agencia Uno

Por Gladys Piérola M., desde Temuco

Martes 20 de agosto de 2019

A+ A-

Un minuto. Eso fue lo que duró la declaración que realizó este martes el Presidente Sebastián Piñera sobre la investigación que inició el Vaticano contra el arzobispo emérito de La Serena y su tío, Bernardino Piñera, por una acusación de abuso sexual a un menor de edad supuestamente cometido hace medio siglo atrás. 

"Toda denuncia debe comunicarse y con rigor para verificar su verosimilitud, para esclarecer la verdad y este caso no constituye una excepción. Sin embargo, conociendo por casi 70 años a Bernardino Piñera como sobrino, me cuesta creer, porque conozco su conducta, su actitud de una vida entera y me cuesta creer en una denuncia que se hace más de 50 años después de ocurridos los eventuales hechos, a un nombre que hoy tiene 103 años de vida", dijo el Mandatario frente a las cámaras.

El obispo emérito Bernardino Piñera visitó La Moneda en septiembre de 2018, donde fue recibido por el Presidente Sebastián Piñera y la Primera Dama, Cecilia Morel. Créditos: Agencia Uno (archivo)

Eran pasadas las 18:00 horas, cuando en un salón del Hotel Frontera de Temuco, el Mandatario hizo un alto en su gira de dos días por el sur, que lo llevó en la mañana del martes a la Región del Ñuble para conmemorar el natalicio de Bernardo O'higgins y que, después de almuerzo, continuó en la Región de la Araucanía. 

Fue, precisamente, al llegar a esta última zona, cuando el Presidente se enteró del comunicado de la Nunciatura Apostólica de Chile que a las 15:30 horas hizo público la investigación al obispo más longevo de la Iglesia Católica de Chile. En el texto, la Nunciatura informó que "la Santa Sede ha dispuesto la realización de una investigación previa para averiguar si es verosímil la denuncia" y que "se está en contacto con la persona que ha presentado la denuncia y, al mismo tiempo, se está actuando en el respeto del principio de la presunción de inocencia".

Difíciles palabras

Piñera habló de su tío cuando estaba terminando una reunión con alcaldes de Chile Vamos de La Araucanía y a punto de entrar a un consejo del Gobierno Regional junto con el intendente, Jorge Atton. En medio de las presentaciones que le hicieron en los encuentros, el Presidente estuvo conectado en todo momento a su teléfono, pendiente de la situación que a esa hora se tomaba los medios y las redes sociales.

Según fuentes de Gobierno, el Mandatario está "golpeado". Bernardino Piñera es muy cercano y querido por él y su familia, y por lo tanto también el ministro del Interior, Andrés Chadwick (primo del Mandatario), están entre quienes recibieron esta noticia con mucho pesar. En septiembre del 2018, buena parte de la familia del Presidente -incluido Chadwick- recibieron festivamente al sacerdote en La Moneda, en anticipo al 22 de septiembre, cuando Bernardino Piñera cumplió 103 años.

De hecho, al inicio de sus palabras el Jefe de Estado aseguró que la denuncia "fue inmediatamente desmentida por el propio Bernardino Piñera", pero que él quería fijar que la posición del Gobierno "es firme, clara y coherente" ante estos casos.

"He tomado conocimiento del comunicado de la Nunciatura Apostólica de Chile sobre una investigación preliminar en mi contra", expresó el religioso a través de un comunicado de prensa. "Manifiesto desconocer la acusación que le ha dado origen y ofrezco mi plena disposición a colaborar en el esclarecimiento de la misma", agregó.

Para el Presidente fue difícil salir a hablar, pero desde La Moneda comentan que era complejo no reaccionar de inmediato, en especial porque el Gobierno ha tenido una postura muy dura con las denuncias sobre abusos sexuales cometidos por sacerdotes. El más reciente, la situación con el jesuita Renato Poblete, donde el propio Piñera señaló, en entrevista con el matinal Mucho Gusto, que había sido un "terremoto" para él y que las 22 denucias de abusos que había constatado el informe de los jesuitas le habían causado un "profundo dolor" y "decepción", pues Poblete fue su amigo.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
Política

Insulza y la carta de ex Concertación: "Estamos llamando a un acuerdo de fuerzas políticas y sociales"

El senador socialista no informó a su partido de que suscribiría el documento. Fue "personal", dijo.

tipo de contenido
Política

Van Rysselberghe: si las policías usan métodos disuasivos, los acusan de violar los DDHH

La presidenta de la UDI pidió a la clase política una condena transversal a la violencia y un respaldo a Carabineros, porque si no "difícilmente van a actuar".

tipo de contenido
Política

El mensaje con que regresó Piñera: "Condenar a quienes no condenan la violencia"

El Mandatario encabezó el primer Consejo de Gabinete tras el regreso de sus vacaciones. Anunció un nuevo "acuerdo por la democracia, contra la violencia y por la paz".

<p>Crédito: Agencia Uno</p>
tipo de contenido
Política

Politólogo UC: "El plebiscito puede ser la morgue para muchos partidos"

"Puede ser el último paso de un gran proceso de desmembramiento del sistema político que teníamos. O el comienzo de uno nuevo", advierte el académico William Porath.