Política

Inhabilidades: la reforma abre la puerta a una nueva disputa parlamentaria

El proyecto, que ahora debe votarse en ambas cámaras, permitiría a alcaldes y legisladores renunciar a sus puestos con muy poca antelación a otros comicios.

Agencia Uno.

Agencia Uno.

Por Gladys Piérola M.

Jueves 10 de septiembre de 2020

A+ A-

Este jueves el Congreso estuvo marcado por varios debates, entre ellos, la ley de migración que avanza a paso lento en el Senado y también la reforma que permite levantar las inhabilidades para que las autoridades puedan competir en otro cargo de representación popular. 

En este último caso, la Comisión Mixta ad hoc votó la propuesta que presentó el Gobierno y que fue patrocinada por parlamentarios de Chile Vamos en la que se habilitó a las autoridades electas puedan competir en otros cargos. Así, tanto los futuros gobernadores regionales como consejeros regionales (cores), alcaldes y concejales podrán ser candidatos en una elección primaria o definitiva de diputado o senador, y solo cesarán en su cargo una vez que inscriban su candidatura en el registro del Servicio Electoral (Servel), es decir, 90 días antes de los comicios.

Política

Las inhabilidades enredan aun más la relación entre Gobierno y la oposición

El Ejecutivo propone reducir los plazos y las limitaciones para que las autoridades puedan postularse a otros cargos. Pero su apoyo se anticipa complejo.

Lo mismo, aunque con algunos reparos del PS, se aceptó para diputados y senadores, quienes podrán competir por un cupo de gobernador regional, de alcaldes, cores o concejales y para ello, también dejarán sus actuales cargos una vez sea inscrita su candidatura por el Servel. 

Para lo que no hubo apoyo fue para levantar las inhabilidades a las autoridades designadas. Esto significa que, por ejemplo, ministros, subsecretarios e intendentes mantendrán la restricción actual: si quieren competir en una elección deberán renunciar un año antes. En el caso de querer participar de las próximas parlamentarias deberán dejar sus cargos en noviembre de este año. 

Política

Una jugada con poco margen: la última apuesta para modificar la elección de gobernadores

La discusión revivió el debate para levantar inhabilidades, pero el rechazo transversal hace difícil que la idea flote.

Ahora, la propuesta volverá a la sala de ambas cámaras, donde deberá conseguir al menos 3/5 de los votos. El debate se anticipa intenso, en especial, por el caso de los actuales parlamentarios que están limitados de ir a una nueva reelección, pero que eventualmente pueden convertirse en candidatos para un sillón municipal o de gobernador regional. 

De hecho, desde el Frente Amplio y también personeros de la ex Nueva Mayoría criticaron esta fórmula, la que calificaron como un "traje a la medida" o un "juego de sillas musicales" de los partidos tradicionales. Incluso, el senador y excandidato presidencial Alejandro Guillier acusó que con esta propuesta se fomentaba el "turismo electoral".

Revise los datos y el análisis en esta conversación en Pauta Final

A+ A-

Relacionados

tipo de contenido
tipo de contenido
Política

Rechazo: el comando que se vació buscando explicaciones

A las 20:30, los parlamentarios de Chile Vamos hablaban de una derrota irremontable. Los responsables: la división en el sector y una participación juvenil inesperada.

tipo de contenido
Política

Pablo Velozo: "El votante de a pie del Rechazo estaba lleno de miedos"

El abogado y exsecretario general del PS planteó que la votación juvenil fue decisiva para la amplitud del triunfo del Apruebo.

tipo de contenido
Política

Claudio Alvarado: "Los problemas que nos aquejan distan de terminar solo en la Constitución"

El director del IES advierte que la ciudadanía tiene una crítica dura a la clase política, pero confía en el camino para enfrentar la crisis. 

<p>Votantes esperando ingresar al estadio Bicentenario de La Florida. Crédito: Agencia Uno</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
Política

Pese a la sensación ambiente, la participación apenas superó la presidencial de 2017

Las largas filas afuera de los locales ayudaron a generar una percepción errada. Los datos son claros: votó el 50,68% del padrón. Hace tres años la cifra llegó al 49,2%.