La acera de los tontos

Con ME-O, la emoción siempre está garantizada

Para Marco Enríquez-Ominami, este sorpresivo lanzamiento de su opción "es algo más que su cuarta candidatura presidencial: es una batalla por limpiar su nombre, más ambiciosa si cabe", dice John Müller.

Marco Enríquez-Ominami felicita a Claudio Orrego.

Agencia Uno/PAUTA

Por John Müller

Lunes 23 de agosto de 2021

A+ A-

Como Salvador Allende, Marco Enriquez Ominami (ME-O) cree que a la cuarta va la vencida. La presentación de su candidatura cayó con estrépito el domingo en medio de una Unidad Constituyente que se esforzaba por celebrar la magra victoria de Yasna Provoste, penalizada por el sinnúmero de errores que han cometido los partidos que alguna vez formaron parte de la ex-Concertación y de la ex Nueva Mayoría.

Provoste acusó rápido el golpe: "El camino propio genera un subsidio inmerecido a la derecha". Desde hace muchos años, el sector político que se ha agrupado en torno a Unidad Constituyente cree que ME-O no ha hecho más que favorecer a la derecha al dividir al centroizquierda en las victorias de Sebastián Piñera en las presidenciales de 2009 y 2017, y al impedir una amplia mayoría de Michelle Bachelet en la primera vuelta de las presidenciales de 2013 frente a Evelyn Matthei.

Pero para ME-O esto es algo más que su cuarta candidatura presidencial: es una batalla por limpiar su nombre, más ambiciosa si cabe. El exdiputado ha conseguido que el Tribunal Constitucional lo rehabilitara políticamente pese a que sigue encausado en un procedimiento judicial que lleva abierto desde 2013 y cuyo juicio oral se inició el pasado 14 de junio. El juicio es por la presunta rendición irregular de las cuentas electorales de 2013. Pero ME-O todavía no ha sido condenado, así que no cabe la posibilidad de que se suspenda su derecho a sufragio (activo y pasivo), como indicó el Tribunal Constitucional.

Todo jurista sabe que una Justicia que se dilata mucho en el tiempo no es justa. Y ME-O ha conseguido volver esta tardanza, que le ha torturado durante los últimos años, a su favor.

La torpe oposición inicial del Servel, que después se desdijo de los supuestos obstáculos burocráticos que existían para inscribir su candidatura, ha recargado aún más las ganas de pelear de ME-O y los suyos, le ha convertido en víctima y le ha proporcionado una causa con ribetes cívicos detrás de la cual aglutinar sus fuerzas.

Resulta paradójico que el político populista más refrescante de la primera década del siglo y que fue el primero en correr con el viento de cola del cansancio que generaban los partidos y políticos tradicionales, tenga que luchar ahora contra la destrucción de la presunción de inocencia que tanto le ayudó a conseguir su propia popularidad.

ME-O sabe que hoy tiene poquísimas opciones presidenciales. Su nombre ni siquiera está en las principales encuestas. Las presiones de otros candidatos del PRO que se pueden ver afectados por su decisión son poderosas. El amor del electorado se ha ido desgastando a la misma velocidad que le llegaron las canas. En su tercer intento, en 2017, apenas sumó el 5,7% de los votos en la primera vuelta. Pero si algo le sobra es audacia y descaro. Las emociones están garantizadas.

John Müller conduce Primera Pauta, de Radio PAUTA, de lunes a viernes a partir de las 07:00 horas. Escúchelo por la 100.5 en Santiago, 99.1 en Antofagasta, y por la 96.7 en Valparaíso, Viña del Mar y Temuco, y véalo por el streaming en www.PAUTA.cl.

La acera de los tontos

La política de Chile hacia Afganistán: básicamente gestos

"Nuestra política exterior en Afganistán ha estado siempre alineada con Occidente, pero sin la intención de generar problemas a nadie, ni amigos ni enemigos", dice John Müller en su columna de opinión.

A+ A-

Para recibir el newsletter de Pauta ingresa tu correo

Relacionados

<p>Manifestante sostiene una bengala en medio de una barricada en Chile, durante el 18 de octubre de 2021.</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
La acera de los tontos

Chile tiene un nuevo día nacional del odio: el 18 de octubre

"Qué duda cabe de que la Convención Constitucional no ha hecho más que acarrear más leña al fuego con su decisión de destacar esta fecha en su programación", opina John Müller.

<p>El Presidente Sebastián Piñera entra al Congreso en pandemia.</p>
tipo de contenido
La acera de los tontos

Cita a ciegas entre el Presidente y el Congreso

Se presta una atención desmedida a la elección presidencial, cuando lo realmente clave el 21 de noviembre es el control de las cámaras.

<p>Javiera Blanco, exministra de Justicia.</p>
tipo de contenido
tipo de contenido
La acera de los tontos

Javiera Blanco y el deterioro institucional de Carabineros

En su columna, John Müller cuestiona a la expresidente Michelle Bachelet y a la exministra Javiera Blanco por "haber protegido en su puesto" al exgeneral Bruno Villalobos.

<p>El Presidente Sebastián Piñera fue mencionado como parte del caso Pandora Papers. </p>
tipo de contenido
La acera de los tontos

Pandora Papers: indignación sobrevenida

Contratos con cláusulas de pago condicionadas a determinada regulación son usuales. "Lo que no es usual es que se suscriba con quien tiene el poder de decidir sobre el área de protección o con personas que tienen una relación privilegiada con él como es el caso del Presidente Piñera y su familia", dice John Müller.