Política

Las gestiones de La Moneda que sí le dieron un triunfo a Piñera en la Cámara

El Gobierno celebró la aprobación de la cuestión previa con que se desechó la acusación constitucional contra el Presidente.

Agencia Uno

Por Catalina Batarce y Gladys Piérola

Jueves 12 de diciembre de 2019

A+ A-

A las 8:25 horas de la mañana de este jueves 12 de diciembre, el Presidente Sebastián Piñera recibió un mensaje de WhatsApp que le informó cómo votarían los diputados que zanjaron el futuro de la acusación constitucional que pesaba en su contra. ¿El emisor? Claudio Alvarado Andrade. ¿Qué tan apegado con el resultado final? Certero. El asunto no pasaría de la cuestión previa que dedujo la defensa. 79 a favor y 73 en contra. "Gracias", fue la escueta respuesta del Mandatario.

Desde hace tres semanas que el actual subsecretario de Desarrollo Regional (Alvarado) y el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, la otrora dupla negociadora de la Secretaría General de la Presidencia, comenzaron las gestiones para reunir los votos necesarios para que la arremetida opositora se desestimara. El diseño de La Moneda incluía una meta ambiciosa, y por eso las negociaciones comenzaron tempranamente. Rindió frutos. El marcador final le entregó un respiro a La Moneda. "Uno ya sabe con quién trabajar", comentó durante la jornada el propio Alvarado a algunos de los asesores de la cartera.

Política

Ward y la derrota de Chadwick: "Es uno de los golpes más duros para la UDI"

A pesar de los reparos de su partido, el titular de Segpres aseguró que hubo total respaldo del Ejecutivo al exministro.

De hecho, si se observan los nombres de quienes escudaron al Presidente, varios coinciden con lo que, en su momento, impidieron que la acusación contra la ministra de Educación, Marcela Cubillos, pasara al Senado. Los votos de Miguel Ángel Calisto, Manuel Matta, Jorge Sabag y Matías Walker, de la DC; de Pepe Auth, Carlos Abel Jarpa y Fernando Meza, del comité del Partido Radical, y del independiente René Alinco fueron los que entregaron "el alivio" a un Ejecutivo resentido tras el golpe que dio la noche del miércoles el Senado al exministro Andrés Chadwick, primo y mano derecha del propio Jefe de Estado.

"Ayer [miércoles], después de un día triste en el Senado, donde se acogió una acusación sin fundamentos, de forma muy injusta, hoy se ha hecho justicia y se ha rechazado la acusación. Esperamos que esto marque una etapa distinta, que empecemos a crear climas de entendimiento, a avanzar en los temas sustantivos que le importan a la gente, a hacernos cargo de la agenda social y construyamos juntos una hoja de ruta", dijo Blumel al término de la sesión. Recalcó que, a su juicio, esta no fue una buena semana para el país.

Política

Van Rysselberghe: la oposición "no tuvo los pantalones"

La presidenta de la UDI reaccionó molesta por la aprobada acusación constitucional contra el exministro Andrés Chadwick, la cual, afirma, "no tenía fundamento".

"Se hizo justicia"

Abrazos, aplausos y festejos oficialistas abundaban en la oficina de la Segpres y en los pasillos de la Cámara de Diputados. Y no solo celebraban las autoridades: el abogado que representó al Mandatario, Juan Domingo Acosta, a pesar de que abandonó el Congreso al cierre de la sesión, recibió las felicitaciones y reconocimientos del bloque. 

Tras comunicarse con el Presidente, Acosta manifestó a PAUTA que "obviamente estamos satisfechos del resultado. Justo el resultado. La acusación no cumplía con los requisitos de la Constitución y, por lo tanto, se declaró inadmisible y se tiene por no presentada, o sea, que nunca hubo acusación. Ese es el efecto jurídico". A diferencia de lo que se vivió en el Senado con la acusación contra Chadwick, de acuerdo con lo expresado por el profesional, "acá hubo un juicio constitucional, no un juicio político".

A esas palabras se sumó la ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar, quien manifestó que esto "no era solo una acusación en contra de un Presidente, sino que estaba en juego cómo podíamos cuidar nuestra democracia […] Esperamos que el clima cambie. Nosotros creemos que es fundamental que el Congreso Nacional sea donde se conversa, donde se dialoga, donde todas las fuerzas políticas están representadas y donde efectivamente la gente aspira a que sus representantes puedan ponerse de acuerdo".

El ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Felipe Ward, y quien también sumó esfuerzos para que la cuestión previa fuera acogida en la Sala, dijo que está ha sido una semana de "contrastes". Y agregó: "Lo de hoy nos deja contentos. Cuando se analizan las acusaciones constitucionales en relación con su contenido y no de su origen, pasa esto. Esta es una decisión basada en la justicia, dar a cada uno lo suyo".

Las negociaciones

A pesar de que desde temprano el Gobierno se declaraba "tranquilo", durante la jornada del miércoles y la mañana de este jueves fue necesario que la dupla Blumel-Alvarado y la compuesta por Ward y el subsecretario Juan Francisco Galli "repasaran" ciertos "acuerdos". Así, se contactaron en privado con varios parlamentarios. Si alguno se topaba con las figuras "clave" en el pasillo, además, el gesto técnico obligado era golpe en el hombro y dedo pulgar hacia arriba.

"¿Estamos ok?" era la pregunta de rigor. 

De todas maneras, uno de los encuentros no pasó inadvertido y generó la molestia de la oposición. A la salida del comité del Partido Radical, el titular del Interior fue fotografiado junto a dos parlamentarios (entre ellos, Carlos Abel Jarpa y Fernando Meza), lo que desató la molestia de los jefes de bancada de partidos de la ex Nueva Mayoría, no por el hecho mismo de la "negociación", lo que es considerado "lógico" a estas alturas, sino por las formas.

El diputado Ricardo Celis (PPD) sostuvo que "es una pésima señal, una muy mala señal de ambos. Si el ministro Blumel se reúne en este espacio, donde todos lo vemos con los distintos diputados, yo no tengo ningún problema. Si el ministro Blumel se reúne minutos antes de la votación en la oficina de un parlamentario, no me parece".

Esas conversaciones y posteriores festejos cayeron igual de mal en el Partido Comunista, desde donde el diputado Boris Barrera, jefe de bancada e integrante de la comisión revisora del libelo contra el Presidente, manifestó que "es lamentable que celebren. El Gobierno y la derecha no se dan cuenta de que este es un tema de humanidad, que tiene que ver con muertes, violaciones y torturas. Cero empatía y autocrítica. Reprochable, además, la actitud de diputados que apoyaron la cuestión previa, esperábamos que votaran en consecuencia y no lo hicieron".

El diputado Auth reaccionó también a quienes le estuvieron gritando desde las tribunas en protesta por cómo él votó.

Dado que el rol del ministro del Interior fue clave en esta pasada, y considerando que la oposición estima que los "excesos" de las policías han continuado pese a la salida de Chadwick, indicaron que se estudiará proceder con una acusación en contra de Blumel. "Tenemos que estudiarlo, él tiene que estar atento a eso, no se puede desentender y no puede estar celebrando", dijo Barrera, mientras que Celis aseguró que "no hay que descartar ningún hecho".

En todo caso, el diputado Celis subrayó que no se trata de hacer todos los días una acusación constitucional "si es que no somos capaces de ponernos de acuerdo con la DC y con parte del Partido Radical, que por enésima vez votan con la derecha".

Episodio UDI

Aunque el ambiente de la jornada, al menos en el sector oficialista, era más bien "calmado", gran parte de la bancada de la UDI no desaprovechó la asistencia del ministro Blumel para manifestarle su disconformidad respecto de su rol en la defensa del exministro Chadwick.

Política

El trago más amargo de la UDI

El triunfo de la acusación constitucional contra el exministro Andrés Chadwick sembró de tristeza y también de profunda molestia a la UDI con la oposición y, sobre todo, con su propio Gobierno.

Por lo mismo, el secretario de Estado declinó entregar mayores detalles del tema: "Por supuesto que es una crítica que se lee atentamente. Lo único que puedo señalar es que, en mi caso, y todos los ministros, hemos hecho todos los esfuerzos siempre para apoyar a quienes han enfrentado acusaciones constitucionales".

Los reproches tensionaron la relación con el jefe de gabinete. Sin embargo, no impidieron que varios diputados, tras la aprobación de la cuestión previa, llegaran a La Moneda para saludar al Mandatario. Cita en la que, además, estuvieron los ministros del Comité Político. 

Entre los parlamentarios que llegaron a Palacio estuvieron Luciano Cruz-Coke, Pablo Kast, Diego Schalper, Jaime Bellolio, Francisco Undurraga, Issa Kort, Patricio Melero, Javier Macaya, Ramón Barros, Cristhian Moreira, Álvaro Carter y María José Hoffmann.

Créditos: Presidencia de la República
A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

<p>Carolina Leitao (DC), alcaldesa de Peñalolén.</p>
Política

Leitao: "El Parlamento se desconecta de lo que la gente pide a gritos"

La alcaldesa de Peñalolén cuestionó la serie de acusaciones a autoridades de Gobierno, lo que obliga a postergar la discusión de materias relevantes en el Congreso.

<p>Guillermo Ramírez, diputado UDI.</p>
Política

UDI acusa a sectores de la oposición de dilatar la discusión previsional

El diputado Guillermo Ramírez dijo que algunos grupos actúan bajo la lógica del "todo o nada", lo que califica de "infantil".

<p>Jaime Mañalich, ministro de Salud.</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
Política

Mañalich y mercado farmacéutico: "Es propicio para prácticas como la colusión"

El ministro de Salud resaltó el avance en la regulación de precios de medicamentos adquiridos a través de Cenabast.

Política

Pizarro contradice a Silber: su postura en pensiones no es la del partido

El diputado DC, quien es miembro de la comisión de Trabajo, se desmarcó del acuerdo de la oposición, que plantea un alza de 6% en la cotización, pero nada a capitalización individual.