La acera de los tontos

La prueba de la blancura de la nueva Constitución

"Si la Constitución es ampliamente consensuada, su mecanismo de reforma será estándar, parecido al de las mejores democracias, y permitirá que la misma se vaya perfeccionando según su uso", dice John Müller.

Agencia Uno/PAUTA

Por John Müller

Jueves 20 de enero de 2022

A+ A-

Hay Constituciones de parte o partisanas, o Constituciones de consenso. Las primeras se consideran perfectas, fruto de una inspiración cuasirreligiosa, y están llenas de artículos que no son negociables. Las segundas, todo lo contrario. Se saben imperfectas, son posibilistas, y tratan de que el texto sirva tanto cuando manda un lado de la tortilla como cuando lo hace el otro, incluidos los cantos.

La prueba de la blancura del texto constitucional que está elaborando la Convención va a ser precisamente el articulado que estipula cómo será el procedimiento de reforma constitucional. Si la Constitución es partisana, probablemente nos encontremos con miles de cortapisas y cuórums para modificar la Constitución. Los sumos sacerdotes suelen creer que su trabajo debe ser eterno, así que tratarán de que quede escrito en piedra. Caerá, por lo tanto, en aquel pecado del que se acusaba a la Constitución de 1980, que era prácticamente irreformable, cuestión que, al menos en 1989, 2005 y 2020, se demostró absolutamente falaz.

En cambio, si la Constitución es ampliamente consensuada, su mecanismo de reforma será estándar, parecido al de las mejores democracias, y permitirá que la misma se vaya perfeccionando según su uso. No se correrá el riesgo de que sea tan rígida que no quede más remedio que quebrarla o burlarse de ella.

Aquí entra en juego la inteligencia de los convencionales. El equilibrio entre lo que debe estar en la Constitución y lo que no, y la facilidad de reformar el texto constitucional es un elemento clave. Probablemente exista, además, una reforma agravada, que tenga que ver con determinados artículos del texto, y una reforma exprés para otros menos importantes. Pero lo importante será ver qué tan fácil es cambiar el texto.

Una pista: mientras más difícil sea, más coyuntural será el consenso y más conservadores sus redactores.

Revise la videocolumna de John Müller a continuación

John Müller conduce Primera Pauta, de Radio PAUTA, de lunes a viernes a partir de las 07:00 horas. Escúchelo por la 100.5 en Santiago, 99.1 en Antofagasta, y por la 96.7 en Valparaíso, Viña del Mar y Temuco, y véalo por el streaming en www.PAUTA.cl.

Política

Camila Vallejo, la vocera de Gobierno: el desafío de un relato que conecte a las mayorías

Con la llegada de la exdirigente de la "revolución pingüina" a La Moneda el PC, el partido más grande de la coalición que sustenta a Boric, tiene un asiento de primera línea en el Comité Político.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
tipo de contenido
La acera de los tontos

Stiglitz y la promesa de “una nueva riqueza” en Chile

El autor del perfil de Gabriel Boric en Time fue uno de los cuatro economistas de nivel mundial que apoyaron el programa del actual presidente.

tipo de contenido
La acera de los tontos

Un borrador que se aparta de la tradición republicana

La desaparición del Poder Judicial y su sustitución por los Sistemas de Justicia quizá sea la apuesta más excéntrica del borrador.

tipo de contenido
tipo de contenido
La acera de los tontos

Un Gobierno que no ofrece gobernabilidad

El Ejecutivo ha reculado con más proyectos legislativos que los que ha sacado adelante demostrando tener limitaciones que la nueva Constitución no arreglará.

tipo de contenido
La acera de los tontos

Finlandia y Suecia le hacen un MeToo a Putin

Su decisión de adherirse a la OTAN no sólo cuestiona las excusas rusas en Ucrania sino que contribuyen a ampliar el prestigio de la alianza militar.