Opinión de Fernando A. Tapia

Fútbol S.A: la batalla que viene

"Sucede que las empresas del fútbol simplemente se refuerzan para la batalla que viene, que no es otra cosa que la discusión en el Senado de la reforma a la ley de sociedades anónimas deportivas", dice Fernando A. Tapia.

Por Fernando A. Tapia

Miércoles 27 de abril de 2022

A+ A-

Han sido días de intensos y radicales movimientos en los directorios de los dos equipos más populares del país. Las empresas concesionarias que administran los destinos de Colo Colo y Universidad de Chile han hecho noticia por importantes cambios en su plana directiva.

Sin duda lo más llamativo ocurrió en Blanco y Negro, que interrumpió la exitosa gestión encabezada por Edmundo Valladares, que desde abril de 2021, siendo representante de los socios de la corporación, había llegado a la presidencia del club luego de la campaña más horrorosa de la historia, que los tuvo a 90 minutos de perder la categoría.

Valladares, quien no ha ocultado su oposición a la irrupción de las sociedades anónimas al fútbol, es un crítico del modelo impuesto tras la promulgación de la ley que permitió la privatización del fútbol en Chile, y que se impuso precisamente tras la quiebra del club más popular del país, seguido luego con el desplome económico de su archirrival, la Universidad de Chile.

El delicado momento que vivió la institución alba, con una campaña que los tuvo al borde del descenso, permitió que los grupos controladores dieran un momentáneo paso al costado, y permitieran que un representante de los socios se hiciera cargo de la empresa. El club social y deportivo, que apenas tiene dos miembros dentro del directorio, selló una alianza con Leonidas Vial, hasta ese momento férreo opositor de Aníbal Mosa, el accionista mayoritario, y catapultaron a uno de sus miembros a la presidencia. Háganse cargo ustedes ya que tanto critican, pareció ser el mensaje de los controladores.

Opinión de Fernando A. Tapia

Los intocables

"La tercera es la vencida, dicen. Veremos. Pero para asegurarnos no queda otro camino que la intervención de la justicia ordinaria", dice Fernando A. Tapia: "El fútbol chileno no resiste más intocables".

Y la verdad es que mal nos les fue. De hecho tan bien lo hicieron, que hoy los mismos que permitieron la llegada al poder de los socios en Blanco y Negro, regresaron para reclamar su lugar. Esto es, en líneas generales, lo que muchos dan cuenta como la razón de un cambio inesperado y inoportuno en la presidencia de Colo Colo.

Los dueños de la sociedad anónima han regresado una vez superada la tormenta, para disfrutar de la cosecha de éxitos que se avizoran en el horizonte -deportivos y económicos, porque nuevamente el club albo ha dado cuenta de su fructífera cantera, desde donde se anticipan buenas ventas en el futuro próximo-. La pregunta es: ¿es sólo el ego y el personalismo lo que explica esta cuestionada y criticada decisión del nuevo directorio?; ¿es apenas el deseo de reconocimiento por ser parte del buen momento? O ¿A caso la buena gestión de los representantes de los socios se tornó peligroso para la batalla que se viene?. Probablemente es una combinación de todas estas preguntas, porque no parece una mera coincidencia lo que también está sucediendo en Azul Azul, donde más allá de las dudas que se han generado en la propiedad, por primera vez la concesionaria está viviendo una batalla interna en serio -las ha tenido en el pasado con la disputa Yuraszeck vs Heller, aunque ambas partes coincidían en el respaldo del modelo-.

Ahora en la "U" se ha levantado la voz más presente de la casa de estudios, a través de su rector y los dos representantes en el directorio de la SADP, la que ha elevado sus críticas al manejo de los nuevos dueños, considerando en sus posturas la voz crítica de hinchas y ex socios que reclaman la recuperación del club y el regreso a los valores que inspiraron la fundación de la institución. Si hablamos de coincidencia, el mismo día en que Edmundo Valladares comunicaba que ya no podría seguir ejerciendo la presidente en Colo Colo, en las afueras de la casa central de la Universidad de Chile, hinchas de la "U" se manifestaron en contra del manejo de Azul Azul y lograron ser recibidos por el rector Ennio Vivaldi. Al mismo tiempo, la misma semana, Blanco y Negro y Azul Azul incorporaron figuras políticas en su directorio: Fernando Arab, ex subsecretario del trabajo del gobierno de Sebastián Piñera, vinculado a la UDI, asumió en Colo Colo y la mediática exministra Cecilia Pérez, de RN, en la empresa que rige hoy los destinos de la "U". El fútbol y la política han estado siempre entrelazados, por lo que no se trata de algo fuera de lo común. El tema es la oportunidad.

