Política

La Moneda cede y anuncia el inicio de un proceso constituyente

Tras una reunión entre el Presidente Piñera y Chile Vamos, el ministro Blumel informó de una propuesta: el Congreso debatirá un texto, habrá participación ciudadana y un plebiscito.

Por Eduardo Olivares, Gladys Piérola y Catalina Batarce

Lunes 11 de noviembre de 2019

A+ A-

Al cabo de más de tres semanas desde el inicio del estallido social, La Moneda puso sobre la mesa su oferta más amplia. Y en la decisión política más relevante hasta ahora, el Gobierno impulsará un proceso de cambio hacia una nueva Constitución Política de la República, que reemplace a la originalmente dictada en 1980, y que suma 216 modificaciones desde entonces.

La decisión se tomó en la casa del Presidente Sebastián Piñera, quien recibió a los presidentes de los partidos de Chile Vamos (UDI, RN, Evópoli y PRI) y a los ministros del Comité Político Gonzalo Blumel (Interior), Felipe Ward (Secretaría General de la Presidencia) y Karla Rubilar (Secretaría General de Gobierno). También asistieron los jefes de las bancadas parlamentarias y los integrantes oficialistas de las comisiones de Constitución de la Cámara y el Senado, como Andrés Allamand (RN) y Víctor Pérez (UDI). Entre los diputados estuvieron Juan Antonio Coloma (UDI), Jorge Alessandri (UDI) y Luciano Cruz-Coke (Evópoli).

"Hemos acordado iniciar el camino, el proceso para avanzar hacia una nueva Constitución", esbozó a la salida de ese encuentro del ministro Blumel.

"Entendemos que este es un trabajo que lo tenemos que hacer pensando siempre en el país y, sobre todo, sobre la base de poder ir reconfigurando el pacto social, que en el último tiempo hemos visto que ha sido una demanda fundamental de la ciudadanía", expresó la autoridad.

La cita en la casa del Mandatario comenzó a las 19:30 horas y concluyó casi a las 22 horas. Comieron pizza. El debate fue intenso, comenta una fuente que participó en el encuentro, pues se discutieron distintas maneras de avanzar en un proceso constituyente. En general, la UDI ha sostenido en público y en privado que su opción es por reformar la Carta Magna dentro de sus propios márgenes, mientras que los otros partidos estarían abiertos incluso a establecer una Constitución distinta. Esa tensión marcó parte del encuentro.

La fórmula: Congreso constituyente

"Creemos que el mejor camino es trabajar sobre la base de un congreso constituyente, que cuente con amplia participación de la ciudadanía y, en segundo lugar, que pueda tener un plebiscito ratificatorio después, porque la Constitución es la ley más importante, es la casa de todos y tiene que ser ratificada por la ciudadanía, para que pueda ser el nuevo cuerpo, la nueva casa que nos cobije por los próximos años", señaló el ministro del Interior.

En la propuesta original de la expresidenta Michelle Bachelet se plantearon tres opciones para que los legisladores decidieran qué entidad debería preparar una nueva Carta Fundamental: comisión bicameral, convención constituyente o asamblea constituyente. Así, un "congreso constituyente" aún requiere una explicación por parte de La Moneda, pero, en principio, involucra un debate entre los mismos parlamentarios.

"Iniciaremos un proceso de diálogo, de conversaciones, amplio, con todos los sectores y fuerzas políticas y sociales para conseguir los más amplios acuerdos", expuso Blumel.

El único plazo es el de la "prontitud", agregó. "Es importante que haya plazos que estén fijados en un cronograma de trabajo que permita avanzar hacia la nueva Constitución. Es una discusión demasiado importante y no es prudente tenerla abierta en forma permanente. Queremos trabajar con urgencia pero también con responsabilidad", aseguró.

La línea de Chile Vamos

En Chile Vamos hay diferencias sobre el grado de articulación constituyente.

Para la senadora Jacqueline van Rysselberghe, presidenta de la UDI, el papel de los parlamentarios es indispensable. "Cada uno de nosotros, le guste o no, representamos a personas que votaron por nosotros y que de alguna manera representamos el pensamiento de las personas", comentó. Sobre la participación ciudadana, sostuvo que habrá que verlo. "Lo dijo el ministro del Interior, puede ser a través de un plebiscito ratificatorio. Pueden haber otras opciones".

Para el presidente de Renovación Nacional, diputado Mario Desbordes, "lo que viene ahora es diálogo con las fuerzas políticas y sociales, conversar y escuchar, y dentro del menor plazo posible darle un cronograma [...] RN va a apoyar la gestión que está haciendo el ministro Blumel con toda la fuerza del mundo y con lo que se ha acordado con el Presidente de la República el día de hoy [domingo 10 de noviembre]. Esta coalición está totalmente abierta a una nueva Constitución. Ahora hay que escuchar a la ciudadanía".

La señal del Gobierno llega justo cuando este lunes la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados votará hasta su total despacho el paquete de siete proyectos de reforma constitucional que están refundidos y que modifican el capítulo XV de la Constitución para iniciar un proceso constituyente (boletines N° 11.173-07; N° 7792-07; N° 7769-07; N° 10.193-07; N° 10.014-07; N° 12.630-07 y N° 13.024-07). De hecho, para este lunes al mediodía está agendado que el ministro Blumel se reúna con el presidente de dicha instancia, el diputado Matías Walker (DC) para conversar, entre otros temas, sobre la apuesta del Ejecutivo. 

"Creemos que esto tiene que darse dentro del orden institucional. Esto tiene que ayudar a restablecer el orden público", planteó la senadora van Rysselberghe.

"Es una señal muy potente de apertura, con una voluntad de trabajar con todos los sectores políticos y buscar un acuerdo. Creemos, además, que es fundamental que se haga con altos niveles de participación ciudadana, que se radique en el Congreso legítimo y tenga la participación de todos los sectores y que finalmente tenga un plebiscito ratificatorio para que la ciudadanía una vez más participe en un proceso tan importante", afirmó Hernán Larraín Matte, presidente de Evópoli.

"El mecanismo puede ser un congreso constituyente o una convención constitucional, lo cual dará garantías amplias a todos los actores políticos y principalmente de la ciudadanía, ya que todo, finalmente, debe ser ratificado a través de un plebiscito", comentó Diego Berríos, vicepresidente del PRI.

El mínimo común, dijeron, es un "congreso constituyente", pero el Presidente incluso deslizó la opción de una convención constituyente al estilo de la propuesta por Bachelet.

La oposición atenta

En el PPD, el senador Felipe Harboe felicitó el anuncio de Blumel.

El senador DC Francisco Huenchumilla sostuvo que con esta decisión se acaba el ciclo del "capitalismo neoliberal".

Para el diputado de Revolución Democrática Miguel Crispi, en todo caso, el anuncio es "una buena señal que después de todas estas semanas el Gobierno por fin se abra a discutir no reformas constitucionales, sino de hablar derechamente de una nueva Constitución". No obstante, agregó, "hablar de un congreso constituyente, para la ciudadanía y para nosotros mismos que estamos en el Parlamento, evidentemente va a ser un proceso que no va a tener legitimidad".

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

Política

La difícil barrera que debe sortear el acuerdo presupuestario en la Cámara

Diputados de oposición piden ampliar los temas previsionales y de salud. Además, reprochan los dichos del ministro de Hacienda y le solicitan explicaciones.

<p>Michelle Bachelet.</p>
Política

Bachelet y los protocolos policiales: "Nunca debieses disparar hacia arriba"

La alta comisionada para DD.HH. de la ONU dijo que ha hablado dos veces con el Presidente Piñera y se muestra preocupada por los protocolos policiales.

<p>Jaime Mañalich, ministro de Salud.</p>
Política

Mañalich y demandas sociales: la respuesta del Gobierno es adecuada, proporcionada y realista

El ministro de Salud valoró el avance de una serie de anuncios sectoriales incluidos en la ley de presupuesto 2020.

Política

Briones logra otro triunfo en el Senado y cierra acuerdo de "entendimiento social"

Oficialismo y oposición convinieron mejoras en pensiones solidarias, rebaja del 50% de la tarifa del transporte público para adultos mayores y reducción de precios de remedios.