La acera de los tontos

Petorca o la mala digestión del resultado

Es comprensible la frustración de los perdedores, pero es necedad no entender que los ciudadanos tradujeron el borrador en cuestiones concretas que les afectan.

Por John Müller

Lunes 12 de septiembre de 2022

A+ A-

Esta es la mayoría silenciosa de la que hablábamos hace una semana. Pero Hunneus aporta un punto de vista muy trascendente: "El gran elemento detonante de la polarización fue el voto voluntario". Y añade que el gobierno de Boric es fruto de ese voto. Pero ese país ya no existe más desde el 4 de septiembre. Esos 4,6 millones de votantes que no se hacían presentes en las elecciones han aplicado un correctivo importante a los que creían que tenían la sartén por el mango en Chile.

La acera de los tontos

La Democracia Cristiana al rincón de pensar

La directiva de Felipe Delpin falló al apoyar el Apruebo y demostrar su desconexión total de la base electoral del partido.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
La acera de los tontos

El error de creer que el comunismo te protegía

China creyó que su estrategia de Covid Cero era un triunfo ante Occidente: frente a las democracias estupefactas y caóticas, el régimen te salvaba la vida. Se equivocaron.

<p>John Müller: ">
La acera de los tontos

No me toques las cerezas: lecciones para Boric

El gobierno encontró el apoyo de los empresarios ante la huelga de transporte y eso debería enseñarle lo importante que es mantener la economía chilena abierta al exterior.

<p>Columna de opinión de John Müller: ">
tipo de contenido
La acera de los tontos

El agotamiento del debate postmaterialista

"La ley del péndulo se cumple y la crisis económica acelerará su movimiento: toda una generación está aprendiendo que Chile no se clasificaba automáticamente para el Mundial", dice John Müller.

<p>Columna de opinión de John Müller: ">
tipo de contenido
tipo de contenido
La acera de los tontos

A veces es bueno que un presidente lea poesía

"El sistema educativo de un país no es del Estado, ni de las municipalidades, ni de los colegios de profesores o de los grupos de padres: es de los niños. Y eso se nos olvidó en la pandemia", dice John Müller.