Política

Rubilar: "Todavía vamos a tener algunos episodios de violencia"

La vocera de Gobierno, Karla Rubilar, asume que no existen fenómenos sociales que acaben de un día para otro. Espera que el diálogo pase de las calles a las vías institucionales.

Karla Rubilar, ministra vocera de Gobierno.

PAUTA

Por Gerardo Gómez

Martes 3 de diciembre de 2019

A+ A-

No es posible saber cuando terminarán los actos de vandalismo y de delincuencia contra el comercio y la infraestructura pública, pero sí está claro que no será de forma automática. Así lo asume la ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar, quien estima que, pese a una baja de intensidad, estos actos se seguirán repitiendo.

Política

Blumel apela a los "demócratas" para impulsar la agenda económico-social

El ministro de Interior recalcó que el enorme esfuerzo del Gobierno pierde sentido si no se aísla el actuar de vándalos, narcos y todos quienes amenzan la democracia.

En diálogo con Primera Pauta, la ministra secretaria General de Gobierno, cree que "es difícil saber si pasó lo peor. Todavía yo creo que van a ocurrir algunos episodios de violencia […] no hay ningún fenómeno que parta de forma intensa sin preámbulos, ni ninguno acaba de un día para otro", aclaró.

Problemas en inteligencia

Una de las responsabilidades por no prever la situación recayó sobre la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), la que no advirtió de estos ataques y que derivó hace unos días en el cambio de su director, con la llegada del ex integrante de la Armada de Chile Gustavo Jordán Astaburuaga, en reemplazo del renunciado Luis Masferrer.

Para la ministra Rubilar, claramente hubo fallas que los llevaron a estar "desprevenidos". Agregó que "reconocemos la falencia de forma importante en materia de inteligencia […] creemos que hay un nivel de organización importante ahí (atentados) […] entiendo que ese día había refuerzos mayores, pero claramente sin saber cuál fue el aumento de la dotación de Carabineros, con humildad reconocemos que fue completamente insuficiente. Nos vimos sobrepasados".

Solución política

Acerca de los caminos que deben seguir ahora para salir de la crisis, la ministra Karla Rubilar cree que es momento de dejar la calle y guiar el diálogo con la oposición por las vías democráticas institucionales. "Entendiendo que el derecho a la manifestación siempre está […] ojalá cambie la calle hacia conversaciones en La Moneda, en el Ministerio de Hacienda, en el Parlamento, en los barrios […] ese camino permitirá aislar a los violentistas", insistió.

Sobre la oposición resaltó que una parte de ella desde un inicio tuvo disposición a dialogar, mientras otra se ha restado de forma permanente. "Yo creo que parte del Frente Amplio se sentó a acordar un camino constitucional, y eso lo valoro enormemente, y parte no. Parte del Partido Comunista del día uno pidió la renuncia del Presidente ¿Qué hay detrás? […] una parte de la oposición quedó absolutamente al debe", agregó.

Vea a continuación la conversación de Karla Rubilar con Primera Pauta:

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

tipo de contenido
Política

Las gestiones de La Moneda que sí le dieron un triunfo a Piñera en la Cámara

El Gobierno celebró la aprobación de la cuestión previa con que se desechó la acusación constitucional contra el Presidente.

tipo de contenido
Política

El trago más amargo de la UDI

El triunfo de la acusación constitucional contra el exministro Andrés Chadwick sembró de tristeza y también de profunda molestia a la UDI con la oposición y, sobre todo, con su propio Gobierno.

<p>Jaqueline Van Rysselberghe, presidenta de la UDI.</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
Política

Van Rysselberghe: la oposición "no tuvo los pantalones"

La presidenta de la UDI reaccionó molesta por la aprobada acusación constitucional contra el exministro Andrés Chadwick, la cual, afirma, "no tenía fundamento".

tipo de contenido
Política

El despliegue de La Moneda ante el sombrío escenario para Chadwick

Hasta la sede del Congreso en Valparaíso llegaron los ministros del comité político. Insistieron en que no hay argumentos para que la acusación prospere, pero el panorama es complejo.