Opinión de Fernando A. Tapia

El favor

La desprolijidad y la improvisación de los dirigentes de Azul Azul provocaron la postergación del partido de Universidad de Chile, dice Fernando A. Tapia: "No es la primera vez que esta actividad es beneficiada por privilegios".

Sucede que las empresas del fútbol simplemente se refuerzan para la batalla que viene, que no es otra cosa que la discusión en el Senado de la reforma a la ley de sociedades anónimas deportivas, aprobada en la Cámara de Diputados en 2018, y archivada en la Cámara Alta durante cuatro años gracias a la desidia parlamentaria, pero también al intenso lobby de las sociedades anónimas deportivas, materia de una necesaria investigación futura.

Así como hace casi dos décadas las crisis económicas de Colo Colo y la "U" ayudaron a justificar un cambio radical en la estructura del fútbol chileno, permitiendo su privatización, hoy el presente de ambos clubes también pueden impulsar un cambio de actitud de los parlamentarios, y las empresas del fútbol necesitarán de muñeca política para reducir los riesgos de perder el control, ya que uno de los cambios que se proponen es aprobar mecanismos para que los clubes pasen nuevamente al control de los socios, con al menos el 51% de la propiedad de las acciones, además de prohibir taxativamente que una institución quede en manos de un representante de futbolistas -cuestión que está desatada en Chile- así como la doble propiedad, es decir que dirigentes aparezcan como accionistas de dos o más clubes -hecho del que hay también serias sospechas que ya ocurre-.

En Colo Colo Edmundo Valladares llegó a la presidencia por un periodo de tres años. Alcanzó a estar uno, y en apenas doce meses logró multiplicar la cantidad de socios al día en el club social hasta llegar a casi 80 mil. Ese quizás es su mejor logro, pero también la razón para tornarse peligroso para seguir encabezando a la institución deportiva más grande del país, justo cuando el senador Matías Walker anunció que solicitará al gobierno poner urgencia al proyecto de reforma de la ley de SADP, que está además dentro del programa del Presidente Gabriel Boric. La batalla que viene.

Fernando A. Tapia participa en Pauta de Juego, de Radio PAUTA, de lunes a viernes a partir de las 12:30 horas. Escúchelo por la 100.5 en Santiago, 99.1 en Antofagasta, y por la 96.7 en Valparaíso, Viña del Mar y Temuco, y véalo por el streaming en PAUTA.cl. 

Opinión de Fernando A. Tapia

Fútbol de alcantarilla

"La última semana sirve quizás para graficar el actual estado del fútbol chileno: oscuro, maloliente, nauseabundo", dice Fernando A. Tapia: "El fútbol chileno huele fétido y pestilente".

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
Opinión de Fernando A. Tapia

El show de don Francis

"Ocupó parte de su tiempo para acumular registros de lo que se ha dicho de él, y hasta quizás alguna alianza para cumplir con su plan", dice Fernando A. Tapia: "Todo esto con un alto costo: el de dejar su cargo y estatus a un lado e involucrarse en una pelea en el barro".

<p>">
tipo de contenido
Opinión de Fernando A. Tapia

El club de los taimados

"Un técnico y dos futbolistas abiertamente se han manifestado incómodos por sus actuales momentos, y han puesto a los directivos de los dos equipos más populares del país en serios problemas", dice Fernando A. Tapia.

tipo de contenido
Opinión de Fernando A. Tapia

Empecemos de nuevo

"La selección chilena necesita que todas las energías y el foco estén puestos en el siguiente objetivo lógico. Que empecemos de nuevo y nos pongamos a trabajar", dice Fernando A. Tapia.

tipo de contenido
Opinión de Fernando A. Tapia

La suerte está echada

"Si el veredicto del tribunal disciplinario es adverso, habrá una instancia de apelación interna. Y si allí se vuelve a perder, Chile ya notificó que irá al TAS", dice Fernando A. Tapia